FOCO Donante Voluntario de Sangre > efeméride > voluntariado

1RA. TRANSFUSIÓN

Día del Donante Voluntario de Sangre: Necesitamos 1,5 millón

Efeméride de la 1ra. transfusión de sangre con anticoagulante, realizada en Argentina: Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre.

En 2004 se promulgó la Ley Nacional N°25.936, que establece el 9 de noviembre como el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre (el texto legal le agrega la palabra Habitual), efeméride de un instrumento imprescindible para concientizar en la verdad que encierra la premisa enunciada por la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmuno-hematología y Terapia Celular (AAHITC) a efectos de la puesta en valor del voluntariado responsable:

La mejor forma de obtener sangre segura es a través de donantes voluntarios informados, comprometidos y solidarios.

Según estima la AAHITC, se requieren 1,5 millón de donantes por año para alcanzar la autosuficiencia en la Argentina.

Donar sangre solo lleva un poco de tiempo y no produce molestia alguna. Una unidad de sangre donada puede salvar la vida de 3 o más personas.

Luis Agote

Luis Agote fue el primer profesional en el mundo que realizó transfusiones de sangre indirectas sin que la sangre se coagulara en el recipiente que la contenía al utilizar citrato sódico.

Agote se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en 1893 con una tesis sobre hepatitis supurada.

En 1894 él asumió como secretario del Departamento Nacional de Higiene y en 1895 se hizo cargo de la dirección del lazareto de la isla Martín García.

En 1899 fue designado Médico de Sala del Hospital Rawson, en Ciudad de Buenos Aires; más tarde fue Jefe de Sala y en 1914 fundó el Instituto Modelo de Clínica Médica del Hospital Rawson, desde donde desarrolló y puso en práctica el método de conservación de sangre para transfusiones por adición de citrato de sodio.

Luis Agote, preocupado por el problema de las hemorragias en pacientes hemofílicos, encaró el problema de la conservación prolongada de la sangre con la colaboración del laboratorista Lucio Imaz.

Sus primeros intentos no dieron resultado. Luego de muchas pruebas de laboratorio 'in vitro' y con animales, Agote encontró que el citrato de sodio (sal derivada del ácido cítrico) evitaba la formación de coágulos, y era tolerado y eliminado por el organismo sin causar grandes problemas ulteriores.

La primera prueba con personas se hizo el 9 de noviembre de 1914, en un aula del Instituto Modelo de Clínica Médica, teniendo como testigos al por entonces rector de la Universidad de Buenos Aires, Eufemio Uballes; el decano de la Facultad de Medicina, Luis Güemes; el Director General de la Asistencia Pública, Baldomero Sommer; y el intendente municipal, Enrique Palacio, además de numerosos académicos, profesores y médicos.

Durante la prueba, un enfermo que había sufrido grandes pérdidas de sangre recibió la transfusión de 300 cm3 de sangre donados por un empleado de la institución y conservados por la adición de citrato de sodio: 3 días después, totalmente restablecido, el enfermo fue dado de alta.

Fue un gran aporte a la medicina mundial, que contaría desde entonces con un método de transfusión de sangre simple, inocuo y fácil de ejecutar por un profesional idóneo.

luis agote transfusión.jpg
Donante voluntario y transfusión: La primera prueba con personas se hizo el 9 de noviembre de 1914, en un aula del Instituto Modelo de Clínica Médica, teniendo como testigos al por entonces rector de la Universidad de Buenos Aires, Eufemio Uballes; el decano de la Facultad de Medicina, Luis Güemes; el Director General de la Asistencia Pública, Baldomero Sommer; y el intendente municipal, Enrique Palacio.

Donante voluntario y transfusión: La primera prueba con personas se hizo el 9 de noviembre de 1914, en un aula del Instituto Modelo de Clínica Médica, teniendo como testigos al por entonces rector de la Universidad de Buenos Aires, Eufemio Uballes; el decano de la Facultad de Medicina, Luis Güemes; el Director General de la Asistencia Pública, Baldomero Sommer; y el intendente municipal, Enrique Palacio.

¿Qué es la AAHITC?

La AAHITC es una de las organizaciones que impulsan el cambio en el sistema de donación de sangre del país, que se genera a partir de las nuevas disposiciones del Ministerio de Salud de la Nación.

En este sentido, busca dejar de lado el paradigma del donante de reposición, que genera una situación extorsiva de la institución de salud sobre los pacientes y familiares, que interpretan el requerimiento de donantes como una presión de la que depende la asistencia y el tratamiento médico de quien está internado.

La AAHITC trabaja en la formación, actualización y concientización continuas de los donantes voluntarios, quienes sin responder a una necesidad o requerimiento concreto, se acercan a cualquier centro de salud y donan sangre, plasma o componentes sanguíneos, por su propia voluntad y sin recibir ninguna forma de pago ni recompensa.

Tal como se afirmó antes, la donación voluntaria de sangre es la mejor forma de obtener sangre segura y este tipo de donantes tienen menor riesgo de ser diferidos en las distintas etapas de la donación consistentes en:

  • entrevista médica
  • controles pre-donación
  • extracción
  • análisis posterior.

Dichos estudios de pertinencia se les practican al tiempo en que el donante manifiesta volitivamente su intención de constituirse en tal, lo cual redunda en una menor prevalencia de infecciones transmisibles por transfusión.

Primera Transfusión de Sangre Indirecta, por el Dr Luis Agote.

El donante formado

El donante voluntario es una persona que ha sido instruida en torno de todas las situaciones que impiden la donación de sangre, conoce su situación de salud y comprende el compromiso que supone la donación para la salud del potencial donatario.

La donación es un contrato en el cual una sola de las partes asume el compromiso de dar, por tanto no conoce al donatario, y la frecuencia en que labra su compromiso se encuentre estrechamente relacionada a su firme voluntad y compromiso solidario y en acuerdo al conocimiento de sus propias limitantes (su estado de salud).

¿Quiénes pueden donar?

  • Toda persona (sujeto de derecho pleno) entre 18 y 65 años, cuyo peso corporal sea más de 50 kg.
  • Es fundamental no presentar ni haber padecido ninguna infección transmisible a través de la sangre.
  • Consultar sobre la elegibilidad de donantes vacunados contra el SARS-COV-2.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario