IRRESPONSABILIDAD COMPARTIDA

Deuda Pública: Macri casi como CFK (¿el Congreso? ¡Nada!)

Entre diciembre de 2015 y mayo de 2017, el Gobierno de Mauricio Macri se endeudó por más de US$ 96 mil millones. US$ 3 de cada US$ 4 de la deuda emitida por Macri fueron para cancelar pasivos de gobiernos anteriores. En Diputados hay un proyecto "cajoneado" desde hace 14 meses que establece límites precisos a Macri para endeudarse. En lo que va del año Diputados y Senadores sesionaron apenas 4 veces.

Gran revuelo se levantó esta semana cuando el Gobierno colocó US$ 2.750 millones mediante un bono en dólares al inusual plazo de 100 años. Mientras en el Poder Ejecutivo Nacional lo calificaron como un reflejo de la confianza de los inversores, la oposición afirma que es una “escandalosa operación financiera” que “perjudica los intereses argentinos” a causa del elevado costo financiero. El bono argentino arranca ofreciendo 7,125% anual de tasa pero al hacerlo al 90% del precio, la renta efectiva es 7,9% anual, un rendimiento alto para los inversores y caro a los ojos de algunos analistas financieros.

El economista y diputado de la Nación (FUNA-CABA), Marcos Lavagna, señaló: “Los esquemas económicos que dependen del endeudamiento, terminan mal".

En nombre del bloque Justicialista, el diputado Pablo Kosiner solicitó incorporar en la sesión del miércoles 21/06, un proyecto para que sea el Congreso de la Nación, quien deba autorizar al Gobierno las operatorias de deuda pública. Kosiner quiso desempolvar la sanción del Senado del 27/04/2016 por el cual se modificó la Ley de Administración Financiera estableciendo que el Congreso autorice mediante ley especial un eventual nuevo endeudamiento.

Lo aprobado establece límites precisos a Macri para endeudarse. El texto es claro: “Las entidades de la Administración Nacional no podrán realizar operaciones de crédito público sin previa autorización por ley Específica del Congreso Nacional sancionada al efecto en forma concomitante y simultánea con la Ley de Presupuesto de la Administración Nacional”.

La iniciativa de los senadores PJ Miguel Ángel Pichetto y Adolfo Rodríguez Saá tuvo media sanción de manera unánime. La moción de Kosiner obtuvo 135 votos afirmativos, 74 negativos y 1 abstención. Fue rechazada por lo alcanzar los dos tercios necesarios para incorporarla al tratamiento sobre tablas.

"Parece castigo bíblico que pagarán los hijos de nuestros nietos. Por eso es necesario ponerle freno a estas políticas de Macri #DeudaEterna", escribió en Twitter el ex ministro de Economía y actual diputado Axel Kicillof.

Cristina Kirchner escribió: "Cien años de deuda: Argentina se endeuda en 200 millones de dólares de intereses por año".

No contentos con el resultado de la votación, el Bloque del Frente para la Victoria, presentó este jueves 22/06, una denuncia penal contra el presidente Mauricio Macri.

En el escrito, los legisladores piden que se investigue la presunta comisión de los delitos de administración fraudulenta y cohecho transnacional, por haber realizado el Gobierno “una ruinosa operación para los intereses del Estado, del fisco y del pueblo argentino de hoy y de las futuras generaciones.”

La causa recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal N°4, a cargo de Ariel Lijo, y será investigada por el fiscal Juan Pablo Zoni.

Ahora bien ¿El Gobierno es el único responsable de seguir tomando deuda? No. Varios son los motivos.

En primer lugar hay un proyecto "cajoneado" desde hace 14 meses en la comisión de Presupuesto y Hacienda que preside Cambiemos. Pero también es cierto que la oposición está mas preocupada por las elecciones legislativas de este año, que por cumplir su rol en el Congreso.

Los votos del bloque Justicialista de Diego Bossio y compañía, los del Frente para la Victoria, los del Frente Renovador, el GEN y el Frente de Izquierda, entre otros, son suficientes para obtener el dictamen de mayoría y así desempolvar la sanción del Senado antes que pierda estado parlamentario. Allí la oposición suma 31 votos contra 18 del oficialismo.

Otro dato es que todavía no se terminó de constituir la Comisión Bicameral de Control de Deuda. Todo esto el Gobierno lo sabe y por eso sigue emitiendo bonos soberanos a un siglo.

Cristina Vs Macri

El 20/06/2014, la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner afirmó que su Gobierno estába dispuesto a negociar con los llamados 'fondos buitre' en su reclamo por la deuda impaga. "Queremos cumplir con el 100% de los acreedores" ya que "estamos dispuestos a cumplir con nuestro deber". Lo dijo durante el acto en Rosario por el Día de la Bandera.

En cadena nacional, la Presidenta afirmó: "He dado instrucciones para que nuestros abogados le soliciten al juez, condiciones para poder llegar a un acuerdo que sea beneficioso para el cien por cien de los acreedores. Solo pedimos condiciones justas y la Argentina siempre está dispuesta a negociar". Y luego añadió, que "aquí siempre hay buena fe". El acuerdo nunca llegó.

Luego del fallo del juez estadouidense Thomas Griesa, quien ordenaba pagar el 100% del valor de sus bonos más los intereses, el programa Periodismo para Todos (PPT), emitió un informe cuya principal conclusión fue que el endeudamiento del país había aumentado durante la década recién transcurrida.

Jorge Lanata, mostró un gráfico que contiene la evolución del stock de deuda pública (la deuda total en términos absolutos) desde 1973 en adelante. Se puede ver que momento previo a que el gobierno de Néstor Kirchner era de $ 178.769 Millones paso a $ 189.000 un años despues, decreció en 2005 y luego no dejó de aumentar hasta 2013, llegando a $250.000 millones ya en el segundo mandato de CFK.

Las estadísticas que se mostraron en PPT son similares (aunque no coinciden totalmente) a las que publica el Ministerio de Economía de la Nación en sus informes anuales de deuda pública. El dato de 2013 que se puede ver, sin embargo, difiere del último informe publicado por la Oficina Nacional de Crédito Público, donde se informa que la deuda pública al 30/09/2013 ascendía a US$ 201.000 millones y no a los US$ 250.000 millones indicados en el gráfico.

Es que el número de 2013 de la imagen incluye -por lo menos- el reciente pago con bonos a Repsol, el arreglo con el Club de París y los US$ 15 mil millones que se deberían pagar si la Argentina acata el fallo Griesa y los demás holdouts inician demandas similares. Otras fuentes, como las consultoras privadas Econométrica y Finsoport, estiman la deuda pública total en US$ 223.000 millones y US$ 232.000 millones, respectivamente.

----------------

PDF icon

PDF icon

-------------

PDF icon

-------------

De todas maneras, existe consenso entre los economistas de diversas vertientes en que, al hablar de endeudamiento o desendeudamiento de un país, “el indicador usado internacionalmente es Deuda/PBI, y generalmente siempre se toma la deuda bruta que incluye la deuda intrasector público”.

Martín Tetaz, economista y profesor de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP), realizó un cálculo propio utilizando “el PBI en dólares de Paridad de Poder de Compra, para evitar la ilusión del desendeudamiento artificial por sobrevaluación de la moneda (atraso cambiario)”. Además, le descontó a la deuda pública total las acreencias del Tesoro contra provincias y sistema financiero, y “los cerca de US$ 22.000 millones que ‘ahorró’ el Estado por hacer ‘trampa’ en el ajuste por CER de los bonos (el CER se calcula a partir de la inflación del INDEC)”.

La “Argentina -concluye el post de Tetaz con datos hasta 2012- bajó ligeramente el peso de su deuda en el PBI, aunque todavía no recuperó los niveles de ‘holgura’ que tenía en 1998”.

En un reciente trabajo para Chequeado.com, el licenciado Juan Manuel Telechea, afirmó que al analizar lo sucedido con la deuda durante el kirchnerismo, se pueden identificar 2 etapas:

> 2005-2011, y

> 2011-2015.

Mientras que en 2005 el 92,7% de la deuda pública estaba en manos del Sector Privado (bonistas) y de Organismos Internacionales, en 2015 esto se redujo a menos de la mitad, ubicándose en el 42,7 por ciento. El resto era deuda que el Gobierno nacional tenía con Agencias del Sector Público, como la ANSES y el Banco Central. Asimismo, mientras que en 2005 el 47% de la deuda estaba en manos de acreedores extranjeros (lo que se conoce como “deuda externa”), en 2015 eso se había reducido al 28,5 por ciento. Si se lo mide utilizando el PBI, el ratio de la deuda externa para 2015 se ubicó en 14,1 por ciento.

Según los datos oficiales, entre diciembre de 2015 y mayo de 2017, el Gobierno de Mauricio Macri se endeudó por más de US$ 96 mil millones. Y US$ 3 de cada US$ 4 de la deuda emitida por Macri fueron para cancelar pasivos de gobiernos anteriores.

Las emisiones de deuda realizadas entre diciembre de 2015 y mayo de 2017 alcanzaron a los US$ 96.674 millones. Del total, US$ 41.303 millones fueron en moneda nacional, US$ 12.479 millones se emitieron a tasa fija, US$ 10.089 millones fueron adelantos transitorios (netos), US$ 9168 millones en bonos a tasa variable (badlar), US$ 5848 millones letras dentro del sector público, US$ 2975 millones en títulos ajustables por CER y US$ 744 millones ajustables por Lebac.

En moneda extranjera se colocaron US$ 55.372 millones, de los cuales US$ 26.250 millones se emitieron en dólares; US$ 14.509 millones en Letes; US$ 3557 millones en Bonar 2025 y 2037; US$ 3247 millones en desembolso a organismos; US$ 2800 millones en bonos en euros; US$ 2124 millones en Bonar 2020 (Gas Plus); US$ 1057 millones en Bonar 2016 (importadores); US$ 750 millones en Bonar 2019 y 2023 (por en blanqueo de capitales); US$ 399 millones en Bonos internacionales en CHF; US$ 362 millones en letras intra sector público (neto); US$ 318 en Bonar 2024 por el Ciadi.

Las cancelaciones ascendieron a 70.713 millones de dólares, según los datos del Ministerio de Finanzas. Del total 48.980 millones de dólares corresponden a servicios de deuda al día, de los cuales US$ 27.585 millones son vencimientos de capital; en particular, US$ 14.296 millones fueron en moneda extranjera y US$ 13.289 millones en pesos. En tanto, los vencimientos por intereses llegaron a US$ 21.395 millones, de los cuales US$ 10.995 millones fueron en moneda nacional y US$ 10.400 millones en moneda extranjera,

En concepto de deudas con atrasos, se utilizaron 18.960 millones de dólares, de los cuales US$ 15.150 millones correspondieron a la cancelación de la deuda con los bonistas en default desde 2001, US$ 2124 por el programa Gas Plus, US$ 760 millones a Camessa, US$ 608 millones a Petróleo Plus y US$ 318 millones por el Ciadi.

Por otros compromisos, se utilizaron US$ 2774 millones, entre US$ 1005 millones del Plan Gas, US$ 800 millones en la armonización de cajas provinciales, US$ 533 millones a la Dirección Nacional de Vialidad y US$ 436 millones por deudas con Bolivia y Paraguay por energía.

Para 2016, dato publicado por la Secretaría de Finanzas, la deuda pública total se ubicó en US$ 275.500 millones, es decir, un aumento de casi US$ 35 mil millones con respecto a 2015.

-------------

PDF icon

-------------

En el presupuesto 2017, el Congreso de la Nación autoriza al Poder Ejecutivo a realizar operaciones de crédito público, estableciendo el destino de financiamiento y los plazos mínimo de amortización. Los montos figuran en el anexo al artículo 34.

Los importes indicados en la planilla anexa, corresponden a valores efectivos de colocación. El uso de esta autorización deberá ser informado de manera fehaciente y detallada dentro del plazo de 30 días de efectivizada la operación.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario