ACTUALIDAD clase media > Autopista Riccheri > General Paz

LA IZQUIERDA LES ROMPIÓ LA CABEZA

Clase media pobre: Tener una Hilux, un pecado de millonarios

La clase media en jaque luego de un gran cruce entre vecinos que cortaron la Autopista Riccheri. ¿El protagonista? El conductor de una Hilux.

Un episodio de violencia verbal se registró este lunes por la mañana en la Autopista Riccheri, cuando un conductor de una camioneta Hilux se bajó de su vehículo e increpó a los piqueteros que cortaban el tránsito en ambos sentidos. La General Paz se tiñó de escándalo con la clase media.

image.png

El hombre, visiblemente alterado, les gritó, y les exigió que dejaran pasar a los automovilistas que querían llegar al aeropuerto de Ezeiza.

El corte y el chofer de la Hilux enojadísimo:

Pero, para poner el contexto, La Autopista Riccheri, a la altura de la General Paz, tuvo este lunes (15/05) el tránsito cortado durante 4 horas por una manifestación de vecinos de la zona, que denunciaban que la policía le robó a una niña con discapacidad. La interrupción del tránsito imposibilitaba acceder al aeropuerto internacional de Ezeiza.

Entre las frases que se le escucharon decir al conductor de la Hilux se destacan: “ Bolitas de mierda, vayan a laburar ”, “ Son unos parásitos, no hacen nada por el país ”, “ Yo pago mis impuestos y ustedes me cagan la vida ”, “ Mis hijos están en Europa y yo acá con estos negros de mierda ”. El hombre también mostró su desprecio por el gobierno y por la policía, a quienes acusó de ser cómplices de los manifestantes.

Sería interesante que el progresismo autóctono cuente todo en su relato: Cuando envidia a "chetos millonarios", ¿habla de pesos o dólares? No es lo mismo...

https://twitter.com/U24noticias/status/1658139248283754500

Las reacciones en redes fueron variables. Hubo quienes apoyaron al conductor, como así también quienes lo tildaron de cheto resentido.

Desde ya, es el último debate al que habría que darle más atención y no tanto a la actitud instintiva de un conductor apresado en medio de una manifestación. Pero vayamos por partes.

La reacción en las redes fue ambigua:

Hubo quienes alimentaron el discurso de disconformidad entre trabajadores, por ejemplo, alegando a que las personas que manejan una Hilux creen que la Argentina les pertenece (¿?). Sí, sí, esto ocurrió:

image.png

¿Qué hay que hacer con la gente que no suma? Hay que matarlos. Los tengo que matar y voy preso”, dice el señor desde su Hilux radiante, con lentes puestos y su bronceado envidiable. Creen que la Argentina es solo suya"

Y también hubo comentarios que estuvieron desde la otra franja.

image.png

La camioneta Hilux cómo indicador de buen pasar es de lo más tercermundista que tenemos.

image.png

"La Hilux fue el vehículo más vendido en Australia en 2022. En Argentina es símbolo de empresario rico, garca, facho, neoliberal. Ezeiza."

Una reflexión sobre el tema:

Es lamentable que el debate se centre en el tono del conductor de la Hilux, en lugar de en el problema de fondo: la violencia y la desigualdad social. No tiene sentido etiquetar al conductor como “empresario” o “cheto” solo por el vehículo que maneja. Eso es caer en una lógica simplista y superficial que solo beneficia al poder y a la política. El conductor de la Hilux no representa a la clase dominante, sino a un sector de la clase media que también sufre las consecuencias del sistema.

El verdadero conflicto no es entre trabajadores, sino entre los que tienen todo y los que no tienen nada. Los que se enfrentan en la calle son víctimas de una estructura injusta que los enfrenta y los divide. Los que provocan el caos y la indignación son los que manejan los hilos desde arriba, los que viajan en aviones privados y viven en mansiones. Ellos son los responsables de la pobreza, la exclusión y la falta de oportunidades.

image.png
El debate debería ser por otro lado...

El debate debería ser por otro lado...

El debate debería ser sobre cómo construir una sociedad más justa y solidaria, donde todos tengan acceso a la salud, la educación y el trabajo digno. Donde no haya que esperar meses por un turno médico, ni sufrir cortes de ruta o piquetes. Donde se respete el derecho a manifestarse, pero también el derecho a circular libremente.

---------------------------------------------

Más contenido en Urgente24

Tiemblan Flybondi y JetSmart: Vieja aerolínea vuelve a volar

Combustibles: Vuelven a subir los precios pero piden más

Guido Kaczka culpa a Adrián Suar por la caída de El Trece

Se terminó la mentira: Wanda Nara no genera clicks ni rating

Caos: La Izquierda, subte, piquetes, Corte Suprema y la Constitución