ANÁLISIS rohingya > Foreign Policy > genocidio

GENOCIDIO

La Marca de la Bestia y el Apocalipsis rohingya

Algunos conciben su experiencia religiosa en estudiar profecías, en especial las del Tiempo del Fin. Pero miren el presente. Por ejemplo, el pueblo rohingya.

Admiral Ncube nació en Zimbabwe pero vive en Gaborone, Botswana, y es un escritor cristiano quien hace poco escribió una reflexión muy interesante para introducir el texto de Foreign Policy sobre el pueblo rohingya.

Ncube, según su columna en la revista Spectrum, que editan algunos adventistas del 7mo. día, advirtió que muchos hoy día buscan respuestas escatológicas en el mundo de hoy. "Ellos leen la Biblia buscando un encuentro con la Palabra. Presentan elocuentemente la Marca de la Bestia y el misticismo oriental como amenazas mientras ignoran las bestias más grandes entre nosotros, tales como el racismo, los efectos del colonialismo, la corrupción, la violencia contra las mujeres y las minorías sexuales. Eso es una irresponsabilidad. Señala una crisis de relevancia."

El genocidio es parte del Mal. El pueblo rohingya o rohinyá es un grupo étnico musulmán de Birmania (hoy Myanmar) que desde 2017 fue objeto, según la ONU, de una 'limpieza étnica' por parte de las autoridades nacionales, en especial el Ejército, que obligó a la mayoría de sus integrantes a refugiarse en la vecina Bangladés.

Antes de 2017 vivía 1 millón de rohinyá en el estado de Rakáin (antiguamente Arakan). A mediados de 2018 solo quedaban 300.000.

Los rohinyá hablan un dialecto bengalí, diferente del idioma mayoritario de Birmania. Ellos son uno de los 135 grupos étnicos en el país pero desde 1982 se les ha negado la ciudadanía en Myanmar porque el gobierno los considera inmigrantes bengalíes y no birmanos.

Pero la presencia de musulmanes en Birmania se remonta al siglo XI, en la ciudad de Bagan, aunque indicios indican el siglo IX. A principios del siglo XV, el rey Narameikhla, soberano del reino budista de Arakan, consiguió la ayuda militar del sultán de Bengala contra el reino de Ava. Algunos de los soldados musulmanes enviados por el sultán se quedaron a vivir en Arakan, antepasados de los rohinyá.

En cualquier caso, los rohinyá son la minoría étnica y religiosa más perseguida del planeta. India era una posibilidad para muchos que huyen de la muerte en Birmania, y encuentran en Bangladés hay hacinamiento. Pero India es peor que Bangladés.

  • India es otra trampa mortal para los rohinyá.
  • India, donde hay muchos cristianos perseguidos, tambén persigue rohinyás.
  • India se presenta ante Occidente como un mejor país que China. Sin embargo, lo que India hace con los rohinyá obliga a recordar lo que China hace con otros musulmanes, los uigures de Xinjiang.

La jaula

Tarushi Aswani, periodista independiente radicado en Nueva Delhi, India, escribió un texto publicado en Foreing Policy, de Washington DC, USA:

rohinyás5.jpg
Rohingyas padecen el creciente nacionalismo religioso que impone la derecha conservadora que gobierna India.

Rohingyas padecen el creciente nacionalismo religioso que impone la derecha conservadora que gobierna India.

"Después de décadas de persecución en Myanmar, que culminó con la represión genocida del ejército en 2017, cientos de miles de musulmanes rohingya han buscado refugio en todo el mundo. Muchos de los que huyeron están luchando por reasentarse en sus países de asilo, especialmente en India, donde casi 17.000 rohingyas viven en campos de refugiados. Muchos dicen que las oportunidades y la atención médica aquí son peores que en otros países, como Malasia, Tailandia y Bangladesh.

Los refugiados rohingya en la India no solo enfrentan condiciones de vida deplorables, sino que también son cada vez más perseguidos por la misma razón por la que estaban en Myanmar: su religión.

El sentimiento antimusulmán en el país ha aumentado desde que el Partido Bharatiya Janata (BJP) del primer ministro indio Narendra Modi llegó al poder en 2014. En los últimos años, su gobierno ha introducido cambios de política destinados a dejar a los musulmanes impotentes e invisibles, desde la revocación del estatus semiautónomo de Cachemira, un estado de mayoría musulmana, hasta la aprobación de una controvertida ley de ciudadanía ampliamente protestada en toda India, que convierte a muchos musulmanes en apátridas.

En el proceso, los rohingyas se han convertido en un objetivo de la derecha anti-musulmán. Ahora, les preocupa que se verán obligados a huir una vez más.

Sabber Kyaw Min, director de la Iniciativa de Derechos Humanos Rohingya y un refugiado más, señala cuándo comenzó el odio contra los rohingyas.

rohingya 4.jpg
Rohingya, un tema que India subestima o ignora o sólo se quiere quitar de encima.

Rohingya, un tema que India subestima o ignora o sólo se quiere quitar de encima.

“Desde 2017, nuestra comunidad está siendo atacada por grupos extremistas en ciertos estados de India”, dijo. "Se incendiaron campamentos, se golpeó a los refugiados y se incrementaron los discursos de odio contra nosotros, y se han impuesto muchas restricciones a las vidas mediocres que vivimos".

Estas restricciones incluyen la verificación biométrica de los individuos y la ubicación del personal policial fuera de los campos de refugiados.

En 2017, el entonces ministro de Estado de Asuntos Internos de India, Kiren Rijiju, dijo:

El gobierno ha emitido instrucciones detalladas para la deportación de ciudadanos extranjeros ilegales, incluidos los rohingyas. El gobierno ha emitido instrucciones detalladas para la deportación de ciudadanos extranjeros ilegales, incluidos los rohingyas.

Aunque esto iba en contra del Derecho indio e internacional, provocó una represión sin precedentes contra la comunidad. En octubre de 2018, el gobierno de Modi impidió que los refugiados obtuvieran la tarjeta Aadhaar, un documento de identificación biométrico esencial necesario para acceder a servicios básicos, como banca, atención médica, educación y empleos, en India.

Desde entonces, dijo Sabber Kyaw Min, la pandemia solo ha profundizado las preocupaciones de supervivencia en un país que no ofrece salvaguardias legales a los refugiados. (India no es signataria de la Convención de Refugiados de 1951.) Su comunidad en Delhi, al igual que las comunidades de refugiados para afganos, somalíes y sudaneses, siempre está nerviosa debido al miedo a las detenciones, las amenazas de deportación y el aumento de la represión policial. (...)

rohinyás4.jpg
Mujeres rohingyas durante una entrega de alimentos de organismos humanitarios.

Mujeres rohingyas durante una entrega de alimentos de organismos humanitarios.

Degradación

Debido a la falta de documentación, los refugiados en India solo pueden postularse para trabajos informales como jornaleros, trabajadores de saneamiento, sastres, enrolladores de tabaco o, como Hussain, en la construcción. Eso significa que no hay salario fijo, contrato o seguro médico. Esto ha llevado a muchas familias de refugiados a trabajar en empleos mal pagados o sobrevivir con la asistencia monetaria mínima proporcionada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

La inseguridad financiera ha afectado especialmente a las mujeres, dijo Noor Marjan, refugiada de 18 años. La pobreza, por ejemplo, ha obligado a algunas mujeres a usar ropa en lugar de productos de higiene femenina como toallas sanitarias. (...)

Desde 2014, el BJP ha dejado muy claro su objetivo de marginar a los musulmanes. Desde erigir un templo hindú sobre los escombros de la mezquita de Babri hasta interferir con las leyes matrimoniales musulmanas, el BJP ha estado a la altura de su manifiesto electoral.

Incluso mientras el mundo luchaba contra el COVID-19, el BJP estaba ocupado diseminando mentiras sobre cómo los musulmanes estaban tratando de propagar el virus deliberadamente. Para los refugiados musulmanes, esta implacable discriminación solo ha agravado las dificultades existentes de la apatridia y el limbo.

La persecución antimusulmana solo ha empeorado este año. En marzo, alrededor de 170 refugiados rohingya, incluidos mujeres y niños, fueron enviados a la cárcel subsidiaria de Hiranagar en Kathua, India, después de que el gobierno alegara que eran inmigrantes ilegales . Los padres fueron separados de los niños que lloraban en tiendas vacías y se quedaban sin comer. Los refugiados todavía están detenidos hoy.

En agosto, llegaron noticias de atrocidades contra los musulmanes cada semana. En las principales ciudades de India, desde Ajmer hasta Kanpur, Indore y Delhi, los musulmanes fueron golpeados, obligados a cantar 'Jai Shri Ram' (mantras hindúes) y presenciaron a grupos de derecha hindúes que pedían su genocidio.

Acorralados por extremistas de derecha, los rohingyas ahora están preocupados no solo por sus condiciones de vida, sino también por ser expulsados de la India.

Hussain, un refugiado:

No nos mires como musulmanes o refugiados. Míranos como seres humanos en peligro. Somos supervivientes de un genocidio. No nos mires como musulmanes o refugiados. Míranos como seres humanos en peligro. Somos supervivientes de un genocidio.

rohinyás1.jpg

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario