ACTUALIDAD castigo > violadores > Justicia

VIOLACIÓN EN PALERMO

Castigo o reeducación: El polémico debate sobre violadores

Las redes sociales son más rápidas y polémicas que la Justicia: prisión de por vida y muerte o reeducación. El debate sobre el castigo inclina la balanza.

En la cárcel hay un viejo código conocido que, aunque no esté escrito ni sea ley, se aplica de facto: la justicia entre presos frente a los violadores. Aún sin cifras oficiales es uno de los mayores miedos de los violadores o agresores sexuales cuando van a prisión.

En prisión, la violación tampoco es acto sexual, sino de violencia, castigo y poder. Allí el violador al ser violado pasaría a ocupar el lugar de la mujer, se lo somete pero además se marca la territorialidad. Es ese quizás el mejor ejemplo que demuestra que las violaciones tiene más que ver con el sometimiento que con la sexualidad o el erotismo.

Un conocido escritor europeo hablando sobre las violaciones en las cárceles decía que se trata de "una práctica para desmoralizar al otro, hacerle de menos, denigrarle. Y esa idea de invadir al otro a la fuerza, no tiene nada que ver con lo erótico".

Esto es similar a lo que rescata el joven Iñaki Gutiérrez en 'Twitter' para afirmar: "Algunos creen que hay que trabajar con los violadores, otros creemos que tienen que estar presos de por vida".

https://twitter.com/inakiigutierrez/status/1498815854632488960

Iñaki Gutiérrez y Lucas Grimson son dos referentes de la militancia política joven que mantienen importantes diferencias sobre temas de actualidad y también personales.

Las respuestas a ese cruce no se hicieron esperar, y fueron incluso más allá:

https://twitter.com/lobit_o/status/1498816663310983171

https://twitter.com/liliyjuanca/status/1498833791477063687
https://twitter.com/JulietaIrazuzta/status/1498932526378856450

https://twitter.com/QuelaGot/status/1498820141500579841
https://twitter.com/AbigailLuna__/status/1498849307461521414
https://twitter.com/82cerebro/status/1498994052347404289

Escrache e impunidad

Vecinos de Villa Crespo, donde vive uno de los seis muchachos que participaron del ataque grupal en Palermo, convocaron a través de las redes a una pegatina de afiches para dejarlo en evidencia: "Que sepan que no se la van a llevar de arriba", es la consigna.

"Estamos organizado con vecinxs una pegada de afiches por el barrio. Que sepan que los estamos mirando y que no se la van a llevar de arriba", dice el afiche que está circulando en 'Facebook'.

afiche.png

Esta muestra de indignación lleva a preguntarse si la violación colectiva en Palermo no es un síntoma de la impunidad judicial ante los abusos sexuales.

En 'Crónica HD', el abogado Omar Saker calificó la aberrante acción de los 6 hombres como delito de "abuso sexual con acceso carnal con el agravante de ser gravemente ultrajante", y dijo en cuanto a la posible pena, que "estamos hablando de máximo 15 años de prisión si no concursa con algún otro delito"... Lejos, muy lejos, de la furia que se desató en las redes.

Hoy los seis detenidos por la brutal violación en grupo de una joven de 20 años ocurrida ayer por la tarde dentro de un Volkswagen Gol blanco sobre la calle Serrano aguardaban en distintas celdas de comisarías de la Policía de la Ciudad la citación a indagatoria de la Justicia para responder por el delito de abuso sexual agravado.

Los acusados son Ángel Pascual Ramos, de 23 años, domicilio en Laferrere, Tomás Fabián Domínguez, 21 años, oriundo de San Miguel, Lautaro Dante Ciongo Pasotti, 24 años, San Martín, Ignacio Retondo, 22 años, Vicente López, Steven Alexis Cuzzoni, de 20 años, radicado en Villa Crespo y Franco Jesús Lykan, 24 años, de Vicente López.

Cuatro de ellos habrían abusado de la joven, mientras los dos restantes se sentaban en la vereda a tocar la guitarra a modo de distracción y campana.

Ramos sería el más complicado de todos: según el informe policial posterior, fue encontrado a casi una cuadra del lugar mientras intentaba llevarse a la víctima por la fuerza luego de que una vecina alertara a efectivos de la fuerza porteña de lo que ocurría.

Los acusados fueron separados para ser encerrados en diferentes comisarías y están incomunicados.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario