"NO HABRÁ NEGOCIACIÓN SOBRE LA CORTE HASTA 2015"

¿Por qué Sanz cree que Sabsay se fue a la banquina?

Toda una curiosidad el senador nacional Ernesto Sanz: muchos ponderan sus criterios racionales, su bonomía personal y su capacidad legislativa. Sin embargo, él no consigue los votos necesario para consolidar su ambición presidencial. En parte, porque es 'acartonado', demasiado. Carece de sentido, por ejemplo, cuestionar a Daniel Sabasay porque le pidió a Cristina Fernández de Kirchner su diploma de abogada: ¿quién dijo que la 'chicana' sólo puede ser herramienta K? Por pensar así, los políticos argentinos se han 'comido' 12 años de Kirchnerismo. Urgente24 no cree que Sabsay se haya ido a la banquina. En cuanto a Sanz, es evidente que no le da para presidenciable. ¿Será el compañero de fórmula de Sergio Massa? ¿O de Mauricio Macri? Por supuesto que será un aporte interesante. Él mantuvo una interesante entrevista con Raúl Acosta, 'el Bigote', por LT8, de Rosario:

-¿Dónde lo encuentro?
 
-Estoy en Buenos Aires. Acabo de llegar de Mar del Plata, estuve en el coloquio de Ideas, y me estoy yendo a mi provincia, Mendoza.
 
-Recién charlábamos con Marcelo Pasetti, un amigo personal, que es el jefe de redacción de La Capital de Mar del Plata.
 
-Sí, un gran periodista.
 
 
- Me decía que la mayoría de los dirigentes con proyección nacional habían estado, habían relanzado su candidatura, y habían planteado que algunas de las cosas que estaban diciéndose en el coloquio de Ideas los representaban. ¿Usted se vio representado en las declaraciones públicas de los miembros de Ideas?
 
-Con algunas sí, con otras no. A ver, algunos de los que pasaron por los paneles que se fueron un poco a la banquina.
 
-¿Sabsay, por ejemplo?
 
-Sabsay. El tono, si uno anda pidiendo al gobierno que bajemos el tono de los agravios y de las descalificaciones no puede, de este lado, hacer lo mismo. Pero sí le digo, Bigote, que estoy de acuerdo en la caracterización del momento económico. Eso sí. O sea, en las cosas más profundas, en el análisis de cómo está la economía, de cómo están las economías regionales, el tema de la inflación, la pérdida de competitividad. En eso sí estoy de acuerdo, porque además lo veo, no porque lo haya ido a escuchar en Mar Del Plata. Lo veo en mi recorrido por el país.
 
-La otra cuestión, Sanz, es la siguiente: está cada vez más difícil el año que viene. Charlábamos con un economista, que antes era del Banco de Macri, Sturzenegger, y sostiene que el año 2015 es muy difícil. Eso es una mirada de un banquero puesto en Diputado. Pero usted, que es un político puesto en político, ¿cómo ve el año que viene económicamente hablando?
 
-También lo veo muy difícil. Lo veo muy difícil y además no hace falta ser no gran economista ni gran banquero, hace falta tener sentido común. Mire, cuando las variables más duras de la economía, como es la inflación, la recesión, la desocupación, la falta de confianza, en lugar de retroceder, se agravan, y cuando lo ve uno al gobierno que en lugar de tomar las riendas de la cuestión anda dándole vueltas a otras cosas, buscando agendas paralelas para entretener en el debate y demás, ahí es donde empieza la preocupación. Y donde yo digo vamos a vivir un año que viene bastante complicadito.
 
-Ernesto, hay otra cuestión que me gustaría que usted me defina. Le doy los títulos: uno es el 4G, otra es Vaca Muerta, pero otras son dos cuestiones que, además de esto que nos compromete económicamente por 50 años, nos compromete socialmente de un modo muy difícil, que es la diferencia en el Código Procesal y algunas de estas cuestiones como  -Santa Fe ya lo tiene- el proceso mediante fiscales. ¿Cómo está viendo usted esto? ¿Y qué puede hacer la oposición para que no se nos vayan de mambo?
 
-Vamos por parte. La reforma del Código Procesal Penal es una reforma interesante desde el punto de vista teórico, porque nos saca de un sistema muy viejo, muy obsoleto, que es el famoso sistema de la inquisición, donde le juez era el único dueño del proceso penal. Y nos saca de eso y nos lleva a un proceso en donde los fiscales son los que van a investigar y los jueces los que van a custodiar que no se violen las garantías. Y me parece que eso le puede dar agilidad. Bueno, de hecho en muchas provincias argentinas eso ya está funcionando. Habrá que ver qué cosas están funcionando bien y qué cosas están funcionando mal. El problema del debate del Código Procesal Penal es que esto se hace en un momento en donde el gobierno nacional ha copado todo el ministerio público, es decir, ha copado las fiscalías. Desde Gils Carbó para abajo han hecho en las fiscalías una suerte de reservorio partidario en donde todos los que entran en esos cargos son partidarios del gobierno, vienen con mucha carga oficialista. Y entonces, si a esas personas nosotros le vamos a dar todo el peso de la investigación penal, lo menos que pedimos nosotros, que es lo que hemos dicho públicamente, es que paralelamente al Código venga también una ley que reforme el ministerio público, y que establezca cuáles van a ser los criterios para elegir los fiscales, cuáles va a ser el control interno y externo que van a tener esas fiscalías, cosa que hoy no existe.
 
-Ahora, hay ahí una pregunta que debo hacerla tan cruda como está dando vuelta. La pregunta es: ¿van a transar con los radicales y los radicales les van a dar los votos para que haya algún miembro más de la Corte Suprema que sea partidario de la boina blanca y entonces estén ustedes en la milonga?la milonga de alterar la CSJ?
 
-Bueno, yo fui muy claro. Soy Presidente del radicalismo y salí al cruce inmediatamente de cualquiera de esas especulaciones. Y dije que el radicalismo opina, quiere y piensa que las vacantes de la Corte Suprema que se produzcan a partir del año que viene tienen que ser cubiertas por el nuevo gobierno, por el gobierno que venga en el 2015, con un nuevo Senado, con un nuevo escenario. Así que alejamos cualquier tipo de especulación en ese sentido.
 
-Viene bien que usted lo diga, porque dan vuelta estas cosas. La otra cuestión ya es de plano teórico, pero ayúdeme: no debe haber, excepto el peronismo basal, nada con tanto territorio como la Unión Cívica Radical. Y cuando digo territorio digo presidentes comunales, concejales, intendentes, y una visión de la democracia que no está perdida. Lo que me pregunto es qué piensan hacer ustedes para sacarlo del coma cuatro, meterlo en una pieza normal y no terapia intensiva y resolver que funcione.
 
-Pero es que estamos haciendo eso. Mire, yo a veces no entiendo –y no lo digo obviamente por esta reflexión suya, porque es un reflexión más que respetable- pero en los circuitos capitalinos, del análisis político, yo veo una enorme contradicción, por un lado critican al radicalismo porque algunos de los referentes en la provincia se sacan fotos con otros referentes, caso Morales con Massa; y por otro lado no se dan cuenta que esa es una fortaleza territorial del partido mío, que yo voy a explotar y que voy a apañar, y que voy a cobijar. Porque el radicalismo es, al igual que La Argentina, es nacional y federal, Bigote. Es nacional y federal. Y en esa doble concepción de nacional y federal tiene que ir jugando en paralelo con un proyecto nacional y proyecto federal en cada provincia, porque se alimentan mutuamente, porque no podría haber un partido que tenga vigor nacional y que sea raquítico en la provincia. Mire, ¿sabe qué? Eso es lo que le pasa al Frente de Massa, o eso es lo que le pasa al PRO de Macri. Tienen un liderazgo nacional, las candidaturas nacionales, pero están muy flacos en la provincia. Nosotros, en todo caso, tenemos lo contrario. Tenemos mucha fortaleza en las provincias y todavía tenemos que consolidar un liderazgo  nacional. Pero prefiero de toda la vida arrancar de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo, y encontrarnos a mitad de camino entre el proyecto nacional fuerte y los proyectos provinciales fuertes.
 
-Puedo preguntarle esto que le pregunto por varias razones. Primero porque puedo, pero segundo porque el radicalismo en la provincia de Santa Fe forma parte de un frente en donde el territorio, yo le diría que del Frente Progresista Cívico y Social, que es el que gobierna con el segundo mandato, en el territorio, para que no se enoje nadie, el 70% de lo que gobierna el frente es radical. De modo que está vivo el radicalismo, lo que no sé es si viene usted a bailar una polca cómo lo van a resolver acá.
 
 
-Lo vamos a resolver en Santa Fe compitiendo dentro del Frente progresista, y compitiendo con esa fortaleza territorial, con candidato a gobernador propio, dentro del marco del Frente, respetando las reglas del Frente, con mucho apoyo de los intendentes de todo el interior de la provincia de Santa Fe. ¿Y quiere que le diga una cosas? Ese espejo es el mismo espejo nacional, es el reflejo nacional. A nivel nacional nosotros también vamos a competir el año que viene, la candidatura presidencial, con una fórmula radical dentro de un frente, que es el Frente UNEN, y con todo el apoyo y las fortalezas que nos dan los candidatos a gobernadores e intendentes del país. Y así se nutre un proyecto nacional. Un proyecto nacional, insisto una vez más, se nutre de arriba hacia abajo con una fórmula presidencial y con un programa nacional, y de abajo hacia arriba, con intendentes y gobernadores que ocupen esos lugares en cada rincón de La Argentina. El radicalismo es un partido que en eso hoy está recuperando mucho terreno.
 
-Voy a cometer una infidencia. Les voy a contar a los oyentes que cuando estuvimos charlando mano a mano en LT8 y dije yo que la señora Carrió era una valquiria que estaba más para la catástrofe que para la construcción, usted simplemente sonrió. Ahora le voy a facturar esa sonrisa. ¿Qué hacemos con la señora Carrió?
 
-Lo vuelvo a dejar solito.
 
-Pero está sonriendo también.
 
-Ah, eso no lo va a saber nunca. ( risas) Ahora se dio cuenta.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario