ACTUALIDAD Alberto Fernández > lapicera > Gobierno

2 AÑOS

Alberto Fernández mostró la lapicera

Alberto Fernández defendió su gestión y mostró su lapicera como gesto de mando, ese que estuvo en discusión durante la primera mitad de su mandato.

Alberto Fernández mostró la lapicera. Como si se tratara de exponer la simbología de mando en un gobierno en el que siempre está discusión la autoridad, el Presidente se despachó en un hilo de tuits en el que incluyó una imagen de su lapicera y la utilizó como metáfora de sus 2 años de gestión, que se cumplen este viernes.

La imagen de la "lapicera" se ha usado históricamente para graficar que quien tiene la firma, en última instancia detenta el poder. Y ese es el Presidente.

Pero a lo largo de estos 2 años de gobierno del Frente de Todos ese simbolismo entró en crisis. La presencia de Cristina Kirchner, que con apenas una carta pudo empujar cambios de gabinete, resulta un factor que puso al tradicional ultrapresidencialismo vernáculo en jaque.

Para que se entienda que Alberto tiene "la lapicera", Cristina tuvo que ponerlo antes en una carta. Es una anomalía que no se sabe a ciencia cierta si se corregirá en el tramo que queda de mandato.

https://twitter.com/alferdez/status/1469295418697666562

Fernández hizo un gesto de autoridad durante una entrevista días atrás. Allí dijo que las decisiones las toma él, más allá de las discrepancias de su Vice. Sin embargo, en el mensaje por redes de este viernes usó el plural para el uso de la lapicera.

"Hace dos años con esta lapicera empezamos a escribir un nuevo capítulo en la historia de nuestra democracia", tuiteó.

Fernández entra nuevamente en esa contradicción entre mostrar liderazgo y satisfacer al frente interno. Satisfacer, en definitiva, a su Vice, que lo ungió para que hace 2 años -voto popular mediante- asumiera la primera magistratura.

Se insinúan gestos de independencia, lo que será desafiado este viernes en una Plaza de Mayo convocada por el sector que todo el tiempo le disputa poder al Presidente.

No hay que olvidar fue uno de los popes de La Cámpora, Eduardo 'Wado' de Pedro, quien precipitó la catarata de renuncias -no consumadas- en los días posteriores a la catastrófica derrota en las PASO.

"730 días con aciertos y errores y, sobre todo, con la convicción de nunca haber firmado nada que postergara a las argentinas y argentinos", defiende Fernández su gestión con una tibia autocrítica.

"Todavía tenemos mucho por escribir", promete y muestra la lapicera como gesto de mando.

Qué se escribirá es otro cantar.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario