FOCO La Herida > podcast > El Observador

MEMORIA Y FALSA REVOLUCIÓN

'La Herida' y un debate sobre civiles, militares y siglo 20

'La Herida' es un podcast de historia uruguaya reciente, a propósito de los 50 años del golpe de Estado que comenzó con el decreto N° 464 del 27/06/1973.

Impecable el podcast en 6 capítulos titulado 'La Herida', que El Observador, de Montevideo (Uruguay), realizó a propósito del 50 aniversario del 27/06/1973, que propicia un debate sobre dictadura y democracia. Muy apreciada, por cierto, la libertad de expresión concedida por los accionistas Gerardo Werthein y Gabriel Hochbaum y el director Ricardo Peirano para la edición de una cantidad de testimonios que se encadenan para intentar explicar lo que sucedió desde el decreto N° 464/973 -firmado por el entonces presidente Juan María Bordaberry, y sus ministros Néstor Bolentini y Walter Ravenna, que disolvió el Legislativo y creó un Consejo de Estado con funciones legislativas, constituyentes y de contralor administrativo- hasta las elecciones de 1984.

https://twitter.com/ObservadorUY/status/1670763373099732995

De todos modos, hay algunas cuestiones para destacar en todos los documentos que en el Cono Sur abordan las historias de los años '70: fueron gobiernos autoritarios cívico-militares, el mote 'dictadura militar' no es representativo de lo que sucedió.

Samuel Finer en su antiguo ensayo 'Los Militares en la Política Mundial', señaló en su tiempo que "los militares a menudo trabajan sobre los gobiernos entre bastidores; e incluso cuando establecen una dictadura militar, por lo general fabrican alguna fachada de gobierno casi civil detrás de la cual se retiran lo más rápido posible."

En el caso de Uruguay, este corolario fue cumplido:

  • El civil Juan María Bordaberry fue Presidente de facto entre junio de 1973 y junio de 1976.
  • Su sucesor, el civil Alberto Demicheli, fue presidente entre junio y septiembre de 1976.
  • Su sucesor, el civil Aparicio Méndez Manfredini, fue presidente entre septiembre de 1976 y septiembre de 1981.
  • Recién entonces asume un general, Gregorio Conrado Álvarez Armelino, hasta febrero de 1985, cuando entregó el gobierno al entonces presidente de la Suprema Corte de Justicia, Rafael Addiego Bruno, quien empoderó al flamante presidente del Senado, Enrique Tarigo, para que le pusiera la banda presidencial a Julio María Sanguinetti, ganador de las elecciones de noviembre de 1984.

Abundaron los civiles aliados activos de los militares. Y antes, abundaron los civiles en el fracaso de la democracia participativa que provocó la oportunidad a los gobiernos 'de facto'. En definitiva, los civiles más que los militares definen la historia de las sociedades.

Imposible creer que la llamada 'bordaberryzación' no comenzó con el fracaso de los partidos políticos en su conjunto en días de Jorge Pacheco Areco para encontrar una solución con las herramientas propias de la democracia participativa.

Simplificar un gobierno 'de facto' a los militares es desconocer la complejidad de la articulación de un Estado, las élites permanentes y los procesos de transferencia de riqueza que promueven decisiones que benefician a los que ganan. Algo más:

Cuando los civiles articulan respuestas consolidadas, no hay espacio para los rupturistas del sistema. La 'dictadura' llegó por la debilidad y el egoísmo de los actores democráticos. Cuando los civiles articulan respuestas consolidadas, no hay espacio para los rupturistas del sistema. La 'dictadura' llegó por la debilidad y el egoísmo de los actores democráticos.

En tanto, las organizaciones que unos llaman 'guerrilleras' y otros 'terroristas', eran un desafío a la organización de las instituciones democráticas vigentes antes del gobierno 'de facto'.

El Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros fue un movimiento guevarista (por Ernesto Guevara, 'el Che') con una propuesta revolucionaria que pretendía imitar a lo que sucedía en la isla de Cuba desde 1959.

Esto suponía -más allá del marketing de la reivindicación del líder indigenista José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru II) y de José Gervasio Artigas- un cambio de la Constitución, de sus instituciones y hasta del sistema de derechos y obligaciones ciudadanas.

En definitiva, el fracaso democrático en la comprensión y autodefensa del 'Sistema' facilitó la dictadura cívico-militar como respuesta a la crisis, en el marco de la Guerra Fría.

  • El Consejo de Estado de 1973 fue presidido por el jurista Martín Ricardo Echegoyen Machicote.
  • El Consejo de Estado de 1976 fue presidido por el ex integrante de la Corte Suprema de Justicia, Hamlet Reyes.
  • 113 personas integraron el Consejo de Estado hasta el Pacto del Club Naval, que abre las puertas a la democracia, ¿cuántos civiles y cuántos militares? Hagan aritmética.
  • Un gobierno resulta una construcción más compleja que la suma de torturadores, informantes y ejecutores.

Algunos periodistas uruguayos cuestionan la negociación del 03/08/1984 entre los jefes militares y civiles, y representantes de los partidos Colorado, Frente Amplio y Unión Cívica que inició el camino hacia las elecciones del 25/11/1984, que ganó Julio María Sanguinetti.

Ellos reclaman, al igual que los militantes de la memoria de los detenidos-desaparecidos y presos políticos asesinados, una instancia o preliminar o simultánea de 'Justicia y Castigo' -lo llaman 'reparación'- como pilar de la construcción democrática.

Según ellos, la reivindicación de 'lo posible' (el Pacto del Club Naval) fue en desmedro de la calidad de la representación del voto popular. Sin embargo, la opinión de Urgente24 es que la Argentina exploró en profundidad la idea de 'Justicia y Castigo' para terminar construyendo una democracia menos sólida y más imperfecta que la uruguaya.

La consigna 'Juicio y Castigo a los Culpables' no es garantía de nada. El riesgo es vivir reescribiendo el pasado, lo que impide el presente y oprime el futuro.

No hay manual de instrucciones para esto pero, quizás, la construcción de consensos resulte un mecanismo más eficiente que la investigación irrestricta. Lo han demostrado España, Portugal y Brasil.

Tal como Sanguinetti afirma en el podcast de 'El Observador', no se puede convertir a las nuevas generaciones en prisioneras de los odios y errores de las generaciones anteriores. Un Estado debe mirar más allá del individuo porque es el conjunto de intereses de los individuos lo que termina concretando el Estado.

De todos modos, estas reflexiones surgen de escuchar el trabajo de recopiladores, editores e investigadores que consumaron 'La Herida', gatillando el verdadero éxito periodístico: el debate. Felicitaciones.

-----------------------------

Más contenidos en Urgente24

El sciolismo judicializa la interna de UP: "Máximo Kirchner se c... en todo"

Jorge Capitanich teme y la Casa Rosada se corre

Ciencia: El lago de Canadá que podría redefinir la historia

Titanic: El error que James Cameron solucionó tras 14 años

Google eliminará tus fotos si no haces esto