SUN EDISON

La N°1 de energía renovable en convocatoria de acreedores

SunEdison se ha acogido al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de USA, tras alcanzar una deuda inmanejable, según Bloomberg. La mayor compañía mundial de energías renovables gastó en adquisiciones US$ 3.100 millones en los últimos 2 años y disparó sus pasivos hasta los US$ 12.000 millones. Según Reuters, se trata de la mayor bancarrota de una empresa no financiera en la última década.

El capítulo 11 de la Ley de Quiebras de USA ofrece protección a las empresas frente a sus acreedores, permitiéndoles reorganizar su deuda y vender partes del negocio.

La empresa de energía estadounidense se ha acogido a la protección por bancarrota en la que se ha convertido en uno de los mayores concursos de una empresa no financiera en USA en los últimos 10 años.

La empresa estadounidense de energía solar SunEdison se ha acogido al capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos, que permite a las empresas protegerse y negociar con los acreedores antes de presentar una bancarrota.

La compañía acumula una deuda de US$ 12.000 millones derivada de una agresiva política de compras en los últimos años. Si las conversaciones con los acreedores no fructifican, la mayor empresa de renovables del mundo protagonizaría una de las grandes bancarrotas del país, más allá de las protagonizadas por el sector financiero.

SunEdison ha adquirido empresas en Estados Unidos, India y Latinoamérica hasta acumular un pasivo que hoy parece insostenible en un escenario de desplome de los precios energéticos.

El grupo ha perdido un 99% de su valor en Bolsa en los últimos 12 meses y apenas alcanza una capitalización de US$ 107 millones. Sus acciones, que llegaron a rozar los US$ 90 en diciembre de 2007, valen US$ 0,34.

"La decisión de iniciar este proceso de restructuración ha sido difícil, pero se trata de un paso importante para abordar nuestros problemas inmediatos de liquidez", indicó Ahmad Chatila, CEO de SunEdison.

Los inversores de Wall Street ya habían anticipado este escenario y sospechaban que la firma había falseado sus últimos resultados. De hecho, las acciones de SunEdison se dejan en los últimos 12 meses el 95% de su valor.

The Wall Street Journal aseguraba hace unos días que está siendo investigada por inflar la cuenta de tesorería. El regulador del mercado de valores, la SEC, no se creía que SunEdison tuvieseUS$  1.400 millones en activos líquidos cuando publicó su último informe de resultados en agosto 2015.

Resultaba extraño, a ojos del regulador, que sólo unos meses después la compañía tuviese que dejar de pagar a sus proveedores por falta de tesorería y buscase liquidez a toda costa entre su estructura corporativa. SunEdison anunció además en el mes de marzo que aplazarba la publicación de resultados después de encontrar lo que calificaba como "debilidades materiales" en su contabilidad analítica.

Desde hace un tiempo el mercado daba la espalda a una compañía que alimentó su crecimiento desenfrenado mediante adquisiciones financiadas no siempre en las mejores condiciones, como parte de una retirada generalizada de las posiciones en empresas solares, que han caído en los últimos meses como consecuencia de los débiles precios del petróleo (cuanto más barato es el crudo, menos rentable es recurrir a la energía solar).

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario