El Metaverso UEFA > VAR >

NUEVO BALÓN UEFA

El VAR que conocemos será un juego de niños (Connected Ball)

Fussballliebe (en alemán "amor por el fútbol"), incorpora la tecno Connected Ball (Adidas) en su balón UEFA. Un SúperVAR.

El VAR (Video Assistant Referee o Video de Asistencia al Referí) ya es parte del fútbol para siempre. En algunas ligas, que pertenecen a sociedades más transparentes, funciona mejor que en otras, donde la corrupción está siempre latente. La falla es humana, no digital. La UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociado) incorporó a su balón llamado ‘Fussballliebe’ la tecnología Connected Ball, de Adidas, para fortalecer el VAR.

Una versión del Connected Ball ya estaba sumado al balón ‘Al Rihla’, utilizado durante la Copa Mundial FIFA 2022 en Qatar. En algún momento habrá que extenderlo a Conmebol. Pero, debemos reiterarlo, el arbitraje no mejora si el humano no utiliza, con honestidad, la asistencia de la tecnología. En este caso, supondremos que sí sucede.

Entonces, ‘Fussballliebe’ (en alemán significa “amor por el fútbol”), se utilizará en el torneo de 51 partidos que se jugarán desde el 14/06/2024 al 14/07/2024, y la clave consiste en un chip en un giroscopio: ¿¡…!?

Ya se consigue a 150 euros, según las tiendas digitales.

Ver el giro

El giróscopo o giroscopio (del griego ‘skopeo’ que significa ‘ver’, y ‘giros‘ que es ‘giro‘) es un dispositivo mecánico que sirve para medir, mantener o cambiar la orientación en el espacio de algún aparato o vehículo.

Para entenderlo rápido, el ‘trompo’ o ‘peonza’, un juguete utilizado durante generaciones que consistía en lanzar un objeto que giraba durante el mayor tiempo posible, es un ejemplo de giroscopio.

Entonces: es un cuerpo con simetría de rotación que gira alrededor del eje de dicha simetría y conserva la orientación de su eje de rotación ante fuerzas externas que tiendan a desviarlo, y así gana estabilidad.

Hay evidencias de su uso temprano en la Antigua Roma, Grecia, China e India: un juguete o de arcilla o de madera o de metal…. El físico y astrónomo francés Léon Foucault lo utilizó para imitar la rotación del planeta Tierra sobre su eje. Y ahora terminó en un portador del chip que alimenta el VAR.

Adidas

Un chip o circuito integrado fijado en ese giroscopio dentro del balón envía datos 500 veces por segundo a una terminal ubicada en el VAR, registrando el punto en el que se patea el balón.

Esto debería ayudar a los árbitros a tomar decisiones, por ejemplo, de una sospecha de fuera de juego utilizando múltiples ángulos de cámara para crear visualizaciones en 3D que ilustran el movimiento de los jugadores. Es decir que perfecciona el videoarbitraje.

Adidas ya vende al público este modelo de balón y ha prometido que el 1% de la recaudación se entregará a la organización benéfica de fútbol Common Goal, creada por el ex mediocampista español Juan Mata.

La pelota -67% de goma- tiene forma de icosaedro (20 caras o ‘gajos’) truncado en un 99,9%, una circunferencia entre 68 y 70 centímetros, un peso entre 410 y 450 gramos.

La tecnología digital fue desarrollada en colaboración con Kinexon, combina los datos de posición de los jugadores con la IA (inteligencia artificial), mejora la información para que el árbitro tome decisiones.

La evolución

Hoy en día los balones utilizados en competencias oficiales de FIFA deben contar con uno de 3 sellos:

  • Internacional Match Standards,
  • FIFA Quality,
  • IFA Quality Pro.

Eso quiere decir que han sido probados en laboratorios autorizados por la FIFA en cuanto a presión de aire, rebote y absorción de agua.

Es muy diferente a cómo comenzó todo. El orien fue el llamado ‘balón de tiento’, cuyo peso era mayor cuando el terreno estaba mojado porque el cuero absorbía el agua. Además, podía deformarse, lo que provocaba un mal rebote.

Para colmo ese balón de entre 12 y 18 gajos, tenían un cordón de cuero -que podía utilizar hasta 2 gajos o una costura de 8 centímetros- que cerraba la boca de la pelota. Era el lugar por donde se introducía la cámara, que tenía adosada un pico o tubo por el cual se inflaba.

Recién en los años 1960 llegaron las pelotas fabricadas 100% de cuero sintético.

La pelota sin tiento o superball, fue inventada en la Argentina, en la localidad de Bell Ville, Provincia de Córdoba, y patentada por Romano Polo, Antonio Tossolini y Juan Valbonesi.

Era un balón de costura y pico invisible, estrenado en la Copa Mundial de 1950 organizada en Brasil.

Tecnología

En 1962 el danés Eigil Nielsen, dueño de la empresa Select Sport, introdujo la estructura del icosaedro truncado.

En 1963, Adidas ganó el derecho a proveedor de la Copa Mundial desde la edición de 1970: revistió el cuero con poliuretano, un material sintético flexible e inalterable con el frío. En México 1986, en el balón ‘Azteca’, el armazón fue reemplazado por cuero sintético.

En 1990 nació Adidas ‘Etrusco Único’, el primer balón 100% impermeable. Entonces inició la carrera para lograr la máxima circunferencia del balón: la Adidas ‘Jabulani‘, para la Copa Mundial de Fútbol de 2010 en Sudáfrica.

En 1991, Adidas creó para el balón de rugby, que luego amplió a sus pelotas de fútbol, la tecnología de granos para una mejor adherencia en los cabezazos. Y ha continuado el trabajo en mejoras.

Y la sofisticación ha continuado. El balón ya no es sólo un balón. Es una computadora que rebota y se puede patear.

Temas

Dejá tu comentario