ARCHIVO >

Las cacerolas no tienen glamour: Cristina K no dialoga con el campo pero recibe a Francis Ford Cóppola

Mientras piqueteros y caceroleros chocaban en Plaza de Mayo (unos en defensa del gobierno y otros en favor del campo), la mandataria argentina, Cristina de Kirchner, se encontraba reunida con el cineasta estadounidense, Francis Ford Coppola. El diálogo negado al sector agropecuario dio paso al glamour de Cristina, siempre más atenta a los flashes que a las medidas de fondo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Al cumplirse la segunda semana consecutiva del paro agropecuario que jaquea las rutas del interior del país, Cristina de Kirchner sigue negándole al sector una posibilidad de diálogo luego de elevar las retenciones al 44%. La protesta del campo llegó a la ciudad y, con cacerolazos y marchas, la gente se dirigió a Plaza de Mayo, donde fueron enfrentados por grupos piqueteros que disolvieron las protestas. De esto, no queda mucho más por contar, excepto por un detalle que va con la imagen glamorosa de Cristina de Kirchner: mientras caceroleros y piqueteros se enfrentaban a los golpes en Plaza de Mayo, la mandataria estaba reunida en Casa Rosada con Francis Ford Coppola, multipremiado director de Hollywood, que está grabando su nuevo film en nuestro país. "En la última de sus actividades del día, la presidenta Cristina Fernández recibió en el despacho presidencial al cineasta Francis Ford Coppola. El realizador se encuentra en nuestro país desde hace varios meses para filmar su nueva película Tetro, que contará con las actuaciones de Vincent Gallo, Maribel Verdú, y los argentinos Rodrigo De la Serna, Leticia Bredice, Sofia Gala Castiglione y Silvia Pérez", informa el escueto el comunicado de la Casa Rosada, que marca que en el encuentro también estuvo presente el secretario de Medios, Enrique Albistur. "Tetro" será filmada en el barrio porteño de La Boca y en distintas zonas de la Patagonia andina, y terminará de rodarse en los estudios españoles de Ciudad de la Luz. Hoy, en la presentación formal del filme, Coppola aclaró que su próxima película "no entra en ningún género, porque no es de aventuras, ni es un drama, ni es de gangsters y ni siquiera es estrictamente autobiográfica". De este modo, Cóppola logró el diálogo con la presidente a través de su nuevo film, mientras que el campo, los caceroleros, la inseguridad, la crisis energética, la inflación, el transporte y una larga lista de cuestiones pendientes siguen esperando. Claro, todas ellas carecen del glamour de Hollywood.