FOCO Sergio Massa > CFK > Martín Guzmán

JEREMÍAS MORLANDI

Las 3 opciones y las dudas de Sergio Massa

El economista Jeremías Morlandi realizó algunas apreciaciones muy oportunas sobre Sergio Massa y el Frente Renovador.

Cristina Fernández de Kirchner (CFK), de quien es aliado Sergio Massa, critica pero no desea la renuncia de Martín Guzmán al Ministerio de Economía porque su relato precisa la permanencia de Guzmán, a quien seguir cuestionando la política económica y el acuerdo con el FMI sin tener que romper con el FMI, algo que sí le exigiría concretar su propia base electoral si ella pusiera el reemplazo de Guzmán, y esto es inversamente proporcional a los objetivos de Sergio Massa: muy interesante definición de Jeremías Morlandi en su diálogo con Urgente24.

El diálogo con Morlandi -licenciado en Economía especializado en Administración y Gestión Pública, director de Políticas Públicas del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI- ocurrió porque Karina Mariani facilitó su teléfono cuando Urgente24 la llamó porque su FaroArgentino.com/ había publicado 'Massa en busca del Electorado Perdido', texto de Morlandi, acerca de la relación presente y futuro entre Sergio Massa y el Frente de Todos, que integra su Frente Renovador.

Un fragmento de Morlandi fue muy significativo:

"Massa observa cómo su electorado se evapora entre sus dedos y se empeña en tirarle señales para intentar recuperarlo o retenerlo. Deberá tomar una decisión muy importante. Puede quedarse en el Frente de Todos ya sea asumiendo que perdió a su electorado predilecto y tratar de ser ungido como líder definitivo del movimiento o intentar reencausar la economía para ser el salvador de la clase media destruida por el socialismo alfonsinista de los Fernández; o puede pegar el 2do. portazo de su carrera política e intentar convencer a la ciudadanía de que 'esta vez es en serio'. Si elije la 2da., quizás sus amigos, (Gerardo) Morales y (Horacio) Rodríguez Larreta le tiendan puentes, aunque podría tener su revancha volviendo a jugar sólo con lo que quede del peronismo."

Minutos antes, Massa había declarado, en la Cumbre del G7, en Alemania: "Como país, que la Argentina esté sentada en esta mesa tiene que ser visto como un reconocimiento y una enorme posibilidad a futuro". El G7 es Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Italia, Francia, Japón y Alemania: la OTAN, la OCDE, el control del Fondo Monetario y el Club de París. Occidente + Japón.

Sin embargo, en ese preciso momento, las web rusas RIA, Gazeta y TASS tenían en su portada -y al día siguiente la china Global Times- que la Argentina e Irán habían formalizado su pedido de ingreso a BRICS (Brasil Rusia India China Sudáfrica).

Massa fue invitado por Alberto Fernández al G7 porque no hay otro funcionario gubernamental con un vínculo similar con Estados Unidos, a quien habrá que pedirle ayuda para un 'waiver' con el FMI. Pero cuando Alberto invitó a Massa ya había autorizado al canciller Santiago Cafiero la formalización del pedido de ingreso a BRICS. ¿Cuál es la verdadera geopolítica de la Argentina? He ahí un ejemplo del problema de identidad de Sergio Massa, en la hipótesis de Morlandi.

massa en g7.jpeg
Sergio Massa y Alberto Fernández en la cumbre del G7.

Sergio Massa y Alberto Fernández en la cumbre del G7.

El Arca Perdida

¿Qué posibilidades tiene Massa de regresar al discurso de 2013 en el gobierno de Alberto Fernández 2022?

Morlandi cree que hay un problema a resolver: las banderas 2022 de CFK siguen siendo similares a las de 2013 o sea que enarbola consigas inversamente proporcionales a las banderas de Massa 2013. A su vez, el reclamo del electorado de Massa 2013 tampoco ha cambiado, ¿cómo resolver ese dilema sin, a la vez, romper el supuesto entendimiento con CFK?

La cuestión de la inflación es central. Para el electorado de Massa 2013 es inadmisible un día más la inflación presente, que destroza a la clase media más que cualquier alivio fiscal imaginable, en primer lugar porque corre más rápido.

Sin duda que un ministro de Economía que representara a Massa y con éste al frente del Congreso para el indispensable soporte legislativo, podría avanzar en cambios imprescindibles para provocar la baja de la tasa de inflación pero esas modificaciones ¿cómo se llevarían con el relato del eje CFK / Axel Kicillof 2023, su principal consultor económico?

Morlandi afirma que la gran habilidad de Massa 2013 fue "captar rápidamente el clamor de la clase media. A través de su buena relación con los grupos mediáticos supo aprovechar la falta de una fuerte oposición al oficialismo kirchnerista. Adoptó un discurso apto para su público. Atacó la corrupción, la inflación, el empleo estatal excesivo, la inseguridad y los altos impuestos. Una de sus principales agendas fue el impuesto a las ganancias. Aliado en ese momento de los movimientos sindicales quienes, a diferencia de ahora, no peleaban por un salario que no bajara de línea de pobreza, sino por un salario que no fuera afectado por el impuesto a las ganancias."

Luego, irrumpió Mauricio Macri y su PRO con una agenda similar, que incumplió en 2015 / 2019 pero en 2022 Massa está quedando vinculado al fracaso de Alberto cuando podría haber encontrado una oportunidad para ejecutar sus promesas 2013 / 2015 / 2019. De alguna manera, Javier Milei 2022 (todavía aunque hay que ver si sigue cometiendo errores) tiene alguna similitud con lo que significó Massa 2013. ¿Y ahora qué pasa?

El rol de Massa de "un conciliador, un puente entre el kirchnerismo más duro y el ala albertista, muy débil y cada vez más reducida, pero en cargos ejecutivos y legislativos; y para el afuera, el que se encarga de que la pésima gestión económica afecte lo menos posible a la clase media", ¿es suficiente para recuperar los casi 3 millones de sufragios que el Frente Renovador aportó al Frente de Todos en 2019?

Morlandi hace una pregunta: respecto de las opciones posibles hacia adelante, la capacidad de negociación de Massa estará dada por su aporte electoral posible, ¿cuál es el vínculo posible entre esos sufragantes y el Frente Renovador hoy día?

"Entre 2019 y 2021 desaparecieron 321.000 autónomos; el salario real viene en caída libre; ya no alcanza con ser trabajador asalariado en blanco para no ser pobre. No es de extrañar, entonces, que sea esa porción del electorado la que huyó despavorido en las elecciones legislativas del 2021, donde el Frente de Todos, aún con Sergio Massa adentro, perdió 4 millones de votos."

massa cumbre de las americas.jfif
Sergio Massa entre Alberto Fernández, Vilma Ibarra y Carla Vizzotti, rumbo a Los Angeles, California, USA.

Sergio Massa entre Alberto Fernández, Vilma Ibarra y Carla Vizzotti, rumbo a Los Angeles, California, USA.

De acuerdo a Morlandi, Massa tiene 3 opciones por delante:

  1. "Quedarse en el Frente de Todos y tratar de ser ungido como líder definitivo del movimiento / intentar estabilizar la economía para ser el salvador de la clase media destruida por el socialismo alfonsinista de los Fernández"; o
  2. "Pegar el 2do. portazo de su carrera política e intentar convencer a la ciudadanía de que “esta vez es en serio”. (...) quizás sus amigos, Gerardo Morales y Horacio Rodríguez Larreta le tiendan puentes"; o
  3. "Tener su revancha volviendo a jugar sólo con lo que quede del peronismo."

La pregunta que se hace Morlandi es en cuál de las 3 opciones de Massa hay coincidencias futuras con CFK lanzada a recuperar / mantener su liderazgo en el FdT.

  • ¿CFK priorizará mantener su base electoral o intenta ampliarla hacia sectores moderados? En ese caso habría más coincidencias posibles.
  • ¿O es que CFK ha perdido parte de su base electoral y sólo está intentando recuperarla? En ese caso, hay menos coincidencias posibles.

Es cierto que desde hace 6 meses Massa reclama la institucionalización del Frente de Todos, con la creación de una mesa política donde se debatan / definan las políticas del gobierno del Frente de Todos pero también es cierto es que, hasta la fecha, el presidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista (Alberto Fernández) no realizó movimientos al respecto. Tampoco CFK.

En junio, Massa realizó 2 viajes internacionales integrando la comitiva de Alberto Fernández (Cumbre de las Américas y Cumbre del G7), ¿esta cercanía provocará cambios que permitan alcanzar el objetivo N°1? Porque el riesgo es enorme: quedar más vinculado a Fernández cuando CFK ha reforzado su despegue porque su horizonte ya es 2023.

Morlandi coincide con esto: para el oficialismo, 2023 es hoy, no el año que viene. Las grandes decisiones se toman en estos días, aquello que Carlos Melconian llama 'Manual de Supervivencia' (en el caso de Macri fue obtener el dinero del FMI). Mañana es tarde.

morlandi.jpeg
Jeremías Morlandi, economista.

Jeremías Morlandi, economista.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario