Leído

HELMET PARA VENTILACIÓN NO INVASIVA

China, Italia, USA... y al final, un Hecho en la Argentina para evitar entubar al paciente

Sab, 27/06/2020 - 11:55pm
Enviado en:
Por Urgente24

La historia del casco para ventilación no invasiva, tan necesario en el intento de no entubar pacientes que padecen coid-19, no comenzó en la Argentina pero encuentra una nueva dimensión en la inventiva local, que además sustituye importaciones. Aquí algunos apuntes importantes:

Ada Toledo
adatoledo.jpg
Ada Toledo, en el inicio de la experiencia argentina del desarrollo del casco para hiperventilación no invasiva.
Contenido

A fines de marzo 2020, Angelo Attanasio hizo un reportaje para BBC News, publicado el 01/04, al médico Antonio Messina, anestesiólogo y reanimador de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital IRCCS Humanitas, en Milán, Italia. Eran jornadas difíciles. La gente moría en Italia tal como en ningún otro país de Europa.

En la entrevista apareció el siguiente fragmento:

"(...) Por ejemplo, hablar con los enfermos es complicado. Ellos llegan con dificultades respiratorias y les ponemos un casco con oxígeno y nosotros estamos detrás de una máscara con visera. (...)".

¿De qué casco con oxígeno hablaba Attanasio?

La pandemia fue implacable con la región de Lombardía. Italia recurrió a la experiencia china: los expertos italianos analizaron cómo la ciudad de Wuhan manejó la crisis, y el ministro de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio, pidió a su contraparte china, Wang Yi, ayuda con insumos. 

De inmediato otros países en Europa comenzaron a seguir con atención los sucesos en Italia para prepararse a enfrentar al SARS-CoV-2.

Antonio Pesenti, coordinador de la red de las Unidades de Cuidados Intensivos en Lombardía, y jefe de la Unidad de Crisis, trabajó directamente en la coordinación de la estrategia.

Llegaron equipados con respiradores provenientes de China y cascos especiales para facilitar el apoyo ventilatorio no invasivo, que los chinos habían considerado muy útiles para pacientes que pudieran resistir sin ventilación invasiva. 

-------------------

Explicando la idea: el relato de la Dra. Ada Toledo a Urgente24


-------------------

Historia

Un casco es una forma de equipo de protección usado para proteger la cabeza. Más específicamente, un casco complementa el cráneo para proteger el cerebro humano. A veces se usan cascos ceremoniales o simbólicos, sin función de protección. Los soldados usan cascos, a menudo hechos de materiales plásticos livianos.

La palabra 'casco' es diminutivo de 'helm', una palabra medieval para el casco protector de combate. Originalmente, un casco cubría la cabeza solo en parte y la protegía de ciertas lesiones.

Durante la Edad Media, se desarrollaron muchos cascos militares diferentes y algunos cascos ceremoniales, casi todos de metal. Algunos de los desarrollos medievales más importantes incluyeron el gran yelmo, el bascinet, el yelmo de boca de rana y el casco.

El gran yelmo medieval cubría toda la cabeza y, a menudo, también se acompañaba de 'camail' que protegía la garganta y el cuello. 

Desde la década de 1990, la mayoría de los cascos están hechos de resina o plástico, que pueden reforzarse con fibras como las aramidas.

En la crisis sanitaria provocada por la pandemia, han ocurrido experiencias muy interesantes.

En verdad, un estudio de prueba de 3 años en la Universidad de Chicago ya había encontrado que la ventilación no invasiva (NIV) a través del casco es superior porque:

 #  Resulta en un tiempo de recuperación más rápido, acortando una estadía en la UCI (unidad de cuidados intensivos). 
 #  Reduce la necesidad de entubar.
 #  Reduce la mortalidad en la UCI.
 #  Ofrece resultados en sedación mínima o nula. 
 #  Proporciona un ahorro de costos (recuperación más rápida, tratamiento menos invasivo y un dispositivo de menor costo).

Varias historias

En 2014, Aurika Savickaite buscaba una Maestría en Ciencias en Enfermería - Licenciatura en Enfermería de Cuidados Agudos, en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Rush (Chicago, Illinois). Ella escribió su tesis de doctorado sobre 'Ventilación de presión positiva no invasiva' (NIPPV) para el tratamiento de la insuficiencia respiratoria aguda en pacientes inmunocomprometidos.

-------------------

El caso de Aurika

-------------------

Esta experiencia es de 2017


-------------------

La tecnología estaba en el mercado. En diciembre de 2019, casi coincidiendo con la irrupción de covid-19 en China, la empresa Intersurgical llevó al mercado su línea de cascos respiratorios StarMed, diseñados para ventilación no invasiva (VNI) y terapia de Presión Positiva Continua en la Vía Aérea (CPAP, por sus siglas en inglés) para proporcionar una interfaz de paciente alternativa a las máscaras tradicionales.

El casco ayudaba a superar muchos de los problemas experimentados con la intubación endotraqueal y el uso de máscaras faciales.

Volviendo a Savickaite -quien fue gerente de atención al paciente en el Centro Médico de la Universidad de Chicago, Unidad de Cuidados Intensivos Médicos, pero antes fue enfermera en la UCI del Hospital de la Universidad de Vilna (Lituania)- se casó con David Lukauskas, emprendedor y biohacker, CEO de Crowd Control DIRECT Inc., que provee de sistemas de gestión de línea de espera y productos de bioseguridad.  

La noche del 17/03/2020, la pareja debatía sobre los resultados potencialmente mortales si no hubiera suficientes camas en unidades de cuidados intensivos o suficientes ventiladores para los pacientes hospitalizados con el virus COVID-19.

