Golfo > crisis climática > estudio

CERCA DEL FINAL

Colapso del Golfo, el terrible efecto de la crisis climática

La Corriente del Golfo, una de las más importantes del planeta, se acerca cada vez más al colapso y su efecto en la crisis climática será irreversible.

Las corrientes oceánicas, que regulan la temperatura y el clima, son esenciales para mantener el equilibrio del planeta. Pero los altos niveles de contaminación humana no ayudan a conservar la tan necesaria armonía. Con el posible colapso de la Corriente del Golfo, la crisis climática es cada vez mayor.

La probabilidad de que ocurra este evento de impacto extremadamente alto aumenta con cada gramo de CO2 que arrojamos a la atmósfera. La probabilidad de que ocurra este evento de impacto extremadamente alto aumenta con cada gramo de CO2 que arrojamos a la atmósfera.

Esa fue la sentencia de Niklas Boers, del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en Alemania, quien estuvo detrás del estudio que llegó a la terrible conclusión.

Con su trabajo, Boers y su equipo descubrieron “una pérdida casi completa de estabilidad durante el último siglo” en las corrientes de circulación de vuelco meridional del Atlántico más conocidas como AMOC.

¿Qué son las AMOC? Un conjunto de corrientes oceánicas más fuertes que transportan el calor tropical por las zonas de frío polar, distribuyendo la energía térmica y fertilizando las aguas del océano.

corriente del Golfo crisis climática.jpg

Según Boers, las mismas existen en dos estados posibles: uno rápido y fuerte y otro débil y lento. El paso de uno a otro se ha visto a lo largo de la historia de manera gradual y puede estar generado por variaciones climáticas que se estabilizan naturalmente.

Sin embargo, en la actualidad la Corriente del Golfo registró la velocidad más baja en al menos 1600 años y Boers asegura que no es algo meramente cíclico.

Los resultados presentados aquí muestran que la disminución de AMOC recientemente descubierta durante las últimas décadas no es sólo una fluctuación relacionada con la variabilidad climática de baja frecuencia o una respuesta lineal al aumento de las temperaturas, lee la investigación. Los resultados presentados aquí muestran que la disminución de AMOC recientemente descubierta durante las últimas décadas no es sólo una fluctuación relacionada con la variabilidad climática de baja frecuencia o una respuesta lineal al aumento de las temperaturas, lee la investigación.

Si llegara a ralentizarse aún más, las consecuencias serían catastróficas. La disminución de lluvias necesarias para la producción de alimentos en sectores como América del Sur, el aumento del nivel del mar, desastres naturales y la suba desmedida de temperatura en Europa son sólo algunos de los efectos posibles.

What If the Gulf Stream Current Stopped?

El estudio publicado en Nature Climate Change no puede asegurar a ciencia cierta cuándo se llegaría a cruzar ese punto irreversible. El calentamiento global junto al incremento de los niveles de emisión de CO2 (Dióxido de Carbono) dificultan un pronóstico exacto.

"Este declive [del AMOC en las últimas décadas] puede estar asociado con una pérdida casi completa de estabilidad en el transcurso del último siglo, y el AMOC podría estar cerca de una transición crítica a su modo de circulación débil", concluye el estudio.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario