Leonard Cohen >

LIBRO Y HOMENAJE

5 años sin Leonard Cohen, 'Hineni'

Leonard Cohen falleció a los 82 años. Carlos Solari, 'el Indio', le escribió un epitafio 'Al tío Leonard'. Pero a 5 años hay otros homenajes también.

Leonard Cohen nació en Westmount, suburbio de Montreal, Quebec, Canadá, hijo de la nacida en Lituania, Marsha Klonitsky y del comerciante Nathan Bernard Cohen, quien murió cuando su hijo tenía 9 años.

Su madre Marsha era hija del rabino Solomon Klonitsky-Kline. Nathan era hijo de Lyon Cohen, presidente fundador del Congreso Judío Canadiense. Leonard Norman Cohen recibió el nombre judío Eliezer ben Nissan Hacohen. Eliezer o Eliecer significa "Dios ayuda".

Su familia observaba el judaísmo ortodoxo y pertenecía a la Congregación Shaar Hashomayim. Sobre el tema de ser un 'kohen' (en hebreo, 'sacerdote'), él le confesó a Richard Goldstein en 1967: "Tuve una infancia muy mesiánica. Me dijeron que era descendiente de Aarón, el sumo sacerdote". Bueno, el 3er. hijo de Aarón, hermano de Moisés, se llamