fútbol > Lionel Messi > Copa América

GAMBETEANDO LA CRISIS

Apuntes para el River vs. Boca sobre el fútbol deficiente

Uno de los temas de debate deportivo es el nivel técnico del torneo de fútbol rebautizado Liga Profesional. Se habla de mediocridad excepto excepciones. Veamos:

No entra en discusión que el nivel del fútbol argentino en las últimas décadas ha ido en descenso si lo comparamos con la evolución de otros países.

Sucede que al contar con jugadores como Lionel Messi, esa falencia puede “disimularse” más que los otros que también tienen sus problemas.

Fíjese lo que tuvimos que padecer hasta obtener un título tal como la última Copa América disputada en Brasil luego de 28 años de sequía a nivel internacional.

Y ni que hablar de ahí para abajo con el trabajo realizado en general en el “Mundo Fútbol Argentino” por todos los actores involucrados. Hay motivos que indican cómo, en vez de mejorar, hemos retrocedido.

Se podría elegir como causas principales del discreto nivel a la prematura fuga de talentos por la escasez de dinero que tienen los clubes, traducidas en “urgencias económicas” o porque los jugadores se van en búsqueda de un futuro mejor.

Seguramente pueden ser parte de las razones del problema aunque hay otras que no se pueden soslayar y que para nosotros son las más relevantes.

angel di maria.jpg
Ángel Di María asiste al delantero del PSG, Mauro Icardi, durante el partido ante el Angers por la Copa de Francia, el 21/04/2021. Foto NA.

Ángel Di María asiste al delantero del PSG, Mauro Icardi, durante el partido ante el Angers por la Copa de Francia, el 21/04/2021. Foto NA.

No es normal que un jugador como Ángel Di María, por citar un ejemplo de élite mundial, llegue por banda derecha y tire un centro con el revés del pie izquierdo.

Y no importa que lo haga de forma excelente y a ese centro lo convierta en un pase gol. Al hacerlo de ese modo denota una falencia técnica enorme.

O si, en el mejor de los casos, preferimos no ser tan exigentes, podemos hablar de una falta de confianza importante para resolver la jugada de manera ortodoxa.

Si pretendemos mejorar, tenemos que ver las cosas de este modo y no quedarnos con lo que se ve sólo en la superficie. Sucede que estos buenos jugadores cuentan con tantos recursos técnicos que la carencia se disimula.

Lo normal y natural de esa jugada es que la ejecute con la cara interna del pie derecho porque un jugador de primer nivel debería usar los dos perfiles. Si no lo hace es porque nunca lo trabajó de pequeño y porque confía más en su perfil innato.

Y la culpa no es del joven jugador sino de los técnicos que debieron mejorarlos desde chico.

Las herramientas

En la Argentina el recurso natural de manera frecuente es tan superlativo que se comete el error de creer que es innecesario perfeccionarlo.

Gran equivocación porque hay un montón de futbolistas que si mejoran estos aspectos pueden elevar su nivel y acercarse más a su mejor versión. Y de eso se trata la enseñanza.

No hay que olvidar que no todos son Di María o Messi y que deben pulir muchas cualidades durante su recorrido hasta llegar a lo más alto.

lionel messi.jpg
Idrissa Gueye y Lionel Messi festejan el primer gol del PSG ante el Manchester City en un partido por la Liga de Campeones, el 29/09/2021. Foto NA: PSG

Idrissa Gueye y Lionel Messi festejan el primer gol del PSG ante el Manchester City en un partido por la Liga de Campeones, el 29/09/2021. Foto NA: PSG

Con la enseñanza, hay que entregarles la mayor cantidad de herramientas posibles para que resuelvan los inconvenientes que se le vendrán a futuro cuando la competencia eleve el nivel de exigencia.

Uno de los problemas básicos de fondo del fútbol argentino es que no se trabaja en divisiones inferiores con el “manual de cada puesto”.

Eso se aprende de chico porque en Primera División no hay tiempo y porque es anormal que un entrenador a ese nivel tenga que enseñarlo.

No hay tiempo porque las obligaciones fagocitan.

Es lo mismo que un profesor de la Universidad tenga que enseñarles a sumar y a restar a sus alumnos. ¿No le parece inapropiado y fuera de término?

En el fútbol pasa lo mismo y aunque usted le cueste creer que sea cierto, un entrenador de Primera División en muchas ocasiones debe mostrarle a sus dirigidos cómo se resuelven acciones que debieron enseñarse en los inicios del proceso educativo.

Entrenadores medio pelo

El desacierto es que la mayoría de las veces a estos maestros se los elige por lo hecho como futbolistas. Esto se traduce en un reconocimiento a su carrera, además por el idilio que la gente tiene con ellos.

Es más, como sociedad somos capaces de elegirlo hasta de Presidente de la Nación por haber sido un destacado futbolista.

Esto es un error grosero porque se le está entregando el patrimonio a alguien que no siempre está preparado para convertirse en un buen docente.

Enseñar es algo distinto y conlleva una gran responsabilidad porque estamos formando personas antes que deportistas.

La pedagogía necesita de preparación. En la mayoría de los casos, de muchos años a esta parte, los entrenadores de divisiones inferiores tienen una falta de preparación alarmante.

Imagínese que uno de los requisitos para hacer el curso de entrenador es haber finalizado la enseñanza primaria. Nada más. ¿Usted cree realmente que una persona puede estar preparada para el rol con esta única precondición? Ni que decir de los “amiguismos” que se dan en todos los ámbitos.

Sin ánimo de discriminar a nadie pero con una mano en el corazón, no es lo más atinado decidir de esta manera a quien le daremos el moldeado de la materia prima.

divisiones inferiores.jpg
La pedagogía necesita de preparación. En la mayoría de los casos, de muchos años a esta parte, los entrenadores de divisiones inferiores tienen una falta de preparación alarmante.

La pedagogía necesita de preparación. En la mayoría de los casos, de muchos años a esta parte, los entrenadores de divisiones inferiores tienen una falta de preparación alarmante.

También hay que admitir que en estos tiempos eso ha mejorado bastante. Nos referimos al nivel educativo de los entrenadores aunque la falencia de enseñanza persiste. ¿Y sabe por que?

Porque estos entrenadores modernos, más preparados que los de antes ciertamente, están focalizados más en su crecimiento personal y en su futuro que en formar mejores jóvenes valores.

Se dedica más tiempo a los movimientos colectivos del equipo y de que característica tiene el mismo en vez de mejorar el aspecto individual del futbolista. Muy pocos reparan en esto.

Dirigentes amateurs

Si bien se compite para ganar porque es la naturaleza del deporte, no debe prevalecer este criterio en el fútbol amateur.

Lo importante para los clubes no debería ser ganar títulos de inferiores sino que lleguen a Primera la mayor cantidad de jugadores posibles y bien preparados.

Y la culpa no sólo es de los entrenadores porque estos saben que muchas veces les renuevan el contrato sólo si salen campeones en su divisional.

Pero los dirigentes también son responsables de estas falencias técnicas que tienen los jugadores en Primera División.

Es una pena, además, y desde nuestro punto de vista un error difícil de solucionar, que no se disponga del presupuesto que debiera tener el fútbol amateur en casi todos los clubes.

Los mejores salarios de los entrenadores se pagan en Primera División y en inferiores son una miseria, si establecemos el comparativo. Sirven de dádivas en muchos casos para los grandes ídolos de otrora con serios problemas económicos, como dijimos antes.

De este modo es imposible que genere atractivo trabajar en inferiores y dejar de lado algún ofrecimiento de Primera con esta mentalidad. Desde nuestro punto de vista debería ser todo muy diferente para tener mejor nivel de futbolistas en Primera.

El proceso formativo es el más importante. Fundamental. Cuando el jugador llega a Primera División debe saber todo y tener los recursos a mano que más se pueda para adaptarse de la mejor manera al entrenador de turno y a la competencia de alto nivel.

Y también para que esa mejora suceda, deberíamos contar con los mejores entrenadores en el proceso de formación. Cuando uno moldea el producto deben estar los mejores y los más preparados.

Inferiores-Alem-06.jpg
A decir verdad el mundo amateur no tiene la repercusión mediática en comparación con el de Primera.

A decir verdad el mundo amateur no tiene la repercusión mediática en comparación con el de Primera.

El poder por el poder

¿No nos serviría más que los Marcelo Bielsa y los Diego Simeone, por citar ejemplos conocidos y exitosos a nivel Mundial, trabajen con jóvenes de AFA en formación?

Para que esto algún día suceda los responsables del fútbol argentino deberían pensar en estos temas en vez de perseguir el Poder por el Poder mismo... o por los negocios solamente.

Deberían ofrecerles los salarios más voluminosos a los mejores entrenadores para que dirigir inferiores se convierta en una plaza más apetecible para aquellos que estén lo más despojados de sus egos. ¡Qué tema éste en el fútbol también!

Si el banco de suplentes en la mayoría de los casos se ha convertido en un desfile de modas. Basta con ver la 'pilcha' que se calzan los entrenadores para dirigir los partidos.

A decir verdad el mundo amateur no tiene la repercusión mediática en comparación con el de Primera. Bueno, todo no se puede. ¡Hay que patear el tablero!

La pirámide está invertida en Argentina y como se invierte el dinero de los presupuestos también.

¿De que nos sirve juntar al entrenador más competente con el jugador menos preparado?

Esta ecuación es la que se suele dar muchas veces en los niveles más elevados del Fútbol. Es como un rompecabezas que no encaja.

Alemania es el mejor exponente para mostrar como ejemplo de como se trabaja. El esfuerzo esta a la vista con la mejora individual de muchos de sus jugadores.

El país europeo convirtió a su estereotipo de jugador fuerte desde lo físico en otro más técnico (sin perder su condición física innata) cuando siempre se dijo que eso era algo imposible de lograr.

Muchos sostienen que “lo que natura no da”… ¡Minga para los alemanes! Con años y mucho trabajo lo consiguieron. Seguramente que los mejores docentes los tienen también en la formación de la materia prima.

Alemania rompió en los últimos tiempos con el viejo paradigma. Pero esto se consigue con trabajo. Es cierto que el contexto macroeconómico no acompaña pero el esfuerzo puede ocurrir aún en contextos de austeridad.

Algunos conceptos para que se entienda que es lo que se debería trabajar en divisiones inferiores, de acuerdo a la nota:

Conceptos defensores

  • No mirar las piernas, sino la pelota.
  • Agachar la cola, ponerse de costado, puntas de pie. Nunca de frente.
  • Centrales cortar jugada afuera y volver al medio. Simple.
  • Soltar la marca y cubrir al compañero que salta a cabecear.
  • Cierre con pierna apropiada.
  • Salir marcando en ataque.
  • No meterse adentro del área con centro atrás.
  • Mirar pelota y delantero. Ambos.
  • Despejes nunca hacia adentro.
  • Paso adelante centro de costado para provocar off side.
  • No sigo pared (hombre sí, pelota no).
  • Conceptos delanteros:
  • No esperar la pelota. Salir al encuentro para evitar el golpe.
  • Movimientos de entrar y salir.
  • Controles orientados.
  • Proteger la pelota y descargar de espalda.
  • Control con giro si se puede.
  • Cabezazo palo opuesto al del centro.
  • Sin lamentos retrocedo.
  • Mirar línea defensor (evitar off side).
  • Despegar del central.

¿Usted cree que estos aspectos se trabajan como se debieran?

Le confesamos, por conocimiento de causa, que estamos lejos de tener, en general, esta formación en los jóvenes jugadores.fab

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario