YA NO SOLO FLOTA EN EL MAR

El microplástico llega a casa: 90% de la sal de mesa lo contiene

Un reciente estudio ha confirmado una de las peores catástrofes, ya advertidas, producto del alto índice de desechos reciclables flotando en los mares y océanos del planeta: Estamos comiendo plástico. Hace años, ya se habían descubierto microplásticos en la sal marina. Pero lo que no estaba claro era hasta qué punto estaban extendidos en el condimento empleado más habitualmente. Ahora, una nueva investigación demuestra que los microplásticos se encuentran presentes en el 90% de las marcas de sal de mesa analizadas a nivel mundial.

Un reciente estudio ha confirmado una de las peores catástrofes, ya advertidas, producto del alto índice de desechos reciclables flotando en los mares y océanos del planeta: Estamos comiendo plástico.

Hace años, ya se habían descubierto microplásticos en la sal marina. Pero lo que no estaba claro era hasta qué punto estaban extendidos en el condimento empleado más habitualmente. Ahora, una nueva investigación demuestra que los microplásticos se encuentran presentes en el 90% de las marcas de sal de mesa analizadas a nivel mundial.

De 39 marcas analizadas, 36 contenían microplástico, según concluyó el equipo de investigadores de Corea del Sur y Greenpeace East Asia.

El objetivo de este estudio, es una clara alerta delasexpansión geográfica de los de los microplásticos en la sal de mesa y su correlación con el lugar donde se encuentra la contaminación por plástico en el medio ambiente.

Se analizaron muestras de sal de 21 países de Europa, Sudamérica y Norteamérica, África y Asia. Las tres marcas que no contenían microplásticos proceden de Taiwán (sal marina refinada), China (sal de roca refinada) y Francia (sal marina no refinada producida mediante evaporación solar).

Además se determinó que la densidad de los microplásticos presentes en la sal varían enormemente entre las marcas, siendo especialmente alta la concentración de las marcas asiáticas.

Las mayores cantidades de microplásticos se encontraron en la sal vendida en Indonesia. Asia es un punto caliente de contaminación por plástico e Indonesia —con 54,720 kilómetros de costa—figuraba en un estudio de 2015 no relacionado por sufrir el segundo peor nivel de contaminación por plástico del mundo.

"El hecho de que encontraran concentraciones superiores en Asia resulta interesante. Aunque no es sorprendente, hay que contar con los datos. Estudios previos han descubierto restos de microplásticos en productos salinos vendidos en dichos países, pero no sabíamos cuántos", aseguró Sherri Mason, profesora de la Universidad del Estado de Nueva York en Fredonia, que se asoció con investigadores de la Universidad de Minnesota en un estudio independiente sobre la sal.

No obstante, recalcó que la investigación "añade otra pieza al puzle" para evaluar el impacto de los microplásticos en el organismo.

La pregunta que todos nos hacemos: ¿Es perjudicial?

El nuevo estudio estima que el adulto medio consume aproximadamente 2.000 microplásticos al año a través de la sal. Sin embargo, lo que esto puede significar para nuestro cuerpo y en especial para nuestra salud, sigue siendo un misterio.

Un estudio independiente de la Universidad de York, Gran Bretaña, que tenía el objetivo de evaluar el peligro de los microplásticos para el medio ambiente y se publicó el miércoles, concluyó que no se sabe suficiente como para determinar si los microplásticos son perjudiciales.

La revisión de 320 estudios existentes descubrió "grandes vacíos de información" en la comprensión científica del efecto de los microplásticos. "Basándonos en nuestro análisis, actualmente las pruebas que sugieren que los microplásticos provocan efectos adversos importantes son limitadas", afirmó Alistair Boxall, profesor de geografía de la Universidad de York y coautor del estudio.

"Se necesitan urgentemente más calidad y más estudios de supervisión global junto a estudios de efectos medioambientalmente más realistas sobre el tamaño de las partículas y los tipos de materiales presentes en el medio ambiente".

Plástico en el intestino

La omnipresencia del microplástico en la cadena alimentaria humanitaria fue comprobada, según otra investigación publicada este martes 23/10, la que permitió detectar la presencia de este agente en las heces de personas radicadas en Europa, Rusia y Japón.

Diferentes tipos de plástico fueron hallados en ocho voluntarios de este estudio piloto, presentado durante durante un congreso de gastroenterología en Viena como una primicia mundial.

Durante una semana, cinco mujeres y tres hombres, de 33 a 65 años, residentes en Finlandia, Holanda, Gran Bretaña, Polonia, Italia, Rusia, Japón y Austria, anotaron lo que comían.

El tamaño de las muestras de plástico halladas en sus heces varía de 50 a 500 micrometros, más o menos el espesor de un cabello. "Hemos detectado nueve plásticos diferentes" indica Bettina Liebmann, investigadora de la Agencia austriaca de medio ambiente.

Los dos tipos más frecuentemente hallados son el polipropileno, usado en los tapones de botellas, y el plástico PET (siglas en inglés de polietileno tereftalato), presente en las botellas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario