ACTUALIDAD intendentes > María Eugenia Vidal > Juntos por el Cambio

REELECCIÓN INDEFINIDA

Intendentes hacen arder la interna en JxC

La legislatura bonaerense discutirá la ley que limita las reelecciones de los intendentes. Y ya se desató una fuerte interna en Juntos por el Cambio.

En la antesala de la discusión en la Legislatura bonaerense sobre la ley que limita las reelecciones indefinidas de los intendentes, estalló una interna en Juntos por el Cambio.

Este miércoles (22/12), dirigentes y legisladores que responden a María Eugenia Vidal reiteraron su rechazo a la derogación de la ley que limita las reelecciones de los intendentes, marcándole la cancha a los jefes comunales de este espacio que pretenden derogarla.

La versión que circula por estas horas es que los jefes comunales radicales votarían junto al Frente de Todos para que esta ley sea anulada. Y algunos del PRO lo estarían evaluando.

La ley que limita las reelecciones indefinidas no sólo genera un problema para los intendentes peronistas, sino también en los correligionarios de la Unión Cívica Radical (UCR), ya que son 27 los que no podrán volver a presentarse, varios de ellos afectados por la ley 14.836.

Se trata de la ley 14836 que en 2016, durante el gobierno de María Eugenia Vidal, limitó la reelección indefinida de intendentes, concejales, diputados, senadores y concejeros escolares a solo dos períodos consecutivos. La norma estableció que se contaba como primer mandato al que se había iniciado en 2015, por lo que solo podían volver a presentarse en 2019.

La norma fue criticada por intendentes que perdían la posibilidad de presentarse indefinidamente en sus distritos, como hacen muchos de todos los partidos. De hecho algunos pidieron licencia en las municipalidades para pasar a otros cargos con la idea de que así el actual mandato no se tome en cuenta y puedan volver a presentarse en 2023.

Muchos intendentes comenzaron a plantear el cambio de la ley o que se fije como primer período el de 2019.

Hoy, a través de un comunicado que lleva la firma de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, el diputado nacional Cristian Ritondo y un grupo de legisladores bonaerenses que le responden, marcaron la postura inamovible respecto de la ley sancionada bajo su gobierno.

“Este año, a través del voto, todos los argentinos han sido claros y contundentes: quieren cambiar y están hartos de los ‘atajos’ políticos y de que las normas sólo se cumplan cuando conviene”, comienza la misiva.

En esa línea, expresaron su compromiso a “no votar nada que directa o indirectamente permita que los Intendentes que asumieron en 2015 y reeligieron en 2019 puedan volver a presentarse”.

En el mensaje directo hacia los que piden un cambio en el articulado y permitir contar como primer mandato el de 2019, el vidalismo resaltó que la ley “garantiza que nadie se adueñe del poder y que nunca más haya barones ni en el Conurbano ni en ningún otro lugar del interior”.

“Por el compromiso asumido y por la calidad democrática, vamos a seguir defendiendo la renovación, que más jóvenes ingresen a la política y que cada vez haya más incentivos para participar en una democracia donde se respetan y cumplen las reglas”, concluyeron.

https://twitter.com/mariuvidal/status/1473713132723974147

Entre los firmantes no figuran legisladores que responden a los intendentes del PRO. Se sabe que los mandatarios comunales del Frente de Todos son los que impulsan una reforma a la ley. Sin embargo, sus pares amarillos comenzaron a tener una postura más cercana a ellos, al igual que los radicales.

Fue el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien había tomado la posta, pidiendo una cumbre por zoom. Desde su despacho, convocó a sus correligionarios de la región y también a representantes del foro radical, con la intención de lograr un acuerdo para generar volumen político y de esa manera avanzar sobre la modificación de la ley, particularmente del artículo 7 que "está mal redactado", según reclaman los jefes comunales.

La solución que encontraron es modificar ese artículo para que el primer período que sea tomado en cuenta fuese el que comenzó en 2019 -post sanción de la ley-, y no 2015 como se interpreta hasta hoy. La justificación está atada a un principio jurídico: "no se puede legislar para atrás".

El problema que enfrenta Juntos por el Cambio ahora es consensuar posturas entre los que quieren eliminar la ley, quienes quieren corregir el polémico artículo 7 que genera estas diferencias y quienes no quieren tocar ni una coma del articulado. Parece poco probable, dado el comunicado del vidalismo, que se llegue a un acuerdo...

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario