Leído

ESCRUTINIO

El simulacro dejó más dudas: El PJ pide que no se use el nuevo sistema

Lun, 22/07/2019 - 6:43pm
Enviado en:
Por Urgente24

El apoderado del PJ Nacional, Jorge Landau, aseguró que enviarán a la Cámara Nacional Electoral un pedido para que en las próximas elecciones se vuelva a utilizar el sistema tradicional para realizar el escrutinio provisorio y que no se lleve a cabo con el impulsado por el Gobierno. El sábado pasado se realizó un nuevo simulacro, con la presencia de la oposición y la prensa, que dejó bastantes dudas. Los puntos más polémicos.

Contenido

Luego de que el pasado sábado se llevara a cabo un nuevo simulacro del escrutinio provisorio de las PASO, desde la oposición cuestionaron nuevamente el sistema impulsado por el Gobierno.

El apoderado del PJ Nacional, Jorge Landau, aseguró que enviarán a la Cámara Nacional Electoral un pedido para que en las próximas elecciones se vuelva a utilizar el sistema tradicional para realizar el escrutinio provisorio y que no se lleve a cabo con el impulsado por Juntos por el Cambio.

En declaraciones a Cítrica Radio, Landau dijo que “es todo una gran improvisación, tenemos mucho temor de que esto pueda funcionar mal. A luz de la experiencia que tuvimos de la prueba anterior y la de ahora que sí estamos presentes”.

"Lo grave es que todo se busca hacer entre gallos y medianoche, nunca se nos consultó ni a nosotros ni a otra fuerza política ni ONG", añadió y expresó que “se hacen están pruebas donde prácticamente nos usan para justificar que lo hacen con nosotros”.

Luego, indicó que “respecto al telegrama con la información que llega de la escuela al correo, el fiscal pierde la posibilidad de controlarlo porque inmediatamente se transforma en imagen. Entonces uno pierde el control y ya no podemos tener la certeza de que eso va a ser fidedignamente volcado a la base de datos”.

Más adelante, manifestó que “ya hicimos la presentación, vamos a pedir en la Justicia que no se utilice este sistema”, y concluyó: "El gobierno tiene temor del resultado del domingo a la noche".

Durante la prueba del sábado pasado, por primera vez, estuvieron presentes las agrupaciones políticas que competirán en las elecciones, cuyos apoderados y dirigentes vienen señalando hace varios meses irregularidades y falta de transparencia en el procedimiento.

“Estamos más preocupados que antes con lo que puede suceder en las elecciones. Tuvimos que armar un equipo informático que da sustento a las dudas que tenemos”, explicó el dirigente.

Y agregó: “El grueso del ensayo electoral no fue auditado por nosotros. Si bien consultaron a la oposición, el oficialismo fue el único que pudo fiscalizar todo, por lo que es difícil saber todo lo que falló”.

“Los telegramas van a seguir publicándose en la web pero no van a tener el mismo contenido", puntualizó con preocupación. "El telegrama escaneado no va a ser el mismo que tenga el data entry en la pantalla, es una elaboración que Smartmatic”, explicó.

Sobre este punto, señaló que “para darle transparencia al resultado es necesario tener acceso a lo que llega de la escuela sin cambios”.

Luego, en diálogo con el programa 'Rayos X', por Radio 10, Landau explicó: “La prueba del escrutinio provisorio fue un show que armó el Gobierno para defender el negocio con Smartmatic para sostener una transparencia que todavía no existe”.

Landau apuntó que “no puede ser que hayamos podido auditar 31 escuelas cuando los lugares de votación son 13 mil. Y además, no pudimos verificar de ninguna manera el software. Tiene que intervenir la Cámara Nacional Electoral".

Con respecto a la posibilidad de que exista fraude electoral, el apoderado del PJ sentenció: “No me gusta hablar de fraude pero sí creo en una tergiversación de la información de la noche de la elección. Eso ya pasó en 2017”, recordó.

En el mismo sentido se expresó el precandidato a diputado nacional por Consenso Federal, Alejandro "Topo" Rodríguez: “Estuvieron nuestros apoderados en el simulacro electoral y hay nuevos motivos de preocupación”.

También apuntó que “entre que el archivo se envía y se lee hay cambio en el archivo” y dijo que eso “genera muchas dudas”. Es por eso que no descartó pedir ante la Justicia Electoral que “no se use el sistema de Smartmatic”.

"Si el Gobierno no está en condiciones de garantizar la efectividad y sigue generando desconfianza, hay que volver al sistema de papel”, reclamó en diálogo con El Destape Radio.

Por su parte, el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello admitió que “no fue afortunado hacer un cambio sobre la marcha en el sistema de transmisión de datos”.

Cabe destacar que el Correo Argentino contrató a la empresa Smartmatic para que se encargue de la transmisión de datos directo desde los centros de votación durante los comicios de 2019. Se trata de una compañía de raíces venezolanas, que estuvo en el ojo de la tormenta en más de una ocasión, y que se retiró de aquel país hace menos de un año luego de que se rompiera la relación cliente-proveedor.

El peridista Ari Lijad, que participó del simulacro realizado el sábado, escribió una nota en El Destape en la que menciona los problemas que presentó el sistema y las escasas respuestas de parte del Gobierno. Aquí algunos fragmentos:

"En las salas donde se van a contar los votos del escrutinio provisorio la imagen que usarán les muchaches del data entry será distinta a la que salió de las escuelas bajo la supervisión de los fiscales. Este dato, desconocido hasta ahora, fue reconocido ayer por un miembro de Smartmatic y  confirmado a El Destape por la Dirección Nacional Electoral.

En el sistema que quiere implementar el Gobierno, el telegrama que completan los fiscales partidarios en cada mesa de votación se escanea y transmite desde las escuelas el centro de cómputos provisorio. Caso contrario, entran a "contingencia" y se vuelve al antiguo sistema de enviarlo a la sucursal más cercana del Correo, pero los partidos no podrán ver de manera centralizada, qué escuelas están en contingencia.

Como garantía de transparencia, el Gobierno y Smartmatic dicen que los fiscales pueden mirar en la computadora el telegrama escaneado y comprobar que tenga los mismos datos que el papel.

La información que este medio recogió ayer es la siguiente. La imagen que reciben los operadores que luego cargan los votos en el sistema no es la misma que sale de la escuela. Los escaners generan un archivo .tiff pero el operador luego ve un .png. Ese cambio de archivo se da en algún lugar del proceso que nadie sabe.

A esto se agrega el orden de carga de los telegramas, que una vez enviados quedan “en espera” y el Gobierno no brindó información sobre como se va a contar. Es algo clave para el anuncio de la tendencia ganadora en prime time".

La nota de Lijad continúa: "según el pliego de contratación de Smartmatic, existe un acuerdo de confidencialidad sobre el software, algo extraño dado que se trata de algo que debería ser revisado por quien quisiera, en especial por los partidos opositores. Lo mismo sucede con empresas en las que Smartmatic tercerizó parte de los procesos.

El Destape le consultó a Perez por la entrega del código fuente (viene a ser el ADN del programa) a los partidos políticos, que debía ser 30 días antes de las PASO y se venció el plazo. “Obviamente que vamos a entregar el software final, que probablemente sea esta versión -contestó Perez- Hacemos la prueba, sale todo bien y entregamos el software. Treinta días antes no porque lo vamos cambiando y modificando”. Confirmado, entonces, que a 3 semanas de la elección aún no están listos los programas que se van a utilizar. Y no queda margen para corregir fallas que pueden encontrar los partidos una vez que tengan esa información hasta ahora retaceada por el Gobierno".

En Twitter se impone esta tarde el hashtag #AlFraudeLoParaElPueblo: