ACTUALIDAD > nieve > Bariloche > invierno

TEMPORADA 2021

Sin nieve, Bariloche no recupera pero busca salvar el invierno

Falta la nieve, pero no la Fiesta. Bariloche vive una temporada inusual con una pandemia "controlada", mucho turismo y poco deporte invernal...

Tras un invierno 2020 marcado por la pandemia, la falta de turistas y una acumulación de nieve tan impresionante como poco usual, Bariloche inauguró su temporada de invierno 2021, con muchas expectativas de recuperar lo perdido...

Efectivamente, los casos de coronavirus lograron controlarse a tiempo, con un gran descenso que se mantiene aún estable sobre los 500 casos activos, una cantidad de turistas muy buena, aunque local, pero le faltó el condimento que hace atractiva la ciudad en invierno: la nieve.

Durante la primera quincena de julio, el nivel de ocupación en Bariloche alcanzó el 39% pero ese porcentaje se incrementó al 60% con el inicio de las vacaciones de invierno en Buenos Aires.

El tema de conversación recurrente es la falta de nieve en la ciudad y las temperaturas máximas que alcanzan los 12 grados.

La poca que pudo ser fabricada con los cañones en el cerro Catedral, no alcanzaron y debieron no solo suspenderse las clases de esquí, sino que además, solo se permite el ascenso hasta las 12 del mediodía. Pues, no solo buscan preservar lo poco que hay, sino que además, resulta peligroso la práctica de deporte (esquí y snowboard) con tan poca nieva.

A la falta de nieve, acompañaron además las mencionadas temperaturas máximas de 12 grados que, por supuesto, no ayudan al escenario invernal en Bariloche.

Catedral.jpg
Por falta de nieve, el cerro Catedral redujo al extremo sus horarios.

Por falta de nieve, el cerro Catedral redujo al extremo sus horarios.

"El escenario es llamativo. No son las condiciones promedio del invierno. En julio o mediados de mes, hay más o menos nieve pero siempre hay. Que no haya nieve es muy anormal", reconoció el glaciólogo Lucas Ruiz.

Este investigador del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), dependiente del Conicet, destacó que la condición de sequía no es algo nuevo para la región. Puso como ejemplo el otoño y el invierno del 2016, cuando se observaron "condiciones muy secas, aunque después mejoró con la primavera. Entonces, al final de la temporada hubo nieve y uno se termina olvidando. Pero este año es aún más extremo porque ya viene seco desde el verano".

Durante la medición de los glaciares del Tronador en ese invierno del 2016, indicó el glaciólogo, se registraron la mitad de las precipitaciones promedio de los últimos seis años. "El año siguiente, fue un año de super nevadas y todo el mundo estaba esquiando por todos lados. Ahora parecería que estamos como el 2016, pese a que el 2021 no está asociado al fenómeno del Niño. De todas formas, como la temporada de invierno no terminó, es difícil compararlo con otras", planteó.

Al consultarle sobre el por qué de la situación, Ruiz hace referencia a René Garreaud, del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile. "Plantea que, para entender el clima de una región, hay que ir más allá. El clima dela Patagonia está muy influenciado por lo que pasa en la Antártida. El agujero de ozono hace que la parte alta de la Antártida se enfríe y los vientos del oeste se corran más al sur. En estas latitudes, entonces, existen condiciones de alta presión que favorecen el buen tiempo", expresó Ruiz.

"Estas condiciones -continuó- que se vienen manifestando en las últimas décadas están potenciadas por el cambio climático, sugieren los meteorólogos".

En lo que va del año, la estación meteorológica del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) en el aeropuerto de Bariloche registró la caída de 226 milímetros de precipitación. El doctor en Ciencias de la Atmósfera, Maximiliano Viale, advirtió que deberían haber caído 400 milímetros a la fecha. "Estamos cerca de un 50% menos. Es un indicio de la escasez de lluvia y nieve a nivel regional", destacó este investigador mendocino también del Ianigla.

Aclaró que incluso la estación Puerto Montt de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) indica que ha llovido menos de lo normal a la fecha.

"Es un reflejo contundente de lo seco que viene este invierno, y es coherente con los pronósticos estacionales del SMN y DMC para Patagonia Norte. Investigaciones sugieren que las precipitaciones (y nevadas de invierno) irán disminuyendo a largo plazo en zona de Cuyo y Patagonia Norte con el cambio climático", subrayó Viale.

También mencionó que todo apunta a que el panorama de escasez de precipitaciones continuará en julio, agosto y septiembre.

Pero Bariloche fue el destino más elegido en estas vacaciones y en las calles barilochenses, se nota. La circulación es intensa sobre todo en la zona céntrica, con un Catedral que no llenado siquiera sus expectativas.

El recorrido por los comercios, las chocolaterías, la foto obligada en las letras de Bariloche en la costa del lago Nahuel Huapi y la selfie en el Centro Cívico, son parte de las actividades que los visitantes realizan en una mañana dedicada al paseo urbano. Por las tardes, se pueden observar los grupos que con un guía realizan circuitos para caminar.

En la Oficina de Informes Turístico muchos ingresan a consultar qué planes pueden hacer como alternativa a la ansiada nieve que parece no venir. En la Oficina de Informes Turístico muchos ingresan a consultar qué planes pueden hacer como alternativa a la ansiada nieve que parece no venir.

Pero con o sin ella, la gran Fiesta Nacional de la Nieve 2021 (su 50° edición) se celebra igual este fin de semana (30 y 31 de julio y 1 de agosto), con la particularidad de que habrá solo artistas de Bariloche.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario