FOCO Día Mundial del Orgullo Autista > autismo > TEA

EN BUSCA DE LA NEURODIVERSIDAD

Día Mundial del Orgullo Autista: El estudio nuevo que aporta hallazgos alentadores

Hoy es el Día Mundial del Orgullo Autista. Promueve la aceptación y la inclusión, destacando la neurodiversidad y el respeto hacia las personas con autismo.

El 18 de junio marca una fecha significativa en el calendario mundial: el Día Mundial del Orgullo Autista. Esta efeméride busca reducir la discriminación y promover la aceptación de las personas con autismo, una condición neurológica que afecta la percepción y socialización. Es un día para celebrar la neurodiversidad y fomentar el respeto y la inclusión.

¿Qué es el autismo y cuáles son sus características?

El Día Mundial del Orgullo Autista fue establecido en 2005 por el grupo Aspies For Freedom, una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa de los derechos de las personas autistas. La intención de este día es sensibilizar a la sociedad sobre la neurodiversidad y destacar la importancia de la no discriminación y el acompañamiento de las personas con autismo. Esta ONG busca generar cambios positivos y crear conciencia sobre los prejuicios que enfrentan las personas con autismo, y colabora con otras organizaciones para conmemorar esta efeméride.

image.png
El autismo es un trastorno neurológico que afecta cómo las personas se comunican e interactúan con el mundo que las rodea. El Día Mundial del Orgullo Autista fue creado por iniciativa de la ONG Aspies for Freedom.

El autismo es un trastorno neurológico que afecta cómo las personas se comunican e interactúan con el mundo que las rodea. El Día Mundial del Orgullo Autista fue creado por iniciativa de la ONG Aspies for Freedom.

El autismo, conocido técnicamente como trastorno del espectro autista (TEA), es una condición neurológica que afecta la manera en la que una persona percibe e interactúa con el mundo. Esto puede incluir problemas en la comunicación social y comportamientos repetitivos o restringidos. El término "espectro" hace referencia a la amplia gama de síntomas y severidad que pueden presentarse, desde formas leves, como el síndrome de Asperger, hasta formas más graves. Las personas con TEA pueden tener dificultades de aprendizaje, aunque algunas presentan inteligencia normal o superior a la media.

Es fundamental reconocer que el TEA no es una enfermedad que tenga que ser curada, sino más bien una condición a ser comprendida y aceptada. Con un tratamiento adecuado y a tiempo, las personas con TEA pueden llevar vidas plenas y productivas. La clave está en la aceptación y el apoyo continuo, permitiendo que cada individuo florezca en sus propios términos, enfocándose en promover una sociedad inclusiva donde las diferencias se respetan y se celebran.

Un nuevo estudio que arroja esperanzas

Un estudio reciente liderado por la Dra. Elizabeth Harstad del Hospital Pediátrico de Boston aportó nuevas perspectivas sobre el diagnóstico del TEA. Publicado en la revista JAMA Pediatrics, el estudio revela que casi 4 de cada 10 niños diagnosticados con TEA en la primera infancia, aproximadamente el 37%, ya no cumplen con los criterios para el diagnóstico a los seis años. Esto sugiere que algunos pueden superar ciertos desafíos asociados con el TEA, aunque esto no significa necesariamente un funcionamiento normal.

Estos hallazgos son muy alentadores, pero a la vez hacen dar cuenta de la importancia de seguir continuamente el desarrollo de los niños diagnosticados con TEA. Según Harstad, "perder el diagnóstico no necesariamente significa un resultado óptimo, ya que los niños pueden tener una variedad de resultados maravillosos, con o sin el diagnóstico".

image.png
Según el estudio de Harstad, 4 de cada 10 niños diagnosticados con TEA comienzan a dejar de cumplir los criterios cuando alcanzan los 6 años, lo cual no significa que algunas dificultades desaparezcan.

Según el estudio de Harstad, 4 de cada 10 niños diagnosticados con TEA comienzan a dejar de cumplir los criterios cuando alcanzan los 6 años, lo cual no significa que algunas dificultades desaparezcan.

El estudio también destaca que algunos niños pueden continuar enfrentando desafíos en áreas como el lenguaje, la comunicación y el comportamiento, incluso si ya no cumplen con los criterios de TEA. Las dificultades pueden incluir trastornos de ansiedad, TDAH o puntuaciones de CI más bajas. Además, aquellos con habilidades adaptativas más bajas, como la comunicación, la toma de decisiones y el autocuidado, tienen más probabilidades de que el autismo persista.

No olvidemos que cada individuo es único y que la aceptación y el apoyo continuo son esenciales para el bienestar y el desarrollo de las personas con autismo. En este Día Mundial del Orgullo Autista, celebremos la neurodiversidad y comprometámonos a crear un mundo más inclusivo y respetuoso para todos.

------------------------------------------

Más contenido en Urgente24

La Batalla de Waterloo y los errores de Napoleón que marcaron su derrota definitiva

La muerte de Alejandro Magno y unas últimas palabras que desataron la guerra

Argentina celebra este 13 de junio el Día del Escritor: Recordando a Leopoldo Lugones