OMNI trastornos de salud mental > Covid-19 > estudio

METANÁLISIS

Trastornos de salud mental asociados a mayor riesgo de Covid

Los resultados de un gran estudio destacan que las personas con trastornos de salud mental deberían ser prioridad para recibir la vacuna COVID-19.

Varios estudios previos han encontrado que los pacientes con trastornos de salud mental tienen un mayor riesgo de COVID-19 grave, pero los resultados han sido contradictorios en el contexto de los diferentes grupos de pacientes.

Por eso, investigadores se propusieron clarificar el tema a través de un metanálisis, que es un estudio que tiene por objetivo compilar y analizar toda la evidencia disponible sobre un tema hasta el momento.

Desde las primeras fases de la pandemia se han identificado varios factores de riesgo de enfermedad grave por COVID-19 y mortalidad, incluidos la edad, el sexo masculino, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, el nuevo metanálisis publicado en The Lancet confirma un mayor riesgo de mortalidad y hospitalización después de la infección por SARS-CoV-2 entre pacientes con trastornos mentales preexistentes.

En efecto, los autores del estudio recomiendan a las autoridades de salud pública que prioricen la vacunación y garanticen el acceso a la atención médica física entre estas personas de riesgo.

coronavirus.jpg
Tras un año y medio de pandemia, un metanálisis ilumina el riesgo frente a la COVID-19 de personas con trastornos de salud mental.

Tras un año y medio de pandemia, un metanálisis ilumina el riesgo frente a la COVID-19 de personas con trastornos de salud mental.

El estudio

El metanálisis comprendió estudios que sumaban a más de un millón de individuos, de 22 países entre diciembre de 2019 y noviembre del 2020, de los cuales 43.938 tenían trastornos de salud mental.

La presencia de cualquier trastorno de salud mental se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por COVID-19, incluidos trastornos psicóticos, del estado de ánimo, por uso de sustancias, discapacidades intelectuales y trastornos del desarrollo, pero excluyendo los trastornos de la ansiedad.

Aunque se requiere más investigación para determinar los mecanismos subyacentes, los hallazgos destacan la necesidad de enfoques específicos para manejar y prevenir el coronavirus en los grupos de pacientes en riesgo identificados.

Otras conclusiones importantes del metanálisis fueron:

  • El riesgo de hospitalización después de la infección por SARS-CoV-2 fue significativamente mayor en personas con algún trastorno mental preexistente que en personas sin ningún trastorno mental preexistente.
  • No se encontraron pruebas sólidas de un mayor riesgo de ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos para pacientes con trastornos de salud mental.
  • Los pacientes con trastornos psicóticos y del estado de ánimo, y los que toman antipsicóticos o ansiolíticos, representan subgrupos particularmente susceptibles.
  • Los pacientes con enfermedades mentales graves (incluidos trastornos psicóticos y del estado de ánimo) tenían un mayor riesgo de muerte que los pacientes con otros trastornos de salud mental.
  • Factores sociales y de estilo de vida como la dieta, inactividad física, aislamiento social, consumo elevado de alcohol y tabaco y trastornos del sueño también podría tener efectos perjudiciales sobre el pronóstico de COVID-19.