ACTUALIDAD Manzur > Provincia de Tucumán > Alberto Fernández

CONMOCIÓN EN TUCUMÁN

Manzur, jugador que puso bandera blanca a la interna del FdT

Juan Manzur será el nuevo jefe de Gabinete de Ministros de la Nación. Muchos todavía no reaccionan en la Provincia de Tucumán.

Al comenzar la semana que termina, y avanzada ya la crisis institucional del gobierno nacional, el gobernador Juan Manzur, recibió al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, quien al bajar del avión se fue enterando de los sucesos que ocurrían en Ciudad de Buenos Aires, y que terminaron barriéndolo a él mismo del gabinete.

En ese encuentro quedó la duda acerca del rol de Manzur, ya que no parecía un gobernador más sino una suerte de consultor de Alberto Fernández.

¿Conocía Manzur que su nombre y apellido aparecía en el diálogo entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner?

En la crisis, Manzur terminó resultando el motivo de la tregua, la prenda de acuerdo entre el Presidente y la Vicepresidenta de la Nación.

Con certeza, Manzur tenía constancia del apoyo de Alberto Fernández. Le sorprendió, para bien, lo de CFK. Por ese motivo él mismo respondió a la carta con un mensaje en clave: no es lo mismo decirle no a Alberto Fernández que decirle no a Cristina Fernández de Kirchner.

Importante releer el párrafo de la carta de CFK publicada en su cuenta en Facebook:

El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48 horas sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Dejé pasar 48 horas deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía). Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi ministro de Salud desde el 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1). (N. de la R.: se refiere a Graciela Ocaña, hoy día en Juntos por el Cambio). Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a gobernador de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo. El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48 horas sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Dejé pasar 48 horas deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía). Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi ministro de Salud desde el 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1). (N. de la R.: se refiere a Graciela Ocaña, hoy día en Juntos por el Cambio). Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a gobernador de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo.

Ardió el mundo político tucumano. Se escucharon las sirenas en la Legislatura provincial y varios comunicadores y medios reaccionaron casi atontados. Habían apostado contra Manzur y no esperaban los sucesos en curso.

La Gobernación dijo no saber nada aún cuando conocía más sobre un juego que estaba disputándose durante todo el viernes 17/09.

Pero la pregunta es: ¿el llamado de CFK es un premio o un castigo? Porque ingresar al gabinete nacional para liderarlo puede ser un premio, pero en el contexto de casi un “que se vayan todos, pero no se va ninguno”, es más complicado.

¿Y qué sucede con la gestión de Tucumán? Juan Manzur acaba de ganar una elección interna en su provincia, y la gobernabilidad depende de su nombre.

Si se va, la campaña de cara a noviembre quedaría en la nada porque el jaque mate a Osvaldo Jaldo (su vicegobernador y hoy su mayor enemigo) lo convirtió en el personaje único del proselitismo que viene.

PAMI

Para considerar la actitud del intendente de San Miguel de Tucumán, y actual candidato a senador nacional (por Juntos por el Cambio), German Alfaro, como cabeza de la oposición, quien prefirió mantener distancia de esta situación.

Al parecer él entiende que es una crisis institucional y no conviene pensar en oportunismos, o posicionamientos desmedidos.

Distinto es el caso del vicegobernador Osvaldo Jaldo, quien espera su tajada, resuelva como se resuelva esta situación. Hoy corre el rumor de que sería nombrado en el Banco Nación o en el Banco Central, dejando a Regino Amado, la sucesión de Manzur.

Pero en el esquema de poder todavía todo es muy complejo, difícil, intenso, entre intendentes, concejales y legisladores provinciales.

En el caso de Tucumán algo más: si se confirma la salida de Luana Volnovich de la obra social PAMI, se encuentra anotado un tucumano a quien conoce Manzur, el secretario general gremial de la obra social, Osvaldo Barreñada, muy respetado por los distintos centros de jubilados del país.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario