Leído

PESADILLA EN MEDIO ORIENTE

Hutíes, la pesadilla de saudíes (y estadounidenses)

Mar, 17/09/2019 - 7:07pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Los hutíes de Yemen aseguran que las instalaciones petroleras de Arabia Saudita figuran entre sus objetivos, después de que 2 refinerías saudíes fueran alcanzadas este sábado 14/09 por drones. Ellos agregaron que sus armas son capaces de alcanzar cualquier punto del territorio saudita. Explicaron que contra las refinerías sauditas usaron aeronaves equipadas con un nuevo tipo de motor. Según el comunicado del ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salmán, los ataques de 10 drones contra las instalaciones petroleras de la estatal Aramco en l ciudad de Abqaiq, redujeron el suministro de crudo de la compañía en cerca de 5,7 millones de barriles diarios, 50% de su producción. Según Al Masirah TV, un portavoz militar hutí precisó que los 10 drones fueron bautizados como '2da. Operación de Equilibrio Disuasorio' y que se trataría de la más exitosa ofensiva hutí en territorio saudita hasta la fecha. Sin embargo, según Mike Pompeo, secretario de Estado de USA, fue Irán el responsable porque "no hay evidencia" de que los ataques provinieran de Yemen. Esto fue rechazado por Irán, que evaluó como "incomprensibles y sin sentido". la política de "ejercer la máxima presión [sobre Teherán], que los estadounidenses siguieron, aparentemente, debido a su fracaso, se precipitó hacia las mayores mentiras", dijo el portavoz de la Cancillería, Abbás Mousaví. Y China reclamó "moderación" en las denuncias, por la ausencia de una investigación concluyente. Pero ¿quiénes son los hutíes?

Contenido

Todo comenzó en 2004, cuando el grupo zaidí Ansar Allah, conocidos popularmente como los hutíes, acantonados en la montañosa gobernación de Sa'dah, en la frontera norte de Yemen con Arabia Saudita, comenzaron librando una guerra de baja intensidad contra el gobierno de Yemen.

En 2007, los rebeldes comenzaron a exigir la secesión del sur a través de protestas pacíficas, reprimidas brutalmente por las fuerzas gubernamentales. Esta novedad le concedió contenido y volumen a laq insurgencia hutí, que desde 2009 comenzó a incursionar en la vecina Arabia Saudita.

Los hutíes de Yemen integran un movimiento de resistencia que nació hace décadas en oposición a la influencia religiosa de Arabia Saudí y están resueltos a resistir.

Hussein Badreddin al Houti, miembro de la minoría chií zaidí de Yemen, 33% de la población del país, fundó el movimiento en los años '90. En 2004, soldados yemeníes mataron a Hussein, y el liderazgo pasó a su hermano, Abdul Malik al Houthi.

Otros comandantes, tal como Ali al-Qatwani, Abu Haider, Abbas Aidah y Yousuf al-Madani (un hijastro de Hussein al Huti) también fueron abatidos. Se dice que Hussein Badrudin al Huti, un hermano del fundador del grupo, es su líder espiritual.

Los zaidíes fueron una fuerza poderosa en Yemen, pero en el escenario de la guerra civil de 1962 a 1979 quedaron marginados, cuando los suníes salafistas ganaron protagonismo en Yemen. 

Entonces, los clérigos zaidíes empezaron a militarizar a sus seguidores.

La insurgencia intermitente se ganó el apoyo de los yemeníes chiíes, cansados de la corrupción y la crueldad del Ali Abdulá Salé, presidente autoritario y aliado de Arabia Saudí.

Las protestas populares y varios intentos de asesinato obligaron al sanguinario Salé a dimitir en 2012. 

Los hutíes, en su rol de grupo revolucionario con experiencia militar, fueron ganando territorio en el norte del país.

Entonces, se retiraron del diálogo de transición que tenía por objetivo crear un nuevo Gobierno, más estable. 

Y en 2015 tomaron una decisión extrema: se aliaron a Salé, su antiguo enemigo, y tomaron el control de la capital, Saná, y derrocaron al presidente Abd Rabbu Mansour Hadi.

La consigna de los hutíes, conocido como 'sarkha' o grito, significa: “Dios es grande, muerte a América, muerte a Israel, maldición sobre los judíos y victoria del islam”. 

Los hutíes no tienen objetivos políticos o de gobierno, a pesar de que controlan tanto la capital Saná como el puerto sobre el Mar Rojo, Hodeidah.

Hadi huyó pero desde el exilio pidió a sus aliados en Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos que lanzasen una campaña militar para expulsar a los hutíes.

Más tarde, los hutíes mataron a Salé porque dijeron que él estaba a punto de pasarse a la coalición liderada por Arabia Saudí. 

Desde entonces hay recurrentes luchas internas entre líderes, clérigos y militares hutíes.

Durante la guerra, ellos fueron acusados de torturar y matar a periodistas y críticos, de desviar la asistencia humanitaria, de utilizar la infraestructura civil como escudo para actividades militares y de perseguir a la minoría judía y bahai.

Pero sus antagonistas también fueron acusados de comportamientos similares. En definitiva, han provocado una catástrofe humanitaria.

Los hutíes han reconocido que sus tácticas tienen como modelo las empleadas por el Vietcong y los movimientos de resistencia en América Latina, así como las de Hezbolá, grupo chií de Líbano.

Tanto Hezbolá como Irán han provisto, en especial desde 2014, de armas, misiles, entrenamiento y financiación a los hutíes porque así levantaron un callejón sin salida para los saudíes, sus enemigos geopolíticos / religiosos en el islam.

Aun así, la influencia de Teherán sobre los hutíes parece relativa. En varias ocasiones, los hutíes han actuado contra el consejo de Irán. Por ejemplo, en 2015 Irán consideró que no era correcto tomar el control de Saná pero los hutíes lo hicieron igual.

Para ilustrar a los que lo desconocen: los zaidianos o zaidinos o zaidíes son una rama del chiísmo, surgida sobre el siglo VIII.

Ellos reconocen a los mismos 4 primeros imanes que el resto de los chiíes, pero no al 5to., Mohamed el Báciro, a quien sustituyen por su hermano Zaido ben Alí, que en el año 740 promovió una rebelión contra el poder Omeya.

Viven en el norte del Yemen (donde son mayoría) y en Arabia Saudita. Es la rama chií más próxima al sunismo, pues consideran que el imán no está guiado por Dios y por lo tanto no es infalible.

Ataque con drones hace arder dos refinerías en Arabia Saudita

El conflicto de Yemen, explicado en 8 minutos

Ataque con dron hutí contra la plana mayor del ejército del Yemen

Rebeldes hutíes controlan parte del país (1/5)

Huties en ofensivas contra Saudíes en Asir

Los hutíes están tomando la delantera ante Arabia Saudí

Irán apoyó las conversaciones de paz en Ginebra (Suiza), en 2016 pero la delegación hutí dijo que no estaba garantizada su seguridad y desistió de participar.

Pero el tema principal es Hodeidah, una importante fuente de ingresos de los hutíes y posiblemente su activo más importante. 

La ONU quiere que ambas partes en conflicto acepten la jurisdicción de la organización, para aliviar las crisis de cólera y desnutrición del país.

La Operación Tormenta Decisiva comenzó cuando la coalición  liderada por Arabia Saudí, emprendió una campaña aérea y terrestre en territorio de  Yemen, el 25/03/2015.

Y la mayor parte de las víctimas resultó población civil.

Amnistía Internacional (AI) denunció que se cometían crímenes de guerra contra la población civil de Yemen. Y la transgresión incluyó a las fuerzas leales a Abd Rabbuh Mansur al-Hadios. 

AI presentó evidencias de 8 ataques aéreos que mataron a 141 civiles y dejaron heridos a 101. 

Ambas partes utilizaron como armas cohetes de granizo, mortero y artillería que no permiten discriminar objetivos en zonas altamente pobladas. Entonces los 'daños colaterales' son permanentes.

Un informe difundido por la Comisión Europea en diciembre de 2018 estiman en 60.000 las víctimas mortales del conflicto.

Los hutíes han sido acusado de ser aliados de Irán, ya que ambos siguen el islamismo chií.

Desde un punto de vista teológico, es parcialmente incorrecto.

Los iraníes son seguidores del 12do. Iman y los hutíes lo son del 5to. Iman chií.

Para los puntillosos del Islam, no es una diferencia baladí. Para los occidentales, afectos a la generalización, en especial cuando no entienden el Islam, es una nimiedad.

La nación africana de Eritrea también ha sido acusado de filtrar equipamiento bélico iraní hacia los hutíes, y ofrecer atención médica a los combatientes hutís heridos. 

El gobierno eritreo declaró que considera la crisis yemení "como un asunto interno". 

Los documentos de Wikileaks sugieren que, en privado, los funcionarios estadounidenses creen que las acusaciones de apoyo iraní a los hutíes han sido exagerados por el Gobierno de Yemen por razones políticas.

Sin embargo, tanto los republicanos estadounidenses como el gobierno de Israel, en proceso electoral, han insistido.

El gobierno de Yemen ha recibido un considerable respaldo internacional de USA y de las monarquías del Golfo Pérsico. 

Ataques con drones estadounidenses se ejecutan en forma regular desde la presidencia de Hadi, en Saná, contra Al Qaeda en la península arábiga. 

Y USA ha provisto de armas al gobierno de Yemen, aunque cientos de millones de dólares en material han desaparecido desde que fue entregado, según reconoció el Pentágono. 

Tropas de Egipto también desembarcaron en costas de Yemen. Pero nada logró derrotar a los rebeldes.

Luego, la situación es un grave fracaso militar y diplomático de la coalición que integran Arabia Saudí, Omán, Egipto y Jordania.