Leído

MARCADA POR NEUQUÉN Y RÍO NEGRO

Se anuló San Luis y dio PASO al próximo destino electoral: Santa Fe, 28/04

Mar, 16/04/2019 - 9:57am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Faltan menos de dos semanas para que Santa Fe celebre sus primarias, la gran encuesta que definirá quiénes tienen chances de alzarse con la Gobernación en una provincia donde el socialismo marca "un lado de la grieta". En aquel territorio, donde la experiencia de Neuquén y Río Negro marca las expectativas, el oficialismo nacional deberá, por su parte, inclinar una pesada balanza, con la inseguridad a un lado, y la crisis económica, en el otro.

Provincia de Santa Fe, 1 de los 4 distritos electorales más importantes de la Argentina.
Contenido


El domingo 28 en Santa Fe, se celebrarán las primarias, la gran encuesta que define quiénes tienen chance de alzarse con la Gobernación y quienes quedan poco menos que vaciados cuando, camino a las generales, se redireccione el voto útil.

Mientras tanto, los sondeos tradicionales coinciden en que Antonio Bonfatti es el precandidato individualmente más votado y el PJ, como frente político, también está en la punta de la pirámide.

En tanto, muestran a Cambiemos en un tercer, relegado según entienden en la provincia por la "estrepitosa caída de la economía, exclusiva responsabilidad del gobierno nacional".

Los sondeos también marcan una victoria de Omar Perotti sobre María Eugenia Bielsa, apoyada, fundamentalmente, en el voto del interior de la provincia. 

En Rosario, la arquitecta emparda las acciones. Pero son sólo cifras, muchas de ellas interesadas.

Según publicó el diario 'La Capital', "Corral y Bonfatti deberán tener resultados competitivos. El que quede relegado podría sufrir a posteriori las consecuencias del voto útil, algo que se convirtió en factor de poder en las elecciones que se han realizado en Neuquén y Río Negro.

Hasta acá, en las provincias, los partidos provinciales han recibidos votos prestados de Cambiemos. Para que no gane el peronismo, los votantes macristas prefirieron inclinarse por expresiones provinciales. El gran desafío de Corral es evitar que esto suceda en la general y, para eso, deberá reivindicar el voto al oficialismo nacional. No la tiene fácil".

No hace falta ser una lumbrera del análisis político para entender por qué el intendente de la ciudad de Santa Fe habla casi exclusivamente de seguridad a la hora de criticar al Frente Progresista. Intenta que, a la hora de ingresar al cuarto oscuro, el santafesino no piense solo en la economía.

Perotti viene recorriendo la provincia desde hace meses, y ahora prefiere permanecer en Rosario y la ciudad de Santa Fe cumpliendo con los compromisos mediáticos, claves para mantenerse instalado en los días que restan. Comparte con Corral el discurso de la inseguridad, pero en ese derrotero no debería dejar de lado el plan productivo, de hombre del interior, que lo hace estar en el candelero desde 1991, su primera campaña electoral.

La crisis económica le permite a Bonfatti tener esperanzas fundadas para ganar la elección provincial. Al punto, que esta semana dijo que la inseguridad había dejado de ser el principal problema de Santa Fe. (...)

Si gana Bielsa, no tendrá inconvenientes en reivindicar los años kirchneristas. Ella misma lo hace ahora defendiendo todos los procesos, desde Eduardo Duhalde hasta Cristina. Si el que triunfa es Perotti, deberá hacer campaña, también, con el kirchnerismo, con quien compuso un acuerdo electoral. El senador rechaza que eso vaya a ser así, y contrapone que se tratará de una competencia que tendrá otras florituras.

Hay escenarios que empiezan a estar sobrediagnosticados. Si gana Perotti la Paso peronista, deberá contener el voto progre que sufragará por la ex vicegobernadora. "Necesitamos el apoyo de todos, de todo el peronismo", se le escucha a Perotti, quien anticipa que no contestará ninguna crítica de la dirigente rosarina.

Hasta tal punto llega la idea de la existencia de un voto progresista en el andarivel de Bielsa que el socialismo enfoca sus críticas hacia Perotti, pretendiendo influir en la interna. Para la campaña previa a la general, Lifschitz se mostrará junto a Bonfatti. En el cuartel general del gobernador quieren que lo que se plebiscite en junio sea la gestión Lifschitz. Por eso, muestran con orgullo una encuesta nacional de Isonomía que le da casi 60 por ciento de imagen positiva.

El desafío que tiene Lifschitz es arrastrar hacia sus candidatos (Bonfatti a la gobernación y Verónica Irízar a la Municipalidad) la adhesión que tiene en Rosario y la provincia. Las alarmas se encendieron en el 2017, cuando, pese a la valoración positiva del gobernador, sus candidatos salieron terceros en las elecciones legislativas".

Por su parte, el santafesino diario 'La Opinión de Rafaela' hizo este fin de semana el siguiente análisis:

"De entre los ocho postulantes a la gobernación, sólo cuatro tienen chance de sentarse los próximas cuatro años en el Sillón del Brigadier. El Gobernador Lifschitz los redujo a dos: Antonio Bonfatti y Omar Perotti. No habrá cisne negro.

(...) Omar Perotti o María Eugenia Bielsa quedarán en el camino el domingo 28. Junto con sus carreras políticas. Para Antonio Bonfatti y José Corral los votos que obtengan dentro de dos semanas, serán un buen punto de partida – o no – para las definitivas del 16 de junio.

Las dos elecciones provinciales realizadas hasta ahora en Neuquén y Río Negro (...) mostraron a fuerzas locales triunfantes, alejadas de la dicotomía a esta altura socio psico cultural, “kirchnerismo – macrismo”.
(...)
Sobre esa base de experiencias recientes se cimienta la esperanza del FPCyS en Santa Fe; relativamente novel fuerza política en la que conviven mayoritariamente radicales y socialistas, acompañados por la nada desdeñable presencia territorial del histórico PDP y la creciente, sobremanera en Rosario, ex CC- Ari (ahora CREO).

En Santa Fe la “grieta” no es entre macristas y cristinistas; sino entre el socialismo y los radicales en Cambiemos, quienes no dejan pasar oportunidad para literalmente “sacarse los ojos”.

El peronismo, salvo el yerro político de mostrarse en la foto con Cambiemos por reclamos electorales, está enfrascado en su interna; como diría Reutemann, “no hay 16 (de junio) sin 28 (de abril).

(...)
Cambiemos no las tiene todas consigo. El aspirante gubernamental José Corral se tiene que hacer cargo de las desventuras económicas nacionales, como cuando la semana pasada una ofendida vecina -kirchnerista según se desprende de un reportaje que le hicieron- de un barrio rosarino le hizo saber su enojo en uno de los tradicionales timbreos, acompañado en esta ocasión por nada menos que el Ministro del Interior Rogelio Frigerio.

Corral hace lo que puede, cargando sobre su espalda la pesada mochila de una hiriente situación económica que no distingue pelo ni marca. Llega un momento en que el hartazgo, y consecuente fastidio con la clase política en campaña, se transforma patológicamente en irascibilidad social generalizada. Hay que tener “el cuero bien curtido” para salir a la calle con propuestas por estos días.

(...) Carlos Reutemann al cumplir 77 esta semana que pasó, habló. No dijo nada que no se supiera de sus actitudes: no votará a Cambiemos en la Provincia; tampoco dio la impresión de que lo haga por el PJ: “seré neutral”, equidistó. Si Perotti ganare las Paso, el 16 de junio seguramente Reutemann lo votará."

Ayer, el gobernador Lifschitz se mostró optimista con un buen desempeño electoral del Frente Progresista y habló del "retroceso" de Cambiemos. Además, según 'Rosario3', no descartó dar el salto a la administración nacional si Roberto Lavagna accede a la presidencia.

Para el mandatario los ciudadanos buscan alternativas que los alejen de la puja kirchnerismo-anti kirchnerismo. 

"El ciudadano trata de elegir opciones alejadas de los extremos. La gente elige salir de la grieta", observó Lifschitz en contacto con 'Radio 2'.

En tal sentido, destacó la figura de Lavagna que se presenta como alternativa a esa puja de blanco y negro.

"Si creyera que ese proyecto vale la pena, que le sirve al país, que le sirve también a Santa Fe, desde luego (que dejaría la provincia para sumarse a la administración nacional), son desafíos", dijo.

Con todo, la cabeza del gobernador está puesta en el 28 de abril cuando buscará confirmar su candidatura a diputado provincial. Lifschitz se mostró optimista con un buen desempeño electoral del Frente Progresista que vinculó a la buena imagen de su gestión y a la "pésima imagen del gobierno nacional".

Y sumó, en este marco, una aclaración en respuesta al ministro Rogelio Frigerio que vinculó el superávit santafesino a los recursos que bajan desde Nación. Lifschitz fue categórico: "Santa Fe tiene superávit porque encabezó en Argentina, en soledad, una lucha de 8 años que obligó al gobierno de Cambiemos a devolver a Santa Fe el 15 por ciento (por coparticipación)".

Domingo, sin PASO en San Luis

Según el calendario electoral, este domingo 21 debían celebrarse las primarias en San Luis, sin embargo, las mismas fueron anuladas porque los partidos políticos "presentaron listas con precandidaturas únicas" en los diferentes cargos que se renuevan este año en aquella provincia, según explicaron desde la Secretaría Electoral Provincial.