Al hueso

El cigarrillo en el fútbol

No es humo: el tabaco afecta el rendimiento de los futbolistas

Los jugadores que fuman muy seguido pueden ser propensos a diversos problemas. Por eso tienen que regular la cantidad de tabaco que consumen.

Desde 1987, todos los 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco, una fecha promulgada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se instituyó con el objetivo de llamar la atención acerca de los efectos nocivos del tabaquismo, la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.

Según datos de la propia organización, el tabaco mata aproximadamente a 8 millones de personas por año, y además el impacto que su industria tiene en el medioambiente es enorme y va en aumento. Por esa razón, en este día se procura incentivar a los gobiernos a dejar de subvencionar el cultivo de tabaco y usar esos recursos para cambiar a cultivos más sostenibles que mejoren la nutrición y la seguridad alimentaria. 

La OMS instauró el 31 de mayo para generar conciencia sobre los efectos nocivos del tabaquismo.

Los problemas del tabaco en el fútbol

El tabaco afecta a la salud de muchas formas: aumenta la presión arterial, reduce la oxigenación del cuerpo y puede producir cáncer. Incluso la inhalación del humo (sin necesariamente consumir cigarrillos) puede ser perjudicial.

El mundo del fútbol no escapa a esta adicción, donde algunos jugadores profesionales son fumadores. Si bien cada caso es diferente, el cigarrillo puede afectar el rendimiento de los futbolistas al limitar la oxigenación de los músculos. El médico deportólogo Roberto Peidró indicó: “Un cigarrillo puede disminuir el rendimiento deportivo por la reducción de la cantidad de oxígeno que va a los músculos”.

tabaco
El tabaco aumenta la presión arterial, reduce la oxigenación del cuerpo y produce cáncer. Incluso la inhalación del humo puede ser perjudicial.

Peidró, que trabajó muy cerca de la selección argentina y es presidente de la Asociación Argentina de Cardiología del Ejercicio y el Deporte (ACMDBA), explicó que cuando se fuma, se cierran los vasos sanguíneos, lo que puede provocar lesiones graves.

La vida del deportista de alto rendimiento debe combinar entrenamiento, alimentación y descanso adecuado. Pero recordemos que el fútbol, para los profesionales, no es un juego sino un trabajo de mucha concentración y estrés”. En esta misma línea, el experto agregó que el tabaco es peligroso si “abusan del alcohol, fuman durante la noche 10 cigarrillos cada uno y después duermen dos horas“.

tabaco
El tabaco puede afectar el rendimiento de los futbolistas al reducir la oxigenación de los músculos y cerrar los vasos sanguíneos. Combinado con la falta de descanso puede ser grave para su salud.

Seguí leyendo en Golazo24

Elegir un buen capitán: ¿lo decide el DT o el equipo?

Tanda de penales: la historia de una etapa infartante

El gol de la valija que retrasó la victoria de Nacional