POLÍTICA Iglesia Católica > apuestas online >

LUDOPATÍA

La Iglesia Católica se mete en el tema de apuestas online con un durísimo comunicado

La Iglesia Católica se suma a la larga lista de dirigentes políticos y organizaciones que están pidiendo se regulen los sitios de apuestas online.

La ludopatía infantil en la Argentina está en rápido crecimiento producto de las innumerables casas y páginas de apuestas online que están al alcance de un solo clic. Si bien parte de la dirigencia política está trabajando para aminorar este problema, quien se metió en el tema para también ejercer presión y encontrar una solución fue la Iglesia Católica.

A través de una durísima carta, la Iglesia manifestó su preocupación por el crecimiento de la ludopatía en niños, niñas y adolescentes y advirtió que "esta adicción se está incrementando".

"Apostar no es un juego", se titula la misiva difundida por el equipo de Pastoral Social, que agrupa todas las arquidiócesis y diócesis de todo el país, en el que consideraron que en la Argentina "se está naturalizando una conducta muy nociva para todas las personas, para la vida en comunidad y, sobre todo, para adolescentes y niños y sus familias", producto de las denominadas apuestas online.

"En nuestras ciudades, pueblos y comunidades rurales, vemos que esta adicción se va incrementando. Advertimos que es una realidad que no discrimina ni clase social ni regiones geográficas. Hay muchos motivos que nos llevan a preocuparnos porque estamos viendo el daño social que se está ocasionando", detalla el documento.

Los argumentos de la Iglesia Católica sobre las apuestas online

En esa carta difundida este jueves 11/07, la Iglesia argumentó que debido al contexto socioeconómico "que vivimos desde hace décadas", les preocupa profundamente "cómo esta práctica adictiva socava la cultura del trabajo y del esfuerzo", además de lo gravoso que resulta fomentar una conducta que genera adicción.

Por otro lado, consideraron que la legalización de juegos “online” logró dos cosas:

- Aumentar la riqueza de quienes manejan el negocio y, paralelamente,

- aumentar la cantidad de apostadores en general y de adictos ludópatas o potenciales ludópatas. "Nunca se debió permitir", sentenciaron.

En esa misma línea, el documento asegura que en toda las provincias de la Argentina observan cómo esta actividad crece de manera exponencial entre los más jóvenes "que son especialmente vulnerables ante el estímulo del juego".

"La preocupación de docentes y padres ha trascendido públicamente a través de testimonios en distintos medios de comunicación de todo el país, con casos dramáticos y, algunos de ellos, trágicos", lamentaron.

Aportar no es un juego - Pastoral Social.pdf

El Congreso Nacional debate sobre el tema

Cabe destacar que el pasado 3 de julio el Congreso de la Nación realizó la tercera reunión informativa para abordar, junto a especialistas, la temática de ciberapuestas y ludopatía, con énfasis en la preocupación creciente por casos de niños y adolescentes.

Un plenario de las comisiones de Prevención de Adicciones y Control de Narcotráfico, Acción Social y Salud Pública, Comunicaciones e Informática y Legislación Penal de Diputados reunió a representantes del Ministerio de Seguridad de la Nación, movimientos sociales y de loterías y casinos, entre otros, para debatir y buscar una solución a esta problemática.

Justamente, en esa reunión se leyó un comunicado de la Alianza de Iglesias Evangélicas de Argentina, quienes alertaron sobre el crecimiento de la ludopatía: “Hacemos un llamado de atención a la sociedad y exhortamos a las autoridades a la protección de la niñez para que cese el juego en línea en las plataformas ilegales”.

En ese encuentro también se detalló que el 75% de las plataformas no están registradas y hay un vacío legal sobre el tema, por lo que no basta restringir el acceso a los menores a estas plataformas, sino que deben ir más allá, ya que actualmente hay personas que sirven de ‘cajeros’, es decir, adultos que hacen las apuestas por los chicos si ellos no pueden acceder a las plataformas

El Gobierno de la Ciudad tomó cartas en el asunto

Quienes están más avanzados o intentan estarlo respecto de la problemática de la ludopatía infantil y ponerle un freno son los funcionarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quienes han tomado medidas contundentes para tratar de aminorar la situación.

En ese sentido, Jorge Macri contó que la Ciudad, desde el lunes pasado, cerró la inscripción a nuevas licencias para operadores de apuestas. Además, fueron bloqueados 715 perfiles de redes sociales y publicidades de apuestas.

La importancia de las licencias en los sitios de apuestas radica en los requisitos de funcionamiento. Una de sus principales fallas es el llamado factor de autenticación: los chicos logran ingresar a las aplicaciones con datos falsos por los pocos requerimientos que se les piden; por eso se está evaluando la implementación de otros controles en la validación de la identidad de los usuarios.

En ese contexto, la Ciudad garantizará que las empresas cuenten con un proceso de registro que permita verificar la edad de los apostadores y prohíba el ingreso de los menores, además de disponer de herramientas como la autoexclusión, auto límites de tiempo, depósito y/o pérdidas, alertas del paso del tiempo y limitaciones sobre la publicidad y las transacciones económicas.

En la actualidad el 98,6% de los chicos tienen algún vínculo con la tecnología mientras que el 52% cree que sus hijos hacen un uso exclusivo de pantallas y dispositivos, según una investigación de Lotería de la Ciudad (LOTBA). Y uno de cada dos padres están preocupados por la posibilidad de que sus hijos realicen apuestas online. Debido a este alarmante panorama, el gobierno de CABA anunció que la Legislatura porteña ya está trabajando en 17 proyectos para terminar con este flagelo social.

Por último, la jurisdicción a cargo de Jorge Macri intimó a 11 famosos por identificarlos como promotores de plataformas de apuestas ilegales. Florencia Peña, Flor Vigna, Flavio Azzaro, y varios participantes del reality televisivo Gran Hermano, como Juliana “Furia” Scaglione, fueron algunas de las personalidades notificadas.