ACTUALIDAD FMI > Congreso > PRO

POLÍTICA AGRIETADA

El FMI: La excusa de la dirigencia para tapar diferencias

La deuda con el FMI sirvió de excusa perfecta para justificar las grandes diferencias que hay en la dirigencia política. Algunas parecen irreconciliables.

La deuda de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es solo uno de los tantos temas en los que la dirigencia política -del oficialismo y la oposición- no se ponen de acuerdo. Sin embargo, las grietas dentro del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio son de vieja data, y aunque por estas horas cómo votar -o no- el proyecto del FMI es la discusión que está sobre la mesa, parece que dentro que esos espacios hay diferencias profundas, algunas incluso irreconciliables.

Algunos expertos de la política, cuando se creó el Frente de Todos en 2019, vaticinaron que nada bueno podía salir si el peronismo se mezclaba con el sector ultra K. Y ahora, los hechos demuestran que no se equivocaron: el oficialismo está partido en dos, con un Congreso Nacional que por un lado, sigue los pasos de Máximo Kirchner -y CFK-, mientras que otro grupo de legisladores 'banca' la gobernabilidad de Alberto Fernández.

Las diferencias entre peronistas y kirchneristas son profundas y existen desde hace tiempo, pero la deuda y renegociación con el FMI dejó bien claro de qué lado está cada uno. Y por lo pronto, todavía es una incógnita cómo votarán en el Congreso al menos 30 diputados oficialistas, pero lo que sí le dejó claro La Cámpora a Alberto Fernández es no lo apoyarán.

Incluso, en los últimos días la organización que comanda Máximo Kirchner difundió un video con un fragmento de un discurso de Néstor Kirchner, en el que otras cosas, decía: "El Fondo Monetario Internacional ha actuado como promotor y vehículo de políticas que provocaron pobreza y dolor en el pueblo argentino". Video que compartió La Cámpora en redes sociales luego de los reiterados desplantes del hijo de CFK al Presidente, los últimos: su ausencia en un acto de la juventud en La Plata y la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional.

Justamente, en ese acto en La Plata Alberto Fernández disparó: "divididos somos muy débiles y unidos somos muy fuertes".

También Juntos por el Cambio

Las diferencias no están solo en el oficialismo, ya que la coalición opositora atraviesa momentos de máxima tensión y serias diferencias.

La grieta dentro de la oposición se refleja en los conocidos "halcones" y "palomas", que divide a los opositores más duros y combativos, de los más conciliadores.

Del lado conciliador está Horacio Rodríguez Larreta, un hombre que evita el conflicto como parte de su estrategia política. Para el jefe de gobierno Porteño, que tiene aspiraciones presidenciales para el 2023, es importante crear todos los consensos y puentes posibles y reiteró ese concepto en su discurso de la apertura de sesiones en la Legislatura Porteña.

"La manera de fijar un rumbo es construyendo un consenso amplio, que nos permita construir en conjunto políticas de Estado que se sostengan a largo plazo por el bienestar de las generaciones por venir" y manifestó su disposición a "pelear por ese futuro de diálogo que necesitamos".

Del otro lado del PRO está Patricia Bullrich, que por su discurso combativo logró acercar y contar con el aval del libertario Javier Milei, diputado que califica a la oposición como "Juntos por el Cargo" pero que con la exministra de Seguridad de la Nación conformaría una fórmula presidencial.

Además de las profundas diferencias entre "Halcones" y "Palomas", la Unión Cívica Radical vino a ponerle condimento a la grieta, y con la idea de querer tener mayor participación dentro de la coalición opositora, dejó ver los problemas internos que tiene, no solo JxC, sino la propia UCR.

Y es que ahora el radicalismo se divide en "Evolución Radical" que es el ala "joven" del la UCR en el Congreso, frente la los radicalistas "de siempre", que según los más novatos "están atornillados y no dan lugar ni participación a nuevas caras". A su vez, apareció la figura de Gerardo Morales, que en su afán de querer ser presidente de la Argentina ha disparado sin reparo contra Larreta y el PRO, debilitando aún más la imagen de la oposición.

También están los de la Coalición Cívica, que desde lejos miran la situación y por lo general, están siempre atentos a las instrucciones de Elisa Carrió, y justamente, en ese sentido, el bloque de diputados de la CC presentó un proyecto las últimas semanas para que el Ejecutivo pudiera alcanzar un entendimiento sin la autorización previa del parlamento, proyecto que les indicó 'Lilita' y que enfureció a los del bloque PRO.

La última muestra de las diferencias que hay dentro de la coalición opositora se vio el día de la apertura de sesiones ordinarias, cuando el PRO decidió levantarse de sus bancas cuando el Presidente aludió a la “querella criminal” contra Mauricio Macri, mientras que los diputados de la UCR y la CC prefirieron quedarse en el recinto a escuchar al mandatario nacional.

Como la imagen que dejó la oposición no fue la mejor y dejó expuestas las internas que vienen desde hace rato pero reforzó el acuerdo con el FMI, más tarde, los diputados y senadores del PRO emitieron un comunicado en el que justificaron el abandono del recinto por las “injustificables acusaciones y difamaciones” de Alberto Fernández en su discurso.

Y además, para tratar de calmar las aguas, -al menos para el afuera- se sacaron una foto como muestra de la "unidad" de la oposición, imagen que encabezó Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Martín Lousteau, Miguel Pichetto, Carolina Losada, Mario Negri, Gerardo Milman y Maximiliano Ferraro.

Por último, sobre como votará la oposición respecto al proyecto del FMI, tampoco hay nada definido, pero la mayoría de los integrantes de Juntos por el Cambio coinciden en que "no queremos que la Argentina vaya a default".

En definitiva, y más allá de como se vote o no el proyecto de acuerdo con el FMI, la dirigencia política está quebrada por donde se la mire. Incluso, hace unos días, un senador oficialista admitió la crisis política que hay por estas horas: “El problema es que la oposición y el oficialismo están divididos. El Congreso está partido en cuatro”, dijo Maurice Closs (Frente de Todos – Misiones) en una entrevista radial.

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario