JUNTOS BIEN vino > cerebro > ACV

ALCOHOL

¿Una copa de vino al día? Este es el peligro para el cerebro

A medida que aumenta el número de años de consumo moderado de alcohol, también aumenta el riesgo de ACV, según un nuevo estudio.

Popularmente se cree que una copa de vino al día es inocua, y hasta beneficiosa. Sin embargo, la ciencia demuestra hace décadas que cuánto más tiempo se extiende el consumo de alcohol, más riesgos implica para la salud en general y para el cerebro en particular.

Ahora, un nuevo estudio demostró que las personas de entre 20 y 30 años que toman, incluso de forma moderada, tienen más probabilidades de sufrir un derrame cerebral cuando son adultos jóvenes, en comparación con aquellas que no beben.

“La tasa de accidentes cerebrovasculares (ACV) entre adultos jóvenes ha aumentado en las últimas décadas y sabemos que pueden causar la muerte o una discapacidad grave”, enfatizó el investigador Eue-Keun Choi de la Universidad Nacional de Seúl en la República de Corea.

Si pudiéramos prevenir los ACV en adultos jóvenes mediante la reducción del consumo de alcohol, eso podría tener un impacto sustancial en la salud de las personas y la carga general en la sociedad Si pudiéramos prevenir los ACV en adultos jóvenes mediante la reducción del consumo de alcohol, eso podría tener un impacto sustancial en la salud de las personas y la carga general en la sociedad

image.png

Para obtener estos resultados, el equipo de Choi analizó los registros de una base de datos nacional de personas que completaron cuatro exámenes de salud anuales, incluido el consumo de alcohol. El seguimiento duró un promedio de seis años.

Las personas que bebían 105 gramos o más por semana se consideraban bebedores moderados, lo que equivale a 15 gramos por día, es decir: una copa de vino o un tercio de cerveza por día.

Quienes bebían de forma moderada a excesiva durante dos o más años tuvieron un 20% más de probabilidades de sufrir un derrame cerebral que quienes no bebían o tomaban menos de 105 gramos por semana.

A medida que aumentaba el número de años de consumo, también aumentaba el riesgo de ACV: con dos años el porcentaje era 19%, con tres años un 22% y con cuatro años un 23% más de riesgo.

"Dado que más del 90% de la carga del ictus en general puede atribuirse a factores de riesgo potencialmente modificables, incluido el consumo de alcohol, y dado que el ictus en los adultos jóvenes tiene un grave impacto tanto en el individuo como en la sociedad al limitar sus actividades durante sus años más productivos, debe hacerse hincapié en la reducción del consumo como parte de cualquier estrategia preventiva, recomendó Choi.

El trabajo fue publicado en Neurology, la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Dakota Johnson marca la cancha a Chris Martin en Argentina

Flybondi y JetSmart se unen contra Aerolíneas Argentinas

Se terminó la grieta: C5N ahora bajó a CFK

Cómo mirar gratis El Encargado, de Guillermo Francella

Otro exchange que cae, el mercado cripto entra en agonía

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario