REFUERZO CONTRA NUEVAS VARIANTES

Oxford/AstraZeneca se adelantan y prueban una tercera dosis

En 90 participantes la fórmula de refuerzo aumentó los niveles de anticuerpos contra el virus a un punto más alto que el observado un mes después de la segunda dosis. Ayer comenzaron los siguientes ensayos con más de 2.000 voluntarios.

La Universidad de Oxford comenzó ayer, 27 de junio, la vacunación en una nueva fase en ensayos en humanos para probar una vacuna para la COVID-19 (AZD2816) de refuerzo. Se pretende evaluar la eficacia contra la variante B.1.351 de interés, comúnmente conocida como Beta, ex sudafricana.

En el ensayo de fase II / III, patrocinado y dirigido por la compañía AstraZeneca, se reclutan 2.250 participantes que completaron el esquema hace tres a 12 semanas, de Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y Polonia. 

La inyección se administrará a personas que hayan sido previamente vacunadas por completo con la Oxford-AstraZeneca original o una vacuna de ARNm, al menos tres meses después de su última inoculación. 

En caso de que los estudios prosperen, esta dosis podrá ser aplicada:

  1. En dos dosis para individuos no vacunados, con cuatro a doce semanas de diferencia.
  2. Como una segunda dosis después de una primera de la fórmula Oxford-AstraZeneca original. 
  3. O como dosis de refuerzo (tercera) para quienes ya fueron inoculados por completo.

La AZD2816 ha sido diseñada utilizando la misma plataforma de vector adenoviral que la vacuna original, pero con alteraciones genéticas menores en la proteína de pico basada en la variante Beta. 

El profesor Andrew J. Pollard, investigador jefe y director del Grupo de Vacunas de Oxford, dijo:

“Probar dosis de refuerzo de vacunas existentes y nuevas variantes de vacunas es importante para garantizar que estamos mejor preparados para adelantarnos a la pandemia de coronavirus, en caso de que sea necesario su uso”. 

Por su parte, el doctor Maheshi Ramasamy, investigador principal del Oxford Vaccine Group, comentó:

"El programa de implementación de vacunas del Reino Unido ha tenido un éxito increíble en la prevención de hospitalizaciones y muertes, pero no sabemos cuánto dura la protección. Este estudio proporcionará evidencia vital sobre si es posible que en el futuro se necesiten más dosis que incluyan ‘ajustes’ contra nuevas variantes de virus”. 

Los datos iniciales del ensayo se esperan a finales de este año y, una vez que estén disponibles, se enviarán a los reguladores para su evaluación como una vacuna de refuerzo de próxima generación y a través de una vía regulatoria acelerada. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario