ANÁLISIS votar > Rossi > Rosario

PASO 2021

A votar: en Santa Fe entender la democracia es fácil...

Hay elecciones, los que quieren la democracia saben el camino: hay que votar. Eso sucede en Provincia de Santa Fe: 12/09, a las urnas. Bienvenidas PASO.

A votar. Nada para especular. Pero algunas consideraciones son necesarias. Para la primera usó las palabras del ministro Agustín Rossi quien, para el diario El Litoral dijo:

Pero no hay que dramatizar. En la provincia de Santa Fe habrá internas en casi todos los espacios políticos. En Juntos por el Cambio hay 4 listas y en el Frente Amplio Progresista. En la mayoría de las ciudades más grandes de la provincia habrá internas en las listas de concejales... Pero no hay que dramatizar. En la provincia de Santa Fe habrá internas en casi todos los espacios políticos. En Juntos por el Cambio hay 4 listas y en el Frente Amplio Progresista. En la mayoría de las ciudades más grandes de la provincia habrá internas en las listas de concejales...

El que no sabe es como el que no ve

Un clarísimo dicho popular permite explicar a cronistas dominicales, básicamente de Rosario, que advierten que no están ni siquiera en la tribuna de lo que sucede. El que no sabe difícilmente pueda ver qué sucede, así esté mirando el partido. También puede suceder que no mira el partido sino que alienta camisetas que pueden perder, que ya perdieron o que no podrán ganar. De todo en la viña del Señor.

En Rosario ciudad y Santa Fe ciudad ganó un candidato peronista la senaduría departamental. Marcelo Lewandovsky y Marcos Castelló. Fácil. Esa mezcla de PSP y UCR llamada FPCyS, con socios menores y sin votos no sirvió. Recordemos, en Rosario perdió por paliza la Fein, más de 200.000 contra 80.000.

Lewandovsky comentaba futbol y Castelló canta en un conjunto de música popular santafesina. La Fein venía de 8 años de Intendencia.

El peronismo, reunido después de una interna Omar Perotti versus Arquitecta María E. Bielsa le ganó a Antonio Bonfatti, ex gobernador, titular de la Cámara de Diputados, el gobernador que compartió almanaque con la explosión de Los Monos, la droga y el narcomenudeo a la vista de todos. Aún hoy no sale mucho a la calle, por miedo a que lo increpen.

De hecho, él declinó toda candidatura. Hizo bien.

La ciudad de Rosario advirtió que el socialismo era lo que fue, no lo que es, ni lo que será, era un relato que ya no tenía nombres. No había más generales.

Perotti se enfermó, el ministro de Lifschitz (Maxi Pullaro) se enfermó, Palo Oliver, puntal radical, se enfermó, los ministros del peronismo se enfermaron. Lifschitz, ex gobernador y titular de la cámara de diputados de la provincia se enfermó, y murió. Binner muerto, Lifschitz muerto, Bonfatti en su domicilio y con sus fantasmas sucedieron dos cosas.

Una, comenzaba el tiempo de Pablo Javkin, intendente de Rosario que debe crecer. Javkin nunca será peronista pero hay un pacto, no habrá disturbios en las concejalías, no con Perotti.

Otra, los radicales, liberados de un liderazgo con mutismo y candado, liberados de Lifschitz, se fugaron en masa… o casi en masa, a la marca Cambiemos o Pro Cambiemos o como le dicen: JxC

La casita de los viejos

Rubén Giustiniani fue senador nacional, presidente del PSP (Partido Socialista Popular), diputado nacional, fue de todo, se peleó con Bonfatti y Bonfatti se peleó con Miguel Lifschitz; y Hermes Binner estaba enfermo.

Hoy vuelve Giustiniani a una de las dos listas del socialismo. En la otra, aclaremos: cuando tenía que asumir la Gobernación la pareja en la vida real de Lifschitz, Clara García, por cuestiones de protocolo pidió el casamiento legal. Es su viuda, con todo lo que eso implica.

Clara García, viuda de Lifschitz, enfrenta a Giustiniani y, a su vez, Mónica Fein enfrenta al sobreviviente de un Covid de 90 días, Palo Oliver.

La vuelta de Giustiniani y la obligación de enfrentar a una viuda servirá para saber si el socialismo es sentimental o no.

El socialismo, debe puntualizarse, en Ciudad Autónoma acompaña a JxC y en provincia de Buenos Aires a Randazzo.

Los socialistas son pocos pero, al fin, una bolsa de gatos. Los cronistas rosarinos los extrañan. No tienen a quien preguntar ni quien traduzca, se refugian en la humorada como salida a cuanto sucede. Lo que sucede es democracia en elecciones intermedias donde cada quien atiende su juego.

El barullo en la azotea

Donde los gatos se pelean (diría el Viejo) es en el peronismo. Lewandovsky es una creación de Marcelo Gastaldi, que fue el Jefe de Campaña de la Bielsa, históricamente enfrentada con Los Rossi.

Con Perotti compartió gabinete en la gobernación de Obeid. Lewandovsky tenía militancia peronista pero comentaba fútbol. Él no tenía enemigos dentro del peronismo. Ahora si.

Marilyn Sacnun es derivada de El turco Sacnun, militante sureño y ella cumplió alineándose con una jefatura tan obvia como visible: CFK.

Ojito, ojito, su presencia certifica que CFK está en este sector. Fue y es La Cámpora de CFK

Los dos candidatos a senadores tienen el aval del Gobernador (va de suplente de Lewandovsky en la boleta, como una señal planetaria) Y el otro senador provincial con votos, Castelló, acompaña a éste sector. Es imposible no entender esto.

En la Lista de El Chivo Rossi a estas internas la presencia de la vicegobernadora Alejandra Rodenas, como senadora, propuesta por los senadores provinciales a la vice gobernación, indica donde están estos senadores (son 6 sobre 19) y se ha dicho, no incluyen a las ciudades de Rosario y Santa Fe.

Ella se llama Alejandra Rodenas de Llonch. Su esposo, Jorge Llonch, es ministro de Perotti.

No habrá rajes después de las internas. Lo aseguran.

Cuando escribo Los Dos Rossi es porque no se puede desdeñar a Alejandro Rossi, ex diputado, antes funcionario con Jorge Obeid, hombre de empresa, afincado en la ciudad de Santa Fe, lector de Alexis de Tocqueville y apasionado de la política, ahora pre candidato a concejal para la ciudad capital. El vigila e interpreta encuestas permanentes, el analiza con su hermano, Agustín, una política mini/midi y macro.

El análisis elemental es visible: no está CFK en esta boleta… o si …y dio un aval implícito silencioso y estratégico a quien es su Ministro de cañones, aviones, barcos, misiles y satélites.

Rossi no es sólo Agustín. Rossi es… ministro de Alberto Ángel Fernández, el porteño… y abogado.

Si está el Presidente –solo- es una muestra mas de su Sistema Magoo de entender la realidad nacional.

No pierdan a Luciano en el camino

Los cuatro grupos radicales tienen una misión: no pierdan a Luciano Laspina, que es el que estudia en la Cámara de Diputados los temas económicos. Candidato uno a diputado en la lista de Federico Angelini, quien lleva como atracción principal a Amalia Granata.

Angelini/Granata a senadores. En las conferencias parecen Los Pimpinela.

granata-angelini.jpg
Federico Angelini ingresa a Amalia Granata a una fuerza partidaria más interesante que la que ella tenía en Provincia de Santa Fe.

Federico Angelini ingresa a Amalia Granata a una fuerza partidaria más interesante que la que ella tenía en Provincia de Santa Fe.

José Manuel Corral, ex intendente santafesino, está apalancado por el poder económico de los Whpei, hombres de los numéricos, ese fantasma por el que se descuentan dineros de los sueldos antes que se cobren sus titulares. En varias provincias. Llevan una mujer que no es el cupo, es su representante. La señora Hummel (Astrid Carolina). Los dos hermanos llevaron a la quiebra a varias radios. Luego se enfrentaron, comercialmente, con Caputo (Nicolás), el amigo de Mauricio.

El Grupo Barletta y Carolina Losada, la rubia que estudió en el colegio alemán de Rosario, ejem, y que desde los medios porteños pretende, con armas honestas, su sonrisa y su transparente pasado de señora, una banca senatorial. No es una rareza. Es una constante en Argentina.

Queda el grupo Pullaro, muchacho radical, el ministro que combatió el narcotráfico, con los resultados conocidos durante la gobernación Lifschitz. Lo lloró y se fue al radicalismo, como indican los manuales.

Arco libre para patear

La izquierda tenía su oportunidad, no aparece un muchacho que cambie el discurso de Sierra Maestra, tomar las calles y terminar con los latifundios. Excepto cortar rutas no aprendieron nada.

Era la oportunidad para declararse anti políticos y aceptar un hecho. Votos son amores. Entender la democracia es eso: votos. Cumplir promesas electorales es otra cosa. No estamos hablando de eso… por otra parte, nadie está haciendo promesas. Nadie.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario