FOCO Swami Vivekananda > India > yoga

EL HOMBRE DEL YOGA

Swami Vivekananda, el monje carnívoro clave en Occidente

Swami Vivekananda, un monje moderno con profundas raíces vedánticas, no muy popular en su tiempo en India, poderoso en Occidente.

Swami Vivekananda nació en Calcuta, India, el 12/01/1863 (falleció en Belur Math, 04/07/1902), fue un líder religioso de India, discípulo de Ramakrishna, el 1er. religioso hinduista en viajar a Occidente: en 1893 estuvo en Chicago (Illinois, USA) en el Parlamento Mundial de Religiones, donde fue orador. A la vez, él introdujo el yoga y el vedanta en Estados Unidos e Inglaterra.

Swami Vivekananda, en más de un sentido, parecía ser una encarnación de Adi Shankaracharya o Shánkara. De hecho,

  • ambos murieron antes de los 40 años,
  • fueron conocidos por el inmenso amor por sus madres,
  • tomaron 'sannyas' (cortar sus lazos mundanos).

Shankara la sirvió cuando ella estaba moribunda e hizo los ritos finales después de su fallecimiento, en medio de protestas masivas de familiares por el desconocimiento que él tuvo hacia el sistema de castas, y no sólo en ocasión del ritual.

En cuanto a Vivekananda, siempre cargó con la culpa de no hacer lo suficiente por su madre, dejándola sola a una edad avanzada. A menudo él buscó dinero de sus seguidores para el bienestar de ella.

Shankara y Vivekananda, de esa manera, humanizaron y socializaron su 'sannyasin' que, de otro modo, sería distante y reservado ('Sannyasin' es la persona de la casta brahmánica excluido en determinado grado de los deberes védicos de casta).

Shankara y Vivekananda aparecieron en escena en un momento en que el hinduismo enfrentaba desafíos de naturaleza casi existenciales.

Adi Shankaracharya.jpeg
Adi Shankaracharya.

Adi Shankaracharya.

Shankara se levantó para enfrentarse al budismo y con sus viajes por toda India e innumerables 'shastrarthas' (debates) hizo que el hinduismo volviera a estar en escena.

Vivekananda vio a la civilización india herida por 1.000 años de dominio extranjero, bloqueada por los invasores musulmanes y la colonización británica. Vivekananda se dio cuenta de que un viaje por India no sería suficiente para quitar a los indios de su hibernación civilizatoria; el hinduismo estaba frágil: la espiritualidad de Oriente necesitaba aliarse con el materialismo de Occidente.

J. H. Wright, profesor de griego en la Universidad de Harvard, animó a Vivekananda a representar al hinduismo en el Congreso Mundial de las Religiones.

Vivekananda respondió que no tenía ninguna credencial, y Wright le escribió: "Pedirle credenciales, swami, es como preguntarle al Sol sobre su derecho a brillar". Luego, él le escribió una carta al presidente del comité de selección de delegados recomendando a Vivekananda: "Este hombre sabe más que todos nuestros doctos profesores juntos".

Entonces Vivekananda decidió visitar América, donde deslumbró con su discurso en 1893, en Chicago.

Swami Vivekananda4.jpg
Swami Vivekananda en el Congreso Mundial de las Religiones, en 1893, en Chicago, Illinois, USA.

Swami Vivekananda en el Congreso Mundial de las Religiones, en 1893, en Chicago, Illinois, USA.

Ayuna y festeja

De acuerdo a la apreciación que difunden medios indios tales como First Post, hay una diferencia fundamental en el entorno en el que apareció Shankara y el de Vivekananda.

  • Shankara entró en escena cuando India era próspera en lo material y en lo espiritual.
  • Vivekananda irrumpió cuando "era depravada y degenerada. Era un área de oscuridad."

Vivekananda tuvo que trabajar en 2 niveles:

  • la esfera superior, donde profundizó la filosofía Vedanta en la línea de Shankara, y
  • el ser físico inferior, porque había muchos que simplemente lograban ganarse la vida con infinitas miserias.

Esto explica que Vivekananda reprendiera a un erudito sánscrito para que "primero haga algo por aquellos que se están muriendo de hambre, luego venga a mí para una discusión sobre Vedanta".

También criticó a los líderes religiosos por convertir el hinduismo en un "no tocar" y creía que la gente estaría "más cerca del cielo a través del fútbol que a través del estudio de Gita" (700 versos que integran la epopeya Mahabharata, típica de la síntesis hindú).

Al igual que Dayananad Saraswati, quien enfatizó la necesidad de tener un buen cuerpo físico que a menudo usaba a su favor durante los debates, Vivekananda quería que los hindúes fueran físicamente más fuertes. Por lo tanto, los exhortó a comer más productos cárnicos.

Al ser un monje que "ayuna y festeja", tal como lo presentó el novelista y escritor bengalí Sankar, Vivekananda proporcionó legitimidad histórica al consumo de carne, una posición que sigue siendo polémica entre los historiadores, explicó Utpal Kumar en First Post.

Sankar relata: “El Swami dijo… que los antiguos brahmanes de India estaban acostumbrados a tomar carne e incluso carne de res y eran llamados a matar vacas y otros animales en 'yajnas' (N. de la R.: ofrendas a los dioses basadas en ritos prescritos en los Vedas) o para dar 'madhuparka' a los invitados (N. de la R.: ceremonia en el hinduismo en la que se ofrece a un invitado cuajada mezclada con miel). También sostuvo que la introducción y difusión del budismo condujo a la interrupción gradual de la carne como alimento, aunque los 'shastras' (N. de la R.: subconjunto de textos budistas e hinduistas que contienen tratados y enseñanzas) siempre expresaron una preferencia teórica por aquellos que evitaban el uso de alimentos de carne."

¿Por qué no estamos de acuerdo? - Discurso Swami Vivekananda | Audio en Español

Sibarita

Utpal Kumar: "Vivekananda estaba constantemente en movimiento y durante días ayunaba, dado que normalmente desistía de pedir comida a la gente y esperaba pacientemente hasta que se la ofrecieran."

Pero en los buenos tiempos le encantaba comer los alimentos más selectos.

Era tan goloso que se dijo una vez en broma que la fruta favorita de Vivekananda era el gulab jamun" (N. de la R.: postre dulce a base de leche sólida). ¿Es una sorpresa que una vez se le escuchó decir: “¡Si no puedes cocinar bien, no puedes ser un buen sannyasin!”? Su amor por la comida también fue evidente cuando interpretó Vedanta a través de un término culinario: “Vedanta es como carne dura para el estómago enfermo, muy difícil de digerir”. Y cuando se le dijo que los monjes no debían ser corpulentos, mostró su cuerpo diciendo: “¡Este es mi seguro contra el hambre!”. Era tan goloso que se dijo una vez en broma que la fruta favorita de Vivekananda era el gulab jamun" (N. de la R.: postre dulce a base de leche sólida). ¿Es una sorpresa que una vez se le escuchó decir: “¡Si no puedes cocinar bien, no puedes ser un buen sannyasin!”? Su amor por la comida también fue evidente cuando interpretó Vedanta a través de un término culinario: “Vedanta es como carne dura para el estómago enfermo, muy difícil de digerir”. Y cuando se le dijo que los monjes no debían ser corpulentos, mostró su cuerpo diciendo: “¡Este es mi seguro contra el hambre!”.

Hindol Sengupta menciona al menos 2 incidentes en los que Vivekananda dejó que el sistema de castas, una institución que defendía con tanta pasión, se esfumara, literalmente.

  • Primero, cuando el joven Narendra, tal como se llamaba entonces a Vivekananda, fumaba de narguiles (N. de la R.: pipa oriental o cachimba) asignados a diferentes comunidades y declaraba que no sabían diferente. (Fumar siguió siendo su debilidad de toda la vida, junto con la buena comida).
  • Luego, como sannyasin cuando, después de darse cuenta de la locura de su temor inicial, disfrutó fumando con un hombre de casta inferior en Vrindavan.

Vivekananda era tan travieso de niño que su madre se quejaba a menudo: “Le pedí a Shiva un hijo como el mismísimo Dios, y me ha enviado uno de sus espíritus complicados”. (N. de la R.: la palabra correcta sería 'poltergeist').

Para agregar a todo esto, no era un alumno destacado. El hombre que cautivó al mundo con su conocimiento en inglés e historia obtuvo en ambas materias, 47% y 45%, respectivamente, en el examen de ingreso a la universidad.

Pero Vivekananda realizó una estrategia correcta. De hecho, él admitió que el movimiento Ramakrishna no habría despegado sin la ayuda de sus seguidores en Occidente, ya que "la gente en India elogiaría su trabajo pero no aportaría ni un centavo por la causa".

Claves:

  • Le dio a Vedanta un rostro humano, haciendo de la elevación de los pobres el parámetro de su éxito.
  • Defendió el sistema de castas como un principio, pero se opuso enérgicamente a las discriminaciones de castas.
  • Sus hábitos alimenticios eran tan eclécticos como los de los seculares/liberales de hoy, si no más.

Tal vez fue su naturaleza poco convencional lo que hizo que Vivekananda fuera popular en todo el mundo, pero impopular en su tierra.

Sankar escribe cómo 2 jueces del tribunal superior no solo se negaron a presidir una reunión organizada para llorar la muerte de Vivekananda en 1902, sino que uno de ellos dijo que "si Bengala tuviera un rey hindú, Swami Vivekananda habría sido ahorcado".

La hostilidad también se puede considerar por el hecho de que a los colegas de Vivekananda les resultó difícil recaudar fondos para erigir un pequeño templo sobre el sitio donde fue incinerado. La obra no pudo comenzar antes de 1907, y tardó más de 17 años en terminarse.

Vivekananda fue un producto adelantado a su tiempo. Y esto explica su actualidad.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario