DESPUÉS DEL ESCRACHE

Las insólitas disculpas de Samid por violar la prisión domiciliaria

Alberto Samid fue escrachado por ir a comer a una parrilla mientras debía cumplir la prisión domiciliaria. A través de su Twitter, pidió disculpas y generó un gran revuelo en las redes.

El 21 de junio, Samid se sentó a comer un bife con ensalada en un restaurante de Ramos Mejía, violando la prisión domiciliaria. Dos señoras que lo reconocieron y lo increparon para que se fuera. Entre los gritos y aplausos del resto de los comensales, el empresario junto a sus acompañantes se retiraron sin pagar. 

La escena fue registrada por varios celulares, incluido el de la mujer que le llamó la atención y rápidamente el video se viralizó. El empresario utilizó las redes sociales para pedir disculpas por los sucesos y explicó que había sufrido de “síndrome confusional”. 

"Habiendo pasado varios días una situación de mucho stress, me produjo un síndrome confusional y en esa circunstancia me encontré en un lugar que no debí haber estado", escribió Samid.

 

Y continuó: "A todos aquellos que mi presencia le ha molestado, a la señora que me filmó, a la gente de la parrilla y principalmente a la Justicia quiero pedirles un sincero perdón".

Lo que dice la gente

Aunque el Síndrome Confusional es una afección a la salud seria, los usuarios de Twitter no se quedaron muy conformes con la explicación o las disculpas de Alberto Samid. 

Y, como en Twitter todo es un meme, llovieron los chistes sobre la publicación del Rey de la Carne. Tanto, que “síndrome confusional” pasó a ser tendencia en Argentina. 

Antes y después de la parrilla

En el 2019, Alberto Samid fue declarado culpable de participar en una asociación ilícita y evasión del IVA. Debido a su deteriorado estado de salud (sufría de hipertensión, diabetes y un cuadro severo de estrés) lo sentenciaron a cuatro años de prisión domiciliaria. 

El empresario tenía permitidas las salidas laborales. Podía ir al Mercado Central tres veces por semana dentro de un horario previamente establecido. Pero esto no incluía reuniones en parrillas. 

Alberto Samid

Luego del escrache, los jueces Luis Losada, Ignacio Fornari y Diego García Berro establecieron que se mantendría la modalidad domiciliaria ya que los problemas de salud persistían. Sin embargo, las salidas laborales fueron revocadas y Samid fue advertido de no volver a quebrantar la sentencia. 

 "Ante un nuevo incumplimiento de las obligaciones asumidas, se dejará sin efecto el arresto domiciliario concedido y se dispondrá su inmediato alojamiento en sede carcelaria", leía el fallo. 
 

Dejá tu comentario