¿HABRÁ VACUNA DE REFUERZO?

Israel advierte una disminución en la efectividad de Pfizer contra Delta

Aunque sigue siendo útil para prevenir gran parte de las hospitalizaciones y los casos graves, según el Ministerio de Salud israelí la fórmula ha reducido entre un 30% y un 64% su efectividad contra la enfermedad sintomática, debido a una variante más trasmisible.

El Ministerio de Salud de Israel publicó ayer lunes los datos que demuestran una reducción de la efectividad de la vacuna Pfizer-BioNTech para COVID-19 en la prevención de la propagación del virus. No obstante, parece que conserva su utilidad respecto a hospitalizaciones y casos graves. 

En principio, se considera que la causa de la disminución es la variante Delta, hasta dos veces más contagiosa que la original y causante del 90% de los nuevos casos en el país. 

De acuerdo al ente estatal, la eficacia de la fórmula para prevenir la enfermedad sintomática se redujo entre un 30% y un 64%. En mayo, cuando la cepa no era la dominante, la efectividad era del 94,3%. 

Anoche el gobierno dijo que 369 personas habían sido diagnosticadas con coronavirus desde la medianoche anterior, lo que eleva el número total de casos activos a 2.766. De ellas, 70 hospitalizadas y 35 en estado grave. Hace una semana solo había 22 personas graves. 

Vacuna de refuerzo 

En medio del aumento de casos de COVID-19 en todo el país, el primer ministro Naftali Bennett, junto con el ministro de Salud, Nitzan Horowtiz, instruyeron al Ministerio de Salud a promover dos estudios médicos sobre la necesidad de una tercera vacuna contra el coronavirus. 

Una investigación examinará la eficacia de la vacuna a lo largo del tiempo en varios grupos de edad y con distintos estados de salud. El otro examinará la inmunidad celular (una respuesta inmune que no involucra anticuerpos) a lo largo del tiempo. 

El domingo pasado, las autoridades recomendaron a los israelíes inmunodeprimidos (pacientes de cáncer, trasplantados, etc) que tomen una tercera dosis de Pfizer-BioNTech, a pesar de que la farmacéutica aún no la haya autorizado.

Sin embargo, ayer lunes, el Ministerio de Salud aclaró que  "no hay ninguna recomendación o decisión en esta etapa para vacunar al público en general en Israel con una tercera dosis"

Mientras tanto, el líder de la oposición, Benjamin Netanyahu, pide al gobierno que comience la administración de la tercera dosis, incluso con las pruebas de Pfizer todavía incompletas. 

Israel compró millones de vacunas de Pfizer y fue uno de los primeros países en recibirlas a fines del año pasado. A pesar de tener aún millones sin usar, firmó un acuerdo adicional por 18 millones de dosis más, en caso de que fueran necesarias como refuerzo.  

Dichas dosis no llegaron y la reserva se terminará a fines de este mes. 

En efecto, las autoridades dijeron que sopesan el adelantamiento del próximo envío. Además, se especula que comenzarán a usar las dos dosis de Moderna o la segunda en quienes recibieron la primera de Pfizer, como en España y Alemania. Esta noche se comunicaría la decisión.

Alrededor del 60% de la población de 9,3 millones en Israel ha recibido al menos una inyección de Pfizer en una campaña en la que los casos diarios disminuyeron de más de 10.000 en enero a un solo dígito el mes pasado. 

Esto impulsó a Israel a eliminar casi todo el distanciamiento social, así como el requisito de usar barbijos, aunque este último se volvió a imponer parcialmente en los últimos días a causa de Delta. 

 

Con información de The Times Of Israel

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario