Leído

COSTARÁ ENTRE 3 Y 4 DÓLARES

La vacuna contra el COVID producida en Argentina estará lista para el primer semestre de 2021

Jue, 13/08/2020 - 8:50am
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente Alberto Fernández confirmó lo que todos los argentinos esperaban: la producción en el país de la vacuna de la Universidad de Oxford, de la mano del laboratorio AstraZeneca. Serán entre 150 y 250 millones de vacunas las que producirá, en conjunto con México, para toda Latinoamérica excluido Brasil. Conocé los principales detalles.

alberto_f.jpg
Alberto F: "Se producirán en Argentina más de 150 millones de vacunas para Latinoamérica"
Contenido

La expectativas estaban puestas desde temprano en este miércoles 12/8. Todo el país esperaba con ansias el anuncio de Alberto Fernández, que anticipó horas atrás el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García: "Hoy podría haber un anuncio mucho más fuerte del Presidente. Espérenlo con ansiedad porque va a ser una muy buena noticia”, manifestó al recorrer este mediodía el municipio bonaerense de La Matanza

Es que inmediatamente, comenzaron a circular versiones de que el jefe de Estado anunciaría algo referido al desarrollo de una vacuna contra el COVID19.

En concreto, trascendió que el Presidente anunciaría alrededor de las 18:00 la firma de un acuerdo con el laboratorio AstraZeneca para la fabricación en el país de la vacuna con la fórmula que desarrolló la Universidad de Oxford. 

Finalmente el ansiado anuncio llegó a las 19, y el Jefe de Estado confirmó lo que todo el país esperaba: "La farmacéutica AstraZeneca firmó un acuerdo con la Fundación Slim para producir entre 150 y 250 millones de vacunas (las desarrolladas por Oxford) destinadas a toda Latinoamérica con excepción de Brasil y que estarán disponibles para el primer semestre de 2021. Argentina y México tendrán a cargo la producción", afirmó Fernández. La exclusión de Brasil se debe a que el país tiene otro acuerdo para su propia vacuna.

"El acuerdo permite a Latinoamérica y a la Argentina particularmente acceder entre 6 y 12 meses antes a la vacuna" manifestó el Presidente. La misma tendrá un costo de entre 3 y 4 dólares.

De acuerdo a los esgrimido por el primer mandatario, la vacuna será fabricada en conjunto con México para ser entregadas “equitativamente entre los países que así lo demanden y a solicitud de los gobiernos de esos países”.

Indicó que se trata de una "cantidad suficiente para poder cubrir la demanda de la forma más inmediata", y que el proceso productivo  "empezará cuánto antes".

Se trata de una de las seis vacunas candidatas en fase 3, la última de los ensayos clínicos antes de ser aprobada por las autoridades regulatorias de cada país.

“Para nosotros es una gran alegría. En Argentina AstraZeneca eligió al laboratorio Masayans que será el productor del reactivo de la vacuna, es un reconocimiento a la calidad de los laboratorios argentinos. México será el encargado de envasar la vacuna y completar el proceso de producción”, precisó Fernández.

"Quiero expresar mi satisfacción por esto porque pone a la Argentina en un lugar de tranquilidad. Quiero hacer particular hincapié en el trabajo de AstraZeneca, que es de origen anglosueco que hace muchos años está en Argentina e hizo un acuerdo con Oxford para desarrollar esta vacuna”.

Presente también estuvo en el anuncio Ginés González García, quien se mostró "orgulloso" por el avance y señaló que el acceso es garantizado ya que cuenta con un precio "razonable".

"Estamos orgullosos porque no es fácil producir la materia prima de una vacuna de esta complejidad, entre que la vacuna termine su ciclo, que no está terminado, pero esta vacuna viene en la delantera en cuanto al momento de desarrollo clínico. Hay publicaciones que dicen que esta vacuna tiene una extraordinaria capacidad de inmunidad, 91% con una dosis y 100% con dos", indicó el ministro.

En línea con el Presidente, aseguró que "tener la capacidad de producción local es una muy buena noticia porque da seguridad de acceso a la vacuna en tiempo y forma”.

Asimismo, precisó que “antes de que terminen los estudios de fase experimental se va a empezar a producir” aunque advirtió que “si la vacuna no fuera útil se pierde todo lo que se ha invertido en la producción”.

Más allá del acuerdo logrado, García adelantó que "no es ni la única negociación ni tal vez sea la única alternativa, se está haciendo una experiencia clínica con otro proveedor de manera de asegurarnos cuál es la más efectiva y cuándo podamos contar con esa”.

Qué se sabe de la vacuna de Oxford

Es uno de los ensayos más avanzados y que mayor expectativa genera en la lucha contra el coronavirus. Desarrollada por la prestigiosa universidad británica, llenó de esperanzas al mundo el pasado lunes 20 de julio, cuando mostró ser segura y capaz de provocar una respuesta inmune en la fase de pruebas.

Los ensayos fueron realizados en fase 1 y 2, en los que participaron 1.077 personas, y mostraron que la vacuna genera anticuerpos y las llamadas células T que pueden combatir el coronavirus.

Los estudios iniciales, además de confirmar que la vacuna fue capaz de generar anticuerpos en los seres humanos, indicaron que no tiene efectos adversos graves.

De acuerdo a la información trascendida, los participantes que recibieron la vacuna tenían anticuerpos neutralizantes detectables, algo que por supuesto los investigadores sugirieron como importante para la protección contra el virus. Asimismo, aquellos que fueron sometidos a una dosis de refuerzo reportaron más anticuerpos neutralizadores. 

"Vimos la respuesta inmune más fuerte en los 10 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que esta podría ser una buena estrategia para la vacunación", señaló  Andrew Pollard, investigador jefe del Ensayo de Vacunas de la Universidad de Oxford.

Llamada ChAdOx1 nCoV-19, la vacuna está hecha de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés.

Se modificó en gran medida para que no pueda causar infecciones en las personas y también para hacer que "se parezca" más al coronavirus.

Para modificarla, los investigadores le transfirieron a la vacuna información genética de la "proteína espiga" del SARS-CoV-2, la herramienta crucial que utiliza el coronavirus para invadir nuestras células.

Esto significa que la vacuna se parece al coronavirus, y esto le da al sistema inmune la posibilidad de aprender cómo atacarlo.

Los investigadores indicaron que el siguiente paso en el estudio de la vacuna será confirmar que puede proteger eficazmente contra la infección del SARS-CoV-2.

De acuerdo a AstraZeneca, una fase III de los ensayos de su vacuna potencial se está llevando a cabo actualmente en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, y que empezará pronto en Estados Unidos.