Leído

¿GUIÑO A MADURO?

Más seguro de su victoria, Alberto F anticipa salida del Grupo Lima

Mie, 09/10/2019 - 2:56pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Se dice que en la primera conversación telefónica entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, el candidato a presidente del Frente de Todos le prometió colaboración al primer mandatario en los turbulentos días posteriores a la PASO a cambio de dejar de atacarlo con el tema Venezuela. Luego, Alberto marcó posición al respecto y calificó al régimen de Nicolas Maduro de “autoritario”, intentando dar por cerrado el tema en los medios de comunicación. Esa calificación le valió críticas chavistas desde Caracas. Incluso el presidente venezolano lo llamó “estúpido”. No pasó mucho de eso y ahora Alberto, quizás más seguro de la victoria en octubre, parece estar revisando su posición sobre Venezuela y amenaza con abandonar el Grupo Lima propiciado por Estados Unidos para poner presión sobre Maduro. Todo ocurre en el marco de la crisis en Ecuador, donde se culpa a Caracas y a Rafael Correa de un intento golpista.

Contenido

La posición de México y el Uruguay en el tema Venezuela es la posición correcta para afrontar un problema que todos vemos. Nadie deja de advertir que allí se ha complicado la convivencia democrática. La Argentina debe ser parte de los países que quieren ayudar a los venezolanos a encontrar una salida. Estar en el Grupo de Lima es contradictorio con esto”, declaró Alberto Fernández durante una conferencia de prensa brindada tras reunirse a solas con el candidato a presidente del Uruguay por el Frente Amplio, Daniel Martínez, en l que se lee ahora como un cambio en su posición sobre la situación venezolana.

En la primera conversación telefónica entre Alberto y Mauricio Macri, el candidato a presidente del Frente de Todos le prometió colaboración al primer mandatario en los turbulentos días posteriores a la PASO a cambio de dejar de atacarlo con el tema Venezuela.

Luego, Alberto marcó posición al respecto y calificó al régimen de Nicolas Maduro de “autoritario”, intentando dar por cerrado el tema en los medios de comunicación.

Tras eso, el presidente venezolano llamó "estúpidos" a quienes en la región caracterizan a su gobierno como una "dictadura" o han hablado de "abusos" cometidos por el régimen.

"Alberto Fernández dice que hay abusos", le pregutó a Maduro una periodista de Folha. Maduro respondió: "Quién lo diga, dónde los diga, es un estúpido. A Venezuela se la respeta. Venezuela es una democracia sólida. Amenzada. Asediada".

Cabe recordar que el 23 de septiembre, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, la Argentina apoyó junto con Estados Unidos y otros países del Grupo de Lima la convocatoria del Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), el cual postula la posibilidad de una intervención militar en el continente frente a “un ataque armado por cualquier Estado contra un país americano”.

Esa convocatoria, fue repudiada por el Partido Justicialista (PJ) argentino, por considerar que su invocación rompe el principio de no intervención en los asuntos internos de los estados que da sustento a la histórica política de “neutralidad activa” en la región.

A raíz de las declaraciones de Alberto Fernández respecto de la posición que tomará con la crisis en Venezuela y del anticipo de una retirada de la Argentina del Grupo Lima, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj en declaraciones a Perfil, dijo: "Es un retroceso para la Argentina y para la política del continente. No se puede estar a medias tintas y no ser contundentes. Viven bajo una dictadura feroz con violaciones sistemáticas de los DDHH", y advirtió que dichas violaciones están "corroboradas" en informes de la expresidenta chilena Michelle Bachelet y en los propios argentinos.

"Tenemos testimonios de venezolanos que los torturaban en centros de detenciones que dependen del Estado", aseguró el funcionario.

Por eso Avruj le exigió al exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner que diga "a viva voz" que el régimen de Maduro "es una dictadura" y que "no lo niegue diciendo que es una democracia con problemas". 

"Me preocupan también los 180 mil venezolanos que están acá, se fueron buscando libertad y trabajo. El Estado los tiene que acompañar y cuidar. Y es peligroso lo que plantea Fernández", argumentó.

"El Grupo Lima no es intervencionista y ya lo aclaramos, lo que hace es denunciar todas las violaciones y convoca a la restitución de la democracia apoyando, por ejemplo, a Juan Guaidó", aclaró Avruj.

Todo ocurre en medio de la crisis en Ecuador, donde Lenín Moreno acusó a Maduro y a Rafael Correa de estar detrás de un golpe de Estado.

Maduro se burló este 8 de octubre de las acusaciones de su homólogo ecuatoriano diciendo que ahora es "súperbigote", que "mueve sus bigotes y tumba gobiernos".