Aurika le relató a David el estudio realizado sobre NIV y la prueba exitosa de la ventilación con casco cuando trabajaba en la UCI en el Hospital de la Universidad de Chicago.  

Aurika dijo que conocía los cascos que ya se usaban en Italia para tratar a los pacientes afectados con COVID-19.

El dominio HelmetBasedVentilation.com/ se registró esa noche, para colaborar en la difusión de la tecnología. Y se integró un equipo.

Pocos días desúés, en Asunción del Paraguay, Fernando Herreros tuvo que cerrar el negocio de planificación de eventos. 

Él debía encontrar una nueva forma de ganar dinero.

En su búsqueda se encontró con la propuesta de HelmetBasedVentilation.com/, y así su historia se conectó con la de Aurika.

Fernando no tenía relación con el campo de la medicina, comenzó a investigar y buscó técnicos para fabricar una cápsula. 

Más tarde, con personal médico perfeccionaron un casco de PVC, con puertos para acceso, puertos de inhalación, sello del cuello y correas realizadas en silicona, y hubo un prototipo que comenzó a producirse en Paraguay según las normas difundidas por Aurika.

Los cascos se pueden limpiar para usar con otro paciente, y los sellos del cuello se pueden reemplazar. El sello flexible del cuello se puede ajustar para adaptarse a diferentes tamaños.

La presión positiva dentro del casco, la presión negativa afuera y el sello de cuello de silicona se combinan para hacer un buen sello sin fugas. El PVC flexible también permite que los pacientes se acuesten.

Tener las correas ajustadas correctamente es muy importante, para que no haya fugas cuando se tensan.

Una tesis

También en marzo, H. Hernández Garcés, A. Belenguer Muncharaz y R. Zaragoza Crespo, del Servicio de Medicina Intensiva en el Hospital Universitario Doctor Peset, de Valencia (España) realizaron un trabajo al respecto, recopilando la información disponible.

Su conclusión evaluó cómo avanzar en la experiencia más apropiada: "(...) proponer el uso del Helmet con doble tubuladura y filtros HEPA antiviral/antibacteriano, tanto en rama inspiratoria como espiratoria, podría ser una medida aceptable, con el inconveniente actual del elevado coste con respecto a otras interfases, lo cual condiciona que muchas unidades no dispongan para su uso. En estas unidades cabe la posibilidad como alternativa de seguir utilizando doble tubuladura con una mascarilla total-face u oronasal, para lo cual debería utilizarse un codo de unión a la tubuladura sin fuga intencionada ni válvula antiasfixia.

En caso de que se opte por usar un respirador específico de VNI, deberíamos reducir al máximo las fugas alrededor de la mascarilla y podría considerarse el uso de un filtro antiviral/bacteriano que adapte al puerto espiratorio de la tubuladura.

La reducción del riesgo de contagio por la dispersión de partículas con VNI aparece de nuevo como un reto en el uso de esta terapia. Modificar los protocolos habituales de montaje, velando por un uso responsable y seguro, aprovechando los recursos disponibles es crucial para conseguirlo."

El caso argentino

Todavía, en el inicio de marzo, el nuevo coronavirus parecía alejado de la Argentina. Aún faltaba un tiempo para que el hisopado al emprendedor Miguel Lacour diera positivo. Pero un día sucedió.

Y él conoció en su propio cuerpo los síntomas del covid-19 y las dificultades respiratorias.

-------------------

La experiencia argentina

-------------------

Él le preguntó a su socio Marcos Ledesma por un casco que había visto que se utilizaba en Italia para el suministro de oxígeno.

Ambos son propietarios de una empresa que fabrica material sanitario, Ecleris.

Finalmente llegó desde USA -en su relato a Urgente24, la doctora Ada Toledo cuenta cómo fue que ocurrió- un casco de los que se utilizaban en Italia, descartables.

Entonces comenzó la inventiva argentina para un muy interesante proceso de sustitución de importaciones.

Se trata de una interfaz que permite administrar a un paciente Ventilacion no invasiva  con presión positiva. 

En la insuficiencia respiratoria aguda se produce una falta de oxígeno por compromiso pulmonar por el virus, y así ocurre un aumento del trabajo respiratorio que provoca autoinjuria. Es decir, daño pulmonar auto inducido, que empeora aún más el daño que tiene el pulmón.

Por ese motivo cuando un paciente está en esa situación, se aconseja el uso del  casco conectado a oxígeno y aire comprimido, y con una válvula de PEEP se genera presión positiva dentro del casco o bien conectado a un respirador.

Así se disminuye el trabajo respiratorio evitando la intubacion endotraqueal en muchos pacientes y todas las complicaciones asociadas a la ventilacion mecánica.

Esto se llama ventilacion no invasiva, una forma de soporte ventilatorio que permite que el paciente siga despierto, no se le induce un coma farmacológico, él permanece comunicado, puede colaborar rotando de posición, una medida altamente efectiva cono mostraron las experiencias en los hospitales María Ferrer, Fernández (CABA) y Zonal General de Agudos (Ezeiza).

De inmediato se asoció el concepto con la cámara hiperbárica.

La medicina hiperbárica, también conocida como oxigenoterapia hiperbárica (OHB), es el uso médico del oxígeno puro al 100% en una cámara presurizada, llamada cámara hiperbárica. El dato obligaba a una cuestión central: el sellado debía ser perfecto.

Y fue lo que se consiguio, disminuyendo el riesgo de dispersión y contagio del personal de salud, colocando un filtro vírico que impide el paso de partículas en 99.9%.
 
Consta de una base plástica con silicona que queda en el cuello y que no se tiene que remover cada vez que se saca la interfaz ya que la parte superior se desmonta. Es muy fácil de usar y muy tolerado por el paciente.