Leído

¿QUÉ SUCEDE?

Cuando el orgasmo es tan fuerte que se libera a través del llanto

Jue, 13/06/2019 - 10:27pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Mujeres. Si alguna vez les pasó, no se preocupen. No es algo raro o fuera de lugar: es el placer máximo que tiene que salir por algún lado y hay una explicación física al respecto. Y si no te pasó, tranqui, es cuestión de estimular lo suficientemente bien, el famoso Punto G.

Contenido

A veces sucede que el orgasmo solo y la convulsión del cuerpo femenino no son suficientes para liberar toda la tensión que se va al llegar al punto máximo de placer. En ese momento, involuntariamente, brotan las lágrimas. 

¿La causante? Nada menos que la oxitocina. Una hormona producida por el hipotálamo en el cerebro que se libera al torrente sanguíneo provocando una sensación de "felicidad" instantánea, seguida de una especie de tranquilidad o satisfacción.

Las lágrimas expresan en sí muchas cosas: felicidad, emoción, tristeza, enojo... y también, placer, solo que esto no se muestra mucho en las películas o series en las escenas de sexo. Tampoco se habla demasiado sobre las distintas sensaciones que tiene una mujer al concebir el orgasmo (que se da de formas muy distintas y en diferentes momentos, y cada una puede llegar a tener una sensación que no es necesariamente la que se muestra en la tele o en las películas porno). 

El llanto, por lo general, no viene con la estimulación del clítoris, sino por el buen encuentro con el punto G, dentro de la vagina. 

Pero el quid de la cuestión (para muchos y muchas) es ¿dónde está el Punto "G"? 

Según contó Ali Fox (experta de Durex) al Huffington Post "Los científicos no se ponen de acuerdo en si el punto G existe como una estructura anatómica real (como un clítoris interno) o si es simplemente una zona especialmente sensible para muchas mujeres", señala. "Lo que sí que se sabe con certeza es que estimular esa zona produce placer y puede llevar a las mujeres a tener orgasmos maravillosos". 

Es increíble que todavía no se sepa con exactitud dónde es que está, pero los expertos aseguran que está entre 5-8 cm dentro de la vagina en la pared frontal. Sólo se puede sentir cuando las glándulas que están en torno a la uretra se hinchan y esto sucede cuando la mujer ya está lo suficientemente excitada y sus terminaciones nerviosas sexuales ya están irrigando sangre debido a la estimulación. 

La fórmula no está escrita pero podría ser la siguiente: química, autoconocimiento, cerebro y prueba y error. No hay que obsesionarse con el Punto G, pero sí explorarlo e incitar a tu pareja a que lo haga también.

Así, juntos, podrán llegar al momento en que estalla el Punto G, al punto del llanto. Y si sucede que se llora, no alarmarse, es la forma que tiene el cuerpo de expresar tanto placer.