ACTUALIDAD > Cristina Fernández > Corte Suprema > Grupo Clarín

ELECCIONES

Cristina Fernández atenta: Clarín camina detrás de la CSJN

El kirchnerismo y la oposición comienzan a enfrentarse ahora por las elecciones en la Corte Suprema, que tanto preocupa a la vicepresidenta Cristina Fernández.

Las elecciones en la Corte Suprema de Justicia de la Nación comienza a preocupar a hombres y mujeres del poder, principalmente a la vicepresidenta Cristina Fernández, quien ya tiene causas en el Máximo Tribunal pero no cuenta con la suficiente cantidad de ministros a su favor para torcer votaciones como ella quisiera.

Ayer (24/08), el Grupo Clarín, a través del secretario general de Redacción de su principal diario, hizo una entradita al tema planteando de qué se trata la discusión y le pegó al ministro de Justicia Martín Soria:

"Este martes, Martín Soria aprovechó una nada sorpresiva carga oficialista contra Macri y sus últimos dichos sobre la deuda propia y la deuda K, para poder extender su retórica y a su vez cargar con el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz. Hacía un tiempo que Soria, siempre tan locuaz y agresivo, estaba callado.

Dijo que ese proyecto, que por lo menos hasta ahora no sugiere ser probablemente otra cosa que un globo de ensayo, es sencillamente “una incoherencia”. Pero enseguida fue contra Rosenkrantz, llamado a declarar varios días atrás por la jueza Servini en la causa iniciada por Fabián de Sousa, socio de Cristóbal López.

La investigación de la jueza Servini es porque el Grupo Indalo denunció que Macri operó una persecución en perjuicio de sus empresas. Acusaron a Macri de encabezar la existencia de una asociación ilícita. En esa causa, está prófugo, con pedido de protección uruguaya aún sin resolver, el asesor Fabián Rodríguez Simón.

La noticia del llamado que la jueza hace al juez que preside la Corte es relativamente vieja para los tiempos argentinos: de comienzos de mes. Pero le ha servido a Soria para otra convergencia ya no tan sugestiva: descalificar el proyecto, pero más que nada, tras un largo silencio, hacerse oír.

Es lo único que ha podido hacer desde que Fernández despidió a su antecesora, Marcela Losardo, por no poder hacer lo que debería hacer Soria y tampoco puede, y le diera el premio consuelo de la embajada argentina en la UNESCO, con sede en París. El ministro había dicho cuando asumió que lo primero que haría sería entrevistarse en los miembros de la Corte para aclarar algunos puntos. No pidió audiencia hasta ahora".

En medio de un debate no saldado sobre quién será el nuevo presidente del Máximo Tribunal -Urgente24 ya advirtió que hasta que no se resuelvan las elecciones legislativas, no habrá una definición-, el kirchnerismo también marcó su postura y también le envió un sugestivo mensaje al ministro Soria por mantener la misma postura que Marcela Losardo de no reunirse para presionar a los ministros de la Corte:

"La presidencia de Rosenkrantz termina el 1 de octubre, cuando se cumplan tres años desde su asunción. La votación podría ser en la segunda quincena de septiembre, pero nada impide un cambio de calendario. La pulseada, al menos en forma subterránea, ya empezó. Mientras tanto, la resolución de casos, adquiere una dinámica curiosa, donde es raro que los supremos se muestren los votos de antemano y donde la desconfianza a llegado a niveles tan altos que en algunas vocalías hay una persona dedicada exclusivamente a verificar que en el fárrago de expedientes no firmen cualquier cosa.

En el Gobierno no encuentran una fórmula para interpretar y prever a la Corte, que tampoco tiene un posicionamiento claro excepto en dos terrenos donde desde los tiempos de Cambiemos tiene fallos regresivos: en causas de lesa humanidad y en expedientes donde están en juego derechos laborales. Desde el punto de vista político, los amagues con reformas en la Corte, incluso de su número de integrantes, no favorecieron una relación amigable. El ministro de Justicia Martín Soria, anunció al asumir que propondría un encuentro los supremos, pero no lo hizo. La aparición de 59 llamadas de Ronsenkrantz con Rodríguez Simón en el expediente donde éste pidió refugio en Uruguay, sería una de las razones que abortaron la convocatoria. El naufragio, al menos de momento, de una reforma judicial y de la designación de un/a Procurador/a, tampoco fortalecen en este terreno al Gobierno", lanzó desde Página12 la periodista Irina Hauser.

Básicamente, el kirchnerismo insiste en que Rosenkrantz fue puesto allí por el Grupo Clarín, ya que defendió a Hernestina Herrera de Noble y fue abogado del grupo Clarín y Cablevisión.

image.png
La vicepresidenta Cristina Fernández espera que el FDT gane la elección para poder sacar al presidente de la CSJN, Carlos Rosenkrantz, e intentará ampliar el Máximo Tribunal. Las causas judiciales que ya están en el Palacio de Tribunales y las que eventualmente arriben le quitan el sueño.

La vicepresidenta Cristina Fernández espera que el FDT gane la elección para poder sacar al presidente de la CSJN, Carlos Rosenkrantz, e intentará ampliar el Máximo Tribunal. Las causas judiciales que ya están en el Palacio de Tribunales y las que eventualmente arriben le quitan el sueño.

Cómo viene la interna de la Corte Suprema

La pelea interna por la presidencia está derivando en notas periodística que aseguran que la Casa Rosada se siente más cómodo con la figura de Ricardo Lorenzetti, pero esas notas ignoran la sociedad compuesta por Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda.

Urgente24 pudo saber que Maqueda no está interesado en ser el sucesor del actual presidente Carlos Rosenkrantz pero sí, llegado el momento, apoyaría a Rosatti.

Esto tiene muy inquieto a Lorenzetti porque no logra el apoyo de Elena Highton de Nolasco ni de Rosenkrantz, por supuesto.

Sobre la vicepresidenta de la Corte, de 78 años, se filtró la información de que el presidente Alberto Fernández, con quien mantenía una buena relación, pidió su jubilación.

En lo pasillos del Palacio de Tribunales, el rumor que circula es que Lorenzetti intenta por todos los medios autopostularse a presidir el Poder Judicial, "pero hay que remarcar que cuando él fue presidente concentró todo el poder de decisión y centralizó en su figura las decisiones políticas que se tomaban en las causas sensibles que llegaban. Es muy probable los otros ministros quieran dejar el poder que ahora tienen gracias a la horizontalidad que Rosenkrantz tuvo que establecer, luego de encontronazos e internas", confirmaron a Urgente24.

Por otro lado, no se debe ignorar la paciencia que siempre tiene la CSJN y los tiempos políticos que se toma. Esto es, en el Máximo Tribunal, sus ministros no van a tener una decisión tomada hasta no conocer el resultado de las elecciones legislativas de noviembre. Por lo tanto, los ansiosos deberán esperar, incluidos la Casa Rosada y el Instituto Patria, desde donde se intenta aumentar el número de ministros, que actualmente es de 5, y remover jueces que consideran formaron parte de lo que políticamente se llama lawfare a todas aquellas causas que no se pueden explicar o defender en los tribunales.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario