Leído

OTRO INCUMPLIMIENTO DE AFIP

La exención al monotributo, una promesa tramposa

Vie, 13/09/2019 - 10:54am
Enviado en:
0 comentarios

¿Por qué se promete algo que no se cumple? Es la pregunta permanente de los ciudadanos / consumidores / contribuyentes / usuarios a los funcionarios públicos. La incredulidad hacia el cumplimiento de los actos administrativos prometidos por los políticos integra el combo de deterioro de la credibilidad en el sistema republicano de democracia representativa que prevalece en la Argentina. Esto que sucede hoy día con el monotributo corrobora la ausencia de sentido común de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Contenido

El 14/08/2019, el Ejecutivo Nacional, anunció diversas medidas para aliviar la presión tributaria que enfrentan aquellos adheridos al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, la más importante, la bonificación del componente impositivo de la cuota del monotributo de septiembre.

Sin embargo, no aclaró la letra chica que conllevaba tal promesa, por lo que al día de hoy es muy difícil de llevar a la práctica.

Si bien, la Resolución General (AFIP) 4556, publicada en el Boletín Oficial, apunta que beneficiará a todos aquellos contribuyentes que estén al día con sus pagos, ahí ya se detecta la primera condicionante: estar en regla con los pagos (de enero a agosto de este año); cuando es de público conocimiento que justamente la pesada carga fiscal y el infortunio económico que ha golpeado a todos, principalmente a los pequeños contribuyentes, ha hecho imposible pagar en tiempo y forma su tributo al fisco.

La otra trampa viene de la mano al momento de querer pagar para obtener tal beneficio, porque desde el 06/09/20919, que fue la fecha en que se empezó a pagar con el descuento, muchos contribuyentes han querido efectuar su pago con el débito automático, pero deben esperar a que la AFIP debite primero el monto correspondiente, sin la parte impositiva.

Por si esto fuera poco, la gente está enfrentando situaciones irrisorias, cuando tratan de pagar personalmente la cuota, sea acercándose a los centros de pago que todos conocemos, por ejemplo, pueden suceder dos cosas: que la entidad de cobro permita incluir monto cero o no lo permita. Todo ello porque la AFIP no les ha actualizado esos ítems.

La recomendación en este caso es que, al no haber un monto automático, hay que informarle al cajero que no corresponde pagar el componente impositivo (el código es "Impuesto 20") y que en ese concepto tiene que poner $0 (cero pesos). Y si el sistema informático del cobrador no permite poner un importe de $0 en el componente impositivo, hay que usar el volante de pago formulario F. 155 y poner sólo el monto de los aportes previsionales.

Otro gran punto de consultas deriva en que la mayoría de los contribuyentes posee deuda de intereses resarcitorios (Código “051”) de valores ínfimos no teniendo certeza si, en estos casos, procede la bonificación.

También, a través de la Resolución General 4557 la AFIP, señaló que el beneficio alcanzaba para aquellos contribuyentes que hayan optado por el nuevo plan de pagos para la cancelación de obligaciones vencidas hasta el 15/08/2019, inclusive, con sus respectivos intereses y multas. 

En ambos casos, es importante señalar que, la falta de claridad al momento de hacer válido el pago con la respectiva bonificación, deja mucho que desear sobre este paquete de medidas compensatorias por la devaluación, ya que para el contribuyente hablar de componente impositivo y previsional es hablarle en otro idioma, de ahí que cuando acuden a pagar de forma personal, principalmente, no sepan explicar que solo quiere pagar la parte previsional del impuesto.