FOCO elecciones > inflación > estabilización

INFLACIÓN

Elecciones 2021: Lo que viene es más difícil todavía

Los políticos no reparan en las consecuencias inmediatas y estructurales de la inflación, y sólo se enfocan en el domingo 14/11, elecciones.

Escenario muy complejo porque la inflación luce imparable. Es imprescindible un plan de estabilización pero eso requieren acuerdos políticos y sociales. Si Todos no consigue fortalecerse en las elecciones del domingo 14/11 -falta menos de 1 mes- ¿cómo podrá liderar la negociación y ejecutar un plan de estabilización?

La inflación se lleva la 'platita' que el Gobierno intenta depositar en el bolsillo del elector. El oficialismo se ilusiona conque el votante / consumidor / ciudadano / contribuyente / usuario no lo perciba tan rápido. Pero la inflación no sólo consiste en la aceleración de la velocidad de circulación de la moneda sino también de las expectativas. Creer que la gente no lo percibe es parte de la subestimación que la oposición le achaca al que gobierna hoy día.

La inflación de septiembre fue muy complicada pero no será la peor. Por lo menos, diciembre es estacionalmente más complejo, para empezar. Politicamente, ni hablar.

  • Los precios de los alimentos y bebidas se incrementaron 2,9% mensual, por debajo de lo que fue el IPC General, pero con una importante aceleración respecto al 1,5% que se había observado en agosto.
  • En el año, los alimentos y bebidas acumulan un aumento del 36,5% mientras que respecto a septiembre de 2020 el avance es del 53,3%. Es un golpe a la canasta básica y otro envión hacia la pobreza de cientos de miles de electores.

Análisis

Hay que prestar atención a 3 conceptos del más reciente informe de la consultora Marangoni & Rodriguez:

"Más allá del mal resultado en materia de precios, el gobierno no logra encauzar el sendero de desinflación y es probable que el año termine cerrando en niveles muy cercanos al 50% interanual, con las consecuencias que ello tendría en materia de deterioro de los ingresos. El diagnostico oficial sobre el problema es errado. No estamos ante una pausa en el proceso de desinflación. Es una aceleración general de los precios de la economía por ausencia de una política antinflacionaria consistente. Los desequilibrios macro (fiscales, monetarios y financieros) más inercia y puja distributiva son ya imposibles de seguir tapando con parches."

La falta de coordinación monetaria y la laxitud de la política del Banco Central también jugaron un papel fundamental en el comportamiento de los precios. No importa si tenemos 4,1% de inflación promedio mensual (1er. cuatrimestre) o promedio de 3% mensual como durante el 2do. cuatrimestre, la tasa de política se mantuvo siempre congelada, siendo las regulaciones y controles las principales herramientas, muchas veces dando las señales equivocadas al mercado. En este sentido, resulta difícil alentar la demanda de pesos con un rol tan pasivo y prescindente del BCRA en materia antinflacionaria. La falta de coordinación monetaria y la laxitud de la política del Banco Central también jugaron un papel fundamental en el comportamiento de los precios. No importa si tenemos 4,1% de inflación promedio mensual (1er. cuatrimestre) o promedio de 3% mensual como durante el 2do. cuatrimestre, la tasa de política se mantuvo siempre congelada, siendo las regulaciones y controles las principales herramientas, muchas veces dando las señales equivocadas al mercado. En este sentido, resulta difícil alentar la demanda de pesos con un rol tan pasivo y prescindente del BCRA en materia antinflacionaria.

"Finalmente, la política de “tranquilizar” la economía y ordenar la macro ya no puede dar respuestas adecuadas sin considerar cada vez una estabilización en serio, ya que los desequilibrios macroeconómicos prácticamente son imposibles de tapar con parches como los actuales, y más aun cuando las medidas son descoordinadas. La crisis política (ahora en ”tensa calma” hasta el 14N) en la coalición oficialista no hizo más que empeorar la situación y hacer más difícil el enfoque gradualistas para lidiar con los desequilibrios."

Lo que viene

Diego Giacomini utilizó una flamante encuesta de Federico González para anticipar un escenario difícil si de estabilizar se trata.

  • El 76,3% de los encuestados opinan que el país estaría igual o peor si estuviera gobernando Cristina Fernández de Kirchner en lugar de Alberto Fernández.
  • El 83,4% de los encuestados opinan que la actual situación del país está igual o peor después de las PASO.
  • El 45,9% de los encuestados responden que quieren que la lista de Victoria Tolosa Paz de TODOS pierda mientras que sólo 27,3% de los encuestados desea que pierda la lista de JxC, es decir; -18,7 puntos porcentuales menos.
  • El 37,5% dice querer, en provincia de Buenos Aires que JXC gane, mientras que tan sólo el 31,0% de los encuestados quiere que pierda.
gonzalez.png
Elecciones 2021, con un problema evidente, aún en Provincia de Buenos Aires, donde Todos se propone recuperar sufragios propios.

Elecciones 2021, con un problema evidente, aún en Provincia de Buenos Aires, donde Todos se propone recuperar sufragios propios.

Giacomini realizó un notable comparativo a tener en cuenta para anticipar escenarios:

La situación económica del 2021 es más difícil que en 1989:

  1. Tiene más destrucción de capital que en 1989.
  2. Hay más destrucción de capital humano que en 1989.
  3. La pobreza es mayor que en 1989.
  4. El proceso de destrucción de riqueza es peor que el que se tenía en 1989.
  5. Hay similares problemas fiscales a los de 1989, pero más difíciles de solucionar.
  6. Parece no haber consenso para achicar el Estado, fenómeno que sí sucedía en 1989.
  7. Hay memoria inflacionaria como en 1989.
  8. No hay demanda de dinero como en 1989.
  9. Hay déficit cuasi fiscal como en 1989.
  10. El BCRA y su política monetaria habían fracasado una sola vez en 1989.
  11. En 2021 hay dos fracasos del BCRA y un fracaso de la Convertibilidad.
giacomini1.png
Diego Giacomini plantea escenarios similares a los que, en secreto, tienen inclusive algunos integrantes de Todos, pero no los 'blanquean' hasta contar los sufragios.

Diego Giacomini plantea escenarios similares a los que, en secreto, tienen inclusive algunos integrantes de Todos, pero no los 'blanquean' hasta contar los sufragios.

La situación económica del 2021 es más difícil que en 2002:

  • No había destrucción de capital en 2002.
  • La destrucción de capital humano era menor en 2002.
  • La pobreza era inferior a comienzos de 2002
  • Los problemas fiscales eran menores y más fáciles de solucionar en 2002.
  • Se podía arreglar el déficit fiscal subiendo impuestos (más) y subiendo gasto (menos).
  • Ahora en 2021 hay que ir al superávit bajando gasto (más) e impuestos (menos).
  • Había Estado Chico en 2002, mientras que en 2021 hay Estado récord.
  • No había memoria inflacionaria y había demanda de dinero en 2002.
  • No había déficit cuasi fiscal en 2002.
  • En 2002 se cae en default y se sabía que había que restructurar.
  • En 2021 se acaba de re estructurar y todos descuentan que la deuda es impagable.

Aproveche a descansar este fin de semana.

giacomini2.png
Diego Giacomini planteó posibles medidas económicas poselectorales de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchneer.

Diego Giacomini planteó posibles medidas económicas poselectorales de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchneer.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario