Leído

SIMULACRO Y DENUNCIA

Smartmatic, otra vez en la polémica: "Puede haber números dibujados"

Lun, 07/10/2019 - 5:42pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Tras el último simulacro de recuento provisorio de votos, el PJ advirtió que las modificaciones en el programa no garantizan la transparencia del escrutinio, y adelantaron que realizarán una presentación para garantizar un acceso remoto al sistema de SmartMatic. En tanto, avanza una denuncia penal contra el Gobierno y la empresa de origen venezolana, por defraudación al Estado.

Contenido

Luego de que el pasado sábado se realizara el segundo y último simulacro de recuento provisorio de votos antes de las elecciones del 27 de octubre, desde el Partido Justicialista advirtieron que las modificaciones en el programa no garantizan la transparencia del escrutinio, y adelantaron que realizarán una presentación para garantizar un acceso remoto al sistema de SmartMatic.

“La puesta a cero, que es cuando se va a comenzar a contar los datos, fue defectuosa. Esto significa que puede haber números dibujados. Tiene que estar en cero. La urna tiene que estar vacía y el programa que cuenta los votos tiene que estar en cero. Y eso anduvo mal”, detalló el apoderado del PJ, Jorge Landau, y abundó: “La transmisión de SmartMatic sigue siendo igual, no empeoró pero tampoco mejoró y esto perjudica la posibilidad de fiscalizar”.

“Para evitar que se caiga el sistema ahora lo van a interrumpir cada 5 minutos y ahí vuelven con las novedades. Eso quita posibilidad de recibir toda la información, dicen que el sistema no soporta que nos metamos todo el tiempo, y eso significa que no podemos tener un control adecuado, explicó en declaraciones radiales.

De esa manera, señaló que ante la falta del envío de los códigos a los frentes electorales, el espacio que promueve la candidatura de Alberto Fernández irá a la Justicia para garantizar el acceso. “Vamos a hacer una presentación para que podamos tener acceso remoto”, sentenció.

En tanto, señaló que “el Gobierno es absolutamente renuente a facilitarnos el control de las elecciones” y advirtió que buscan evadir la resolución de la jueza María Servini: “me consta que están intentando evitar la resolución de comunicar los resultados a las 21 hs”.

# Avanza una denuncia penal contra Smartmatic y el Gobierno

En tanto, la Justicia penal de los tribunales de Comodoro Py avanza en la investigación contra Smartmatic, el Gobierno nacional y el Correo por una supuesta defraudación en la contratación del servicio de escrutinio para las elecciones 2019 por más de $5.000 millones.

De esta forma, a la causa que se encuentra en trámite tras un amparo presentado por el Frente de Todos, que objetó las cualidades técnicas de la compañía y pidió su apartamiento, se sumará ahora un nuevo expediente, que pondrá la lupa en el accionar de esta compañía de origen venezolana y sede en Londres por presunto fraude contra el Estado.

En la resolución, la magistrada actuó en línea con lo dictaminado por el fiscal Jorge Di Lello, quien entendió que debía avanzarse en una investigación penal -no correspondiente al fuero federal- debido a que la intención del denunciante era que se verificara "si el proceso de licitación y las erogaciones monetarias en las que incurrió el Estado argentino" en relación al escrutinio provisorio se encontraban o no "dentro del marco de la ley".

De esta forma, el destino de la denuncia realizada el 6 de agosto pasado por el entonces precandidato a jefe de Gobierno porteño por Dignidad Popular, Leonardo Martínez Herrero, quedará definido en las próximas horas, cuando sortee el expediente en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.

“No creo que a esta altura saquen a Smartmatic del escrutinio, no falta nada para las elecciones. Lo que se impugna aquí no es la parte técnica, sino los montos que se pagaron aquí, y por eso hay responsabilidad penal del Ministerio de Interior, el Jefe de Gabinete y el Correo en la contratación”, aclaró Martínez Herrero en diálogo con Ámbito.com.

"Del texto de la denuncia origen de autos se desprende que el Dr. Leonardo Martínez Herrero puso en conocimiento del Tribunal un hecho que podría resultar delictivo, consistente en un posible fraude económico en perjuicio de las arcas del Estado Nacional", explicó la jueza Servini en la resolución, en la que declaró la incompetencia del fuero electoral para investigar.

En este sentido, resolvió "elevar estas actuaciones a conocimiento de la Secretaria General de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, a fin de que, mediante el sorteo de estilo, determine el Juzgado del Fuero Federal que deberá proseguir en el conocimiento del hecho puesto en conocimiento en autos".

En paralelo entonces a la causa que tramita en el fuero electoral a instancias del planteo del Frente de Todos, y que derivó en la designación de veedores judiciales para supervisar el proceso de escrutinio provisorio, comenzará a correr una causa penal que pondrá la lupa en la contratación de Smartmatic a la luz de su desempeño.

El próximo magistrado de la causa deberá investigar dos pagos. Uno que hizo directamente el Correo oficial a la firma venezolana de más de US$1 millón para contratar un servicio de digitalización de telegramas de todas las mesas del país. “Los contrataron y no pusieron una sola computadoras, ni scanner, que los pagaron el Ministerio y el Correo. Hasta el wifi usaron. Ellos cobran por nada”, dijo el abogado. Y el otro pago es por la licitación para realizar el escrutinio, que el Correo decía que no tenía infraestructura para hacerlo. En total fueron $5.074 millones.

“Pagamos todo, pero no sabemos si lo que van a hacer sirve o no. Por las dudas, se lo pagaron. Eso fue lo que hizo el Estado, y encima el sistema no funcionó bien, o sea, que pagaron por nada y en exceso”, agregó el denunciante ante la consulta de Ámbito.

En su denuncia, Martínez Herrero había señalado que, en el marco de la licitación de la prestación del servicio para llevar adelante el escrutinio provisorio, "la condición mínima exigida para ser adjudicataria del servicio, era contar con un software cuyas prestaciones fueran suficientes como para poder efectuar el recuento provisorio de la totalidad de mesas electorales del país, habiéndose publicado en diversos medios que, a pocos días de la celebración de las elecciones primarias del 11 de agosto de este año, el software de la empresa no estaba listo".

"En efecto, las pruebas realizadas habían fallado y contaba el programa con algunas falencias para el recuento provisional de los votos, situación ésta que generó dudas y temores en la gran mayoría de las agrupaciones participantes del comicio; deberían investigar entonces, si el Estado Nacional abonó efectivamente la suma de 4.500 millones de pesos por un sistema plagado de deficiencias", había indicado el ex precandidato a jefe de Gobierno porteño en su denuncia.