IRSA CONTROLA EL PREDIO DE LA RURAL

Fígoli vs. Finkelstein: ganó Elsztain

El divorcio entre los ex socios de Fénix Entertainment Group, Diego Finkelstein y Marcelo Fígoli, acaba de tener otro round, luego de haberse quedado el primero con los recitales en Ríver y Vélez, y el 2do. con el festival “Lollapalooza”. IRSA Propiedades Comerciales (CP), que pertenece al grupo dueño de la mayoría de los shoppings del país, tomó el control de la sociedad que maneja el predio de la Rural de Palermo, y antes compartía por mitades con ambos contendientes. Desembolsó $ 66,5 millones para quedarse con el 70% de las acciones y para el 30% restante Finkelstein incrementó su participación y tomó posesión con su nueva empresa DF Entertainment.

Marcelo Fígoli y Daniel Finkelstein, históricos socios de Fénix Entertainment Group, se separaron y dividieron la participación: el primero se quedó con el 50% de las acciones que estaban en poder de su ahora ex compañero, y pasó a controlar el total del paquete, en tanto que Finkelstein abrió su propia productora (DF). En cuanto al negocio al que apuntará cada uno, también se pactó una división de bienes respecto de los segmentos que explotará cada uno.

Mientras Fénix mantendrá las operaciones de rubros como family, teatro, deportes, música latina y nacional, DF se quedó con la licencia de la versión local del festival Lollapalooza aunque compartirá en un 50% la realización de shows de artistas anglo.

Pero continuaron manejando el 50% del predio La Rural hasta que compró IRSA la parte de Fígoli. Otro de los que había decidido dar un paso al costado como director comercial de la productora t4f y buscar nuevos rumbos fue Sebastián Carlomagno, quien se hizo cargo de Move Concerts, una empresa con mucha presencia en el negocio de espectáculos de América latina y que puso un pie en la Argentina.

Fénix Entertainment Group también había adquirido la radio argentina FM Rock & Pop, que transmite sus contenidos a través de la frecuencia modulada 95.9 MHz y atraviesa sus 33 años de trayectoria en el circuito del entretenimiento y la difusión musical. “Es una marca legendaria que construyó el inconsciente colectivo de la música en nuestro país", destacó Marcelo Fígoli, CEO de Fénix, a través de un comunicado de prensa. Había sido fundada el 23 de enero de 1985 por Daniel Grinbank y sus asociados los empresarios Raúl Fernández y Marcelo Morano.

Elsztain

IRSA CP es el vehículo para inversiones en bienes raíces (shopping centers, edificios de oficinas y La Rural) del grupo IRSA, que conduce Eduardo Elsztain. Su portafolio de activos incluye 15 centros comerciales en todo el país y varios de los edificios de renta más emblemáticos de Buenos Aires.

Diego Finkelstein, con más de 15 años en la industria del entretenimiento, el año pasado fundó DF Entertainment, que tiene a su cargo el desarrollo integral del festival “Lollapalooza” en la Argentina,  como también muchos de los shows más importantes de la escena internacional en nuestro país.

Tras la operación que apartó a Fénix, ahora propiedad de Marcelo Fígoli, IRSA y DF Entertainment reúnen el management y las acciones de Ogden Corporation, la firma que posee el control operativo y el management de La Rural, para lo que cuenta con la mitad de la concesión de las 12 hectáreas, cuyo 50% restante continúa en poder de la Sociedad Rural Argentina.

Un escándalo político y financiero había envuelto a ese lugar emblemático porteño en 1992, cuando el gobierno de Carlos Menem decidió cederle por US$ 30 millones la posesión de activo principal, que es el predio, a la Sociedad Rural Argentina, que lo venía ocupando desde un siglo atrás. Los tasadores oficiales de la Corte Suprema aseguraron que no podía valer menos de US$ 132 millones.

El muy bajo precio, además de la inhibición para ceder un terreno incluido en el perímetro del Parque Tres de Febrero, convirtieron aquella cesión en una controversia legal aún sin sentencia judicial definitiva. A mediados de 2013 acaeció la última designación de autoridades, y como presidente del directorio de La Rural SA quedó Marcelo Fígoli, con Nicolás Pino como vicepresidente; Gastón Lernoud y Abel Guerrieri, directores titulares, y Diego Finkelstein y Daniel Elsztain como suplentes.

El capital accionario de la empresa estaba repartido entre la Sociedad Rural Argentina y Entertainment Holding SA, esta última a su vez integrada en partes iguales por Fénix Entertainment Group –empresa dedicada a la organización de espectáculos y eventos– y Alto Palermo SA (APSA).

La ingeniería política y financiera de aquella operación había sido aportada por el escribano y banquero Raúl Juan Pedro Moneta, que años después le cedió su participación a Ogden Corporation, una firma estadounidense que explotaba casinos, aeropuertos y hoteles y poco tiempo después se presentó en convocatoria de acreedores.

Para reemplazarlos en La Rural de Palermo SA, la Sociedad Rural resolvió asociarse con Alejandro Shaw y Francisco de Narváez, este último a través de la sociedad Boulevard Norte. Pero en agosto de 2012, De Narváez vendió sus derechos de explotación del predio a Fénix Entertainment Group, la empresa de Marcelo Fígoli y Diego Finkelstein que organiza conciertos y shows musicales en Miami y en los mejores mercados de Sudamérica. Así quedó constituida la nueva composición accionaria de La Rural SA. hasta que IRSA avanzó ahora sobre el control societario.

Activación de eventos

En la mente de la línea directiva vienen dando vueltas ideas de nuevas inversiones para modernizar la Rural, empezando por los $ 8 millones que se destinaron a darle Wi-Fi a toda la feria.
El presidente de IRSA CP, Daniel Elsztain, aspira a que otra fuente de ingresos a futuro sean los congresos y ferias internacionales que hasta ahora no se estaban haciendo pese a que el país es líder mundial en turismo de eventos. “Hay un efecto macroeconómico. Hoy vemos un momento más propicio. La Argentina está de moda”, asegura.

También apuntarán a usar la espalda de IRSA para captar nuevos sponsors y traer al predio ferias en las que el grupo tenía algún grado de participación. Elsztain, que maneja 15 centros comerciales, como el Abasto o el Alto Palermo, cree que el creciente peso de su empresa en la administración facilitará estos proyectos. La Rural le agrega al grupo un resultado económico similar a uno de sus shoppings medianos.

“Vamos a afianzar a La Rural como el principal centro de entretenimiento y eventos de América latina”, dijo Daniel Elsztain director de IRSA CP.

Por su parte, Finkelstein agregó: “La Rural es un predio emblemático con un enorme potencial; estamos con mucha energía para seguir invirtiendo, en el nuevo clima de negocios que existe en la Argentina”.

Ambos opinan que podrían replicar el modelo de gestión de ferias en otros mercados. De hecho, este mes abren con socios un centro de convenciones en Punta del Este.

Dejá tu comentario