MAGISTRATURA

Efecto búmeran, alianzas incómodas y otras curiosidades de la movida peronista que sacudió a Macri

El oficialismo perdió la representación de la mayoría por la Cámara de Diputados en manos de un pacto entre fracciones justicialistas.

En 1er lugar, tal como lo consignó Urgente24, se formuló el primer ensayo de unidad peronista de cara a las elecciones del próximo año. Ocurrió en la Cámara de Diputados, donde kirchneristas, massistas, el PJ de los gobernadores y otras expresiones justicialistas, como la de Felipe Solá, convergieron para ocupar las 2 bancas por la mayoría en el CDLM y desplazar al oficialismo, que ahora se quedará con el lugar de la 1ra minoría, cambiando la relación de fuerzas dentro del cuerpo colegiado.

Sólo el salteño Juan Manuel Urtubey se abtuvo de participar en la alianza, por lo que su delegado Pablo Kosiner no firmó el documento que acredita la conformación de un nuevo grupo mayoritario en la Cámara Baja. Por el contrario, Juan Schiaretti, amigo y ocasional aliado del Mauricio Macri, convalidó el acuerdo al prestar la firma de los diputados cordobeses que le responden. Para más dato, Martín Llaryora, exvice de Schiaretti, fue propuesto como suplente. Da nada sirvieron los llamados que dicen que el Presidente le hizo al gobernador.

Otro dato sobresaliente es que el acuerdo incluye un acercamiento impensado meses atrás entre el Sergio Massa y Cristina Fernández. Los consejeros propuestos por el flamante bloque corresponden a esas extracciones: el camporista Eduardo 'Wado' de Pedro, por el Frente para la Victoria; y la massista Graciela Camaño, por el Frente Renovador.

Más allá de los acercamientos que dicen que existen entre una fracción y la otra, resulta más que llamativo que Sergio Massa se una con el kirchnerismo para jugar en el plano judicial en medio de las causas por corrupción que aquejan a este último.

En la previa a la consumación de la jugada, el periodista Carlos Pagni apuntó a esa contradicción al sostener que Massa "está haciendo una jugada de legitimación muy importante" de Cristina, lo que podría ser aprovechado por su rival en la interna peronista, Urtubey, quien -como ya se señaló- no participó del acuerdo.

Pero, sin dudas, uno de los detalles más llamativos del acuerdo que despojó al oficialismo de la representación de la mayoría en el CDLM es el procedimiento que lo consagró.

Para convertirse en el bloque mayoritario con derecho a reclamar las 2 bancas, los circunstanciales aliados conformaron un interbloque ad hoc. Así reunieron 131 integrantes, contra los 121 que consiguió el oficialismo.

Para ello se hizo una interpretación de la norma que le adjudica las bancas por la mayoría no a un bloque mayoritario sino a una mayoría que se pudiera conformar, incluso entre distintas bancadas. 

Ese mecanismo ya había sido utilizada por Cambiemos, por lo que se quedó con una de las bancas que ostentaba el kirchnerismo, que impugnó el procedimiento en la Justicia, e incluso demoró la jura del macrista Pablo Tonelli como consejero.

Ahora, el kirchnerismo utiliza la misma herramienta, legitimándolo, por lo que el planteo judicial por aquella jugada deviene en abstracto. La otra cara de la misma moneda es que el oficialismo sufre una dosis de su propia medicina, un efecto búmeran sobre el que difícilmente pueda hacer una impugnación como la que sufrió aquella vez por parte del FpV.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario