LÍNEA D

Encontraron alacranes en el Subte y hay preocupación entre los usuarios

Fueron capturados por trabajadores de la línea D que los encontraron caminando por los azulejos de los vestuarios de la estación 9 de Julio y otro en el andén de la estación Bulnes. Uno de los ejemplares atrapados era de color negro y medía más de 3 centímetros. Metrovías informó que realiza las fumigaciones regulares de coches y estaciones contra las cucarachas, principal alimento de los alacranes para los que no hay venenos a fin de combatirlos. Según los trabajadores del subte, cada 6 meses un operario es picado.

El Subterráneo es el ámbito ideal para la aparición de los alacranes por las altas temperaturas que se registran en el verano y los insectos que proliferan y que les sirven como fuente de alimentos, especialmente las cucarachas. En las últimas horas, trabajadores del subte encontraron dos de estos arácnidos en la Línea D, uno en la estación Bulnes que tiene acceso al Shopping Alto Palermo y otro en los vestuarios de la estación 9 de Julio.

En las redes sociales los usuarios expresaron su preocupación por la aparición de los alacranes que en los últimos días protagonizaron graves ataques a niños y provocando la muerte de dos menores en Córdoba.

Volviendo al subte, uno de los ejemplares encontrados apareció en el andén la estación Bulnes cuando un operario limpiaba el piso. El alacrán era de color negro y medía más de 3 centímetros. Lo puso en un frasco y se lo entregó al delegado de su jurisdicción, que a su vez preparó un aviso para Metrovías. Lo mismo ocurrió en un vestuario de la estación 9 de Julio.

Si bien los trabajadores del subterráneo afirman que los vagones se fumigan una vez al mes, y los especialistas aseguran que para combatir al alacrán directamente no hay ningún tipo de veneno, sí existen formas de eliminar a las cucarachas por lo que exterminar su principal fuente de alimento, es el protocolo a seguir por las autoridades.

Cada seis meses, aproximadamente, un trabajador del subte es picado por un alacrán, informaron desde la Asociación de Trabajadores del Subte y el Premetro.

En tanto, desde Metrovías, la primera semana de cada mes todos los trenes de todas las líneas son sometidos a tareas de fumigación, no contra alacranes, sino contra cucarachas, su fuente de alimento.

Y en las estaciones (junto con todas sus instalaciones, incluidas las boleterías), esta tarea se desarrolla dos veces al mes, precisaron.

Cuando los trabajadores del subte encuentran algún tipo de plaga, como puede ser un alacrán, desde Metrovías lo envían a un laboratorio para analizar su nivel de toxicidad. Hasta ahora, todos los análisis mostraron que las especies encontradas son de nivel de toxicidad "bajo". De manera adicional, y como medida de prevención se implementó la colocación de mallas en la rejilla de los baños de algunas instalaciones que así lo requerían.

"En general los encontramos en los vestuario, en los pozos de bombeos o cuando movemos las máquinas. Anoche encontraron uno en el andén de Bulnes y hoy encontraron otro en el vestuario de 9 de Julio. Tal vez haya que usar un veneno más fuerte o aumentar la frecuencia de fumigación", dijo el delegado de Instalaciones Jorge Méndez al diario La Nación.

Desde Metrovías no descartan tomar medidas en este sentido, si fuera necesario.

Los expertos explicaron que, más allá de las fumigaciones, es poco probable que los usuarios se encuentren con estos arácnidos en los andenes, debido a la presencia de luz y movimiento ya que los alacranes prefieren los lugares oscuros y tranquilos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario