Golazo 24 Borussia Dortmund > Champions League > Bayern Múnich

UEFA

La última vez que Borussia Dortmund jugó una final de Champions

Luego de 11 años, Borussia Dortmund volverá a jugar una final de Champions League. La última vez que lo hizo, perdió frente a su eterno rival.

La ciudad de Dortmund no dormirá esta noche. Tampoco lo hizo aquel viernes 24 de mayo de 2013, seguramente una de las noches más largas de su historia. Es que, al día siguiente, el sábado, el equipo de la ciudad, dirigido por un poco conocido Jürgen Klopp, se jugaba el segundo título de Champions League desde su fundación en 1909.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/BVB/status/1787954834215498010&partner=&hide_thread=false

El sábado, Borussia Dortmund peleaba por ser el mejor del Viejo Continente por cuarta vez en su historia. Ya lo había intentado tres veces anteriormente, jugando la final en la temporada 1963/64, 1996/97 y 1997/98. Solo consiguió ser campeón una vez, en la del 96/97, cuando vencieron a la Juventus de Zidane y Del Piero.

Borussia Dortmund-Bayern Munich: la final que ganó Robben

Pero ese sábado de 2013, el contexto sería diferente. Los liderados por Klopp tendrían enfrente a un rival muy especial: Bayern Munich. El poderoso Bayern Munich. Una máquina alemana conformada por jugadores de la talla de Robben, Müller, Ribéry, Schweinsteiger y tantos otros, dirigidos por Jupp Heynckes. Ese sábado de 2013, la Champions League tenía clásico alemán en la final.

Sin embargo, los ciudadanos de Dortmund confiaban en su equipo. En aquel entonces jugaban futbolistas menos populares que el Munich. Lewandowski, Gündogan, Reus y Hummels comandaban los sueños de un elenco que quería dar el batacazo. Ya lo venía haciendo las llaves anteriores. En la semifinal había derrotado 4 a 3 en el global nada menos que al Real Madrid. Sabía que podía.

Embed - Bayern Munich 2-1 Borussia Dortmund – La final del 2013 | Lo mejor de la UEFA Champions League

Con el Estadio Wembley como sede, el marcador del ansiado duelo lo abrió Mandzukic recién a los 60 minutos, para el conjunto rojo. Un endiablado Robben (que brilló ese torneo) se coló en el área entre los muchos defensores amarillos, desbordó y deslizó un pase al centro del área chica, en donde aguardaba, solo y sin marca, el delantero croata.

El Borussia logró reponerse, y tan solo 8 minutos después un jovencito Gündogan cambió por gol un grosero penal que cometió el brasileño Dante. Faltaban 25´ largos minutos de partido y el cotejo estaba igualado.

Parecía que el encuentro se moría y la final necesitaría de alargue. Pero claro, irían a aparecer Robben y Ribéry, en una jugada memorable. El francés logró aguantar un pase largo en la puerta del área rival, y su lucidez le alcanzó para decidir dejarla de taco para un Robben que llegaba como una tromba.

Rápido, pícaro y habilidoso como él solo, el holandés aprovechó que descuidaron su marca y capturó el pase de su compañero, para enfrentar al arquero y pegarle mordido. Iban 89 minutos. El cuero entró, mansito, a la izquierda del arquero Weidenfeller.

image.png
Robben, el ídolo de la final

Robben, el ídolo de la final

Años después, Robben confesaría: "Aunque lo he visto 20, 30 veces siempre se me pone la piel de gallina". Nunca olvidó, tampoco, la habilidad de Ribéry: "Mucho hay que agradecerle a Franck. Está claro que yo marqué el gol, pero no hay muchos jugadores que tengan una inteligencia de juego así".

Fue un 2 a 1 final en favor del Bayern Munich, con la conquista de ese título alcanzó las 5 Champions League en su historia. Un triste Jürgen Klopp declaraba post partido: "Estoy orgulloso de mi equipo, pero en este momento lo que prevalece es la decepción. Eso es normal. Cuando luchas por algo y no lo consigues, duele".

Borussia Dortmund no sabe si se repetirá la final de la temporada 2012/2013. Para eso, el Munich primero deberá superar al durísimo Real Madrid. Mientras tanto, espera. No, todavía no. Por ahora son solo festejos y alegría por el nuevo paso conseguido. Por ahora, la ciudad de Dortmund no dormirá esta noche.

Dejá tu comentario