EL FÚTBOL Y LA POLÍTICA

UEFA se negó a iluminar el Allianz Arena con los colores del arcoíris

El organismo rechazó el pedido del alcalde de Múnich de iluminar con los colores del arcoíris el estadio durante el partido de Alemania contra Hungría. En pleno conflicto en el país húngaro por leyes discriminatorias, la UEFA se posicionó como "una organización políticamente y religiosamente neutral”.

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, había enviado a la UEFA una solicitud para que se iluminara el estadio Allianz Arena con los colores del arcoíris durante el partido de Alemania contra Hungría. 

La motivación detrás del pedido es una respuesta a la nueva normativa húngara que prohíbe la “promoción” de la homosexualidad en menores de 18 años. Esta ley no permite que se hable sobre sexualidad y género en las escuelas, libros infantiles o películas. Considerada altamente homofóbica y discriminatoria, la decisión del parlamento recibió fuertes críticas a nivel internacional. 

manifestación en Hungría

La decisión de la UEFA

La UEFA rechazó la solicitud y se declaró como "una organización políticamente y religiosamente neutral”. 

En un comunicado emitido el martes 22 de junio, la institución aclaró que siempre estuvo del lado de la inclusión pero que, en este caso, la motivación política resultó en el rechazo del pedido. 

Recalcó que "está decidida a desempeñar su papel en el cambio positivo y cree que la discriminación sólo puede combatirse en estrecha colaboración con los demás. Como organismo rector del fútbol europeo, la UEFA reconoce que tiene la obligación de unir y coordinar los esfuerzos de los aficionados y las instituciones de toda Europa, porque es responsabilidad de todos eliminar la discriminación del fútbol".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario