JUNTOS BIEN comer > Dormir > alimentos

SEGÚN EXPERTOS

Esto le pasa al cuerpo al comer justo antes de ir a dormir

¿Dificulta la digestión? ¿Engorda? Esto es lo que opinan especialistas sobre los potenciales riesgos de alimentarse antes acostarse.

Con frecuencia se escucha que comer justo antes de ir a dormir aumenta las probabilidades de subir de peso. Ahora bien, este es un tema controvertido que se basa en la suposición de que el cuerpo no tiene tiempo para digerir los alimentos y que se terminan almacenando como grasa en vez de usarlos como energía.

“Cuando duerme, su metabolismo puede ralentizarse entre un 10% y un 15% menos que durante las horas de vigilia”, explicó a Live Science la dietista Melissa Prest, vocera de la Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética, en español).

Al respecto, el primer consejo de la experta es asegurarse de haber comido lo suficiente durante el día para estar lleno y satisfecho. En segunda instancia, el sitio Live Science destaca dos posibles consecuencias de ingerir alimentos tarde en la noche.

1) Para la digestión

“Cuando comemos, nuestros cuerpos trabajan para digerir y absorber la energía y los nutrientes de los alimentos”, precisó la nutricionista Signe Svanfeldt.

Por eso, comer una gran cantidad de alimentos antes de acostarse puede causar malestar estomacal e interferir con el ritmo circadiano, el reloj interno del cuerpo, afectando la calidad del sueño.

image.png

2) Aumento de peso

Una investigación publicada en el Journal of Obesity revela que aquellas personas que comen una gran comida cerca de la hora de acostarse tienden a saltarse el desayuno porque todavía están llenas. En este sentido, también es más probable que tengan sobrepeso.

“Ganamos peso cuando comemos más energía de la que quemamos durante un período de tiempo. Incluso cuando dormimos, quemamos energía para ayudar a los órganos, funciones y tejidos de nuestro cuerpo, aunque, por supuesto, quemamos más cuando estamos despiertos y activos”, detalló Svanfeldt.

Con todo, “no se trata solo de cuándo comemos, sino de lo que comemos. Los alimentos grasosos y fritos, comer porciones demasiado grandes o demasiado rápido pueden causar malestar estomacal, así como reflujo”.

Por lo tanto, el aumento de peso por comer antes de acostarse puede deberse más a que los alimentos son ricos en energía y pobres en nutrientes, más que al horario en sí.

“Dicho esto, nuestros cuerpos son todos diferentes y funcionan de manera individual. En última instancia, se trata de la imagen completa de nuestros hábitos alimenticios: qué, cuándo y cómo comemos determina qué tan bien nuestra dieta se adapta a nuestras necesidades”, resumió Svanfelt.

Una dieta equilibrada y variada en línea con nuestros requerimientos energéticos individuales es clave Una dieta equilibrada y variada en línea con nuestros requerimientos energéticos individuales es clave

Ahora bien, ambas expertas en Nutrición aconsejan a una persona actualmente está comiendo antes de acostarse a que elija un alimento pequeño que incluya algo de fibra y proteínas, como una manzana y 1 o 2 cucharadas de mantequilla de maní.

“La fibra ayuda a retardar el aumento de la glucosa después de comer y la proteína ayuda a reparar y curar los músculos”, señaló Prest.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Furor por el truco para ver TV, series y películas gratis

Rumores Credit Suisse y Deutsche Bank: Sospechan de Bitcoin

Silvina Batakis se fue a 'colisionar' a un Apple Store

No guarde contraseñas en Google Chrome: Es un colador

Legislativas y gobernadores, la elección que ganó Jair Bolsonaro

Dejá tu comentario