Leído

POLÉMICA OTRA VEZ

La prueba de Smartmatic provoca la oralidad de Landau

Lun, 07/10/2019 - 3:07pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

No es sencillo creerle a Jorge Landau, el apoderado eterno del Partido Justicialista desde que César Arias dejó de serlo. Landau fue duhaldista y kirchnerista, hoy en trasvasamiento libre hacia el 'albertismo', y en días cuando los K ignoraban al PJ, sin embargo Landau permanecía en silencio probablemente porque le iban a reprochar su defensa de Luis Patti. Recuperó el habla por un milagro cometido por la Administración Macri: Smartmatic reemplazó a Indra, y eso logró que Landau pudiera iniciar sus cuestionamientos. Dijo que estaba todo mal pero en las PASO parece que anduvo todo bien. Ahora inició de nuevo la ofensiva, abriendo el paraguas que cuando lo cierre, tal como sucedió el día después de las PASO, sólo lo vuelve menos creíble, onda Pedrito y el Lobo.

Contenido

Ya ocurrió antes de las PASO: a Jorge Landau, el apoderado peronista, todo le parecía mal de parte de Smartmatic. Luego el resultado le fue favorable y olvidó sus reparos.

Ahora inició otra vez la ofensiva.

Sin embargo, es importante conocer el otro punto de vista.

Según Smartmatic, en la prueba del domingo 06/10, "el objetivo de la jornada estaba muy claro: terminar la última prueba antes de las elecciones presidenciales logrando la transmisión, recepción, carga y procesamiento del 100% de los telegramas. El simulacro finalizó sin fallas y contó con veedores de los diferentes partidos, ONGs, y de la prensa. Además de la participación de 18.000 personas seleccionadas por el Correo Argentino y la DINE (Dirección Nacional Electoral) para llevar a cabo la actividad."

El dato no es menor: ¿qué dejaron asentado por escrito los veedores del Frente de Todos presentes?

Un total de 101.518 telegramas fueron los computados en las 2 sedes abiertas: en Barracas y Monte Grande

En ambas sedes se encontraban desde temprano más de 1.700 transcriptores, quienes recibían los telegramas enviados por los 15.000 agentes del Correo Argentino, y que a su vez se encontraban en los 10.000 establecimientos repartidos por todo el país. 

El software funcionó correctamente.

La capacidad de los transcriptores y verificadores también. 

Los transcriptores lograron un promedio de transcripción de 1 minuto por telegrama.

Los verificadores sólo digitaron los valores de aquellos campos que no coincidían, y tuvieron un promedio de 15 segundos.

Funcionó la publicación de los resultados en la nube. 

Se siguió el protocolo designado para las PASO por la jueza María Servini de Cubría, quien ordenó hacerlo recién cuando se alcanzara el 10% de los telegramas computados en las principales provincias: Buenos Aires, CABA, Santa Fe y Córdoba. 

Se arrancó a las 10:20. A las 10:30 ya se tenía el 41% de los telegramas computados. 

Image
Imagen de la jornada de relevamiento del funcionamiento del conteo provisorio.
La actividad fue monitoreada por 90 fiscales de distintos partidos políticos distribuidos en todo el país en salas especiales para eso.

Pasado el mediodía se tenía cerca del 98%, es decir 99.000 telegramas computados de un total de 101.518.

Los centros de cómputos contaron con salas acondicionadas para los fiscales y apoderados de los distintos partidos políticos. 

Ellos, veedores de todo el proceso, tuvieron la posibilidad de consultar los tableros de captura y transmisión, de recuento provisorio y de publicación de resultados a medida que iba transcurriendo la actividad.

Los veedores asignados por el Ministerio de Justicia de la Nación, no registraron ningún reclamo u observación y pudieron darle una evaluación íntegra a todo el proceso y cada aplicación en particular.

La actividad fue monitoreada por 90 fiscales de distintos partidos políticos distribuidos en todo el país en salas especiales para eso. 

Además, se contó con la presencia de la prensa y representantes de organismos de la sociedad civil, como Transparencia Electoral y CIPPEC.

Pero Jorge Landau dice que hubo fallas, que todo andaba mal, etc. etc. etc.

Image
Los centros de cómputos contaron con salas acondicionadas para los fiscales y apoderados de los distintos partidos políticos.
Los centros de cómputos contaron con salas acondicionadas para los fiscales y apoderados de los distintos partidos políticos.