DESCANSO DE CALIDAD

Cómo el estrés afecta el sueño: consejos para dormir plácidamente

Se necesita tiempo para crear nuevos hábitos y hacer que su cuerpo se relaje, así que no se rinda si estas estrategias no funcionan de la noche a la mañana.

El sueño es un recurso importante que lo mantiene saludable, mentalmente alerta y capaz de lidiar con el estrés de manera más efectiva, entre otras cosas. Desafortunadamente, las personas estresadas y ocupadas tienden a dormir menos de lo que necesitan.

Conozca algunas de las razones por las que el estrés y la falta de sueño parecen ir de la mano, y las técnicas importantes para dormir lo suficiente

Factores que contribuyen a la falta de sueño

Los siguientes son factores comunes que contribuyen a la falta de sueño:

Pensando demasiado

Mucha gente se lleva el trabajo a casa, ya sea física o metafóricamente. Y tiene sentido: con las cargas de trabajo exigentes de hoy, a menudo es difícil volver a casa después de un día de resolución de problemas y dejar de pensar automáticamente en todos los conflictos. 

Los padres y estudiantes que se quedan en casa también pueden experimentar esto. Si todavía está tratando de resolver problemas al final del día y los pensamientos no parecen salir de su mente, esto puede hacer que el sueño sea mucho más difícil. Incluso puede interrumpir su sueño en medio de la noche mientras hace la transición entre las etapas del sueño.

Cafeína

Las personas sometidas a estrés tienden a consumir cantidades significativas de cafeína para obtener un impulso que las ponga en marcha por la mañana o les ayude a pasar el día. La cafeína en realidad puede exacerbar los niveles de estrés y afectar significativamente la cantidad y la calidad del sueño que se obtiene.

Cortisol

Esta hormona del estrés es uno de los actores clave responsables de la respuesta de lucha o huida, esa sacudida de energía que se obtiene cuando se siente estresado o amenazado que le permite responder. Desafortunadamente, el estrés crónico puede conducir a niveles excesivos de cortisol y esto puede alterar los patrones de sueño saludables.

Programación excesiva

Una vida agitada y ocupada puede robarle el tiempo que realmente puede dedicar a dormir. Si se da cuenta de que se retrasa más y más la hora de dormir para hacer las cosas, o se levanta cada vez más temprano en nombre de la productividad, es posible que se sienta cansado la mayor parte del tiempo, pero no se de cuenta del precio que está cobrando la falta de sueño.

Ansiedad

Al igual que pensar demasiado, la ansiedad puede dificultar el sueño y despertarlo por la noche. La ansiedad mantiene su mente ocupada mientras imagina escenarios amenazantes y se preocupa por lo que pueda suceder a continuación. Puede preocuparse por encontrar soluciones. Esa carrera mental puede robarle el sueño al mantener altos sus niveles de cortisol, lo que dificulta el sueño.

Cómo dormir lo suficiente

Pruebe estos consejos si tiene poco sueño con regularidad:

Mantenga hábitos saludables durante la noche

Mantener hábitos nocturnos regulares que promuevan el sueño puede ser de gran ayuda para ayudarlo a obtener un sueño de alta calidad de manera constante. 

Libere su estrés

Una excelente manera de eliminar el estrés de su cuerpo para que su mente pueda relajarse es probar algunas técnicas de relajación, incluidas técnicas de respiración, imágenes, relajación muscular progresiva y técnicas de relajación muscular profunda. Estas técnicas pueden ayudar a aumentar la sensación de calma y relajación y ralentizar nuestro sistema, lo que ayuda a fomentar un buen sueño. La meditación también es una herramienta probada para relajar su cuerpo y aquietar su mente; puede hacer que se duerma fácilmente.

Cuando todo lo demás falla: siesta

Si ha hecho todo lo posible y está agotado de todos modos, no subestime el valor de la siesta. No se recomienda tomar siestas si tiene dificultades para dormir porque puede disminuir su somnolencia nocturna. Sin embargo, si el problema no es que no puede conciliar el sueño, sino que no tiene suficiente tiempo para dormir porque está demasiado ocupado, incluir un poco de siesta en su día puede ser de gran ayuda. La siesta puede aumentar su productividad y brindarle una valiosa dosis de sueño cuando lo necesite. Y cuando ha descansado bien, puede ser menos reactivo al estrés.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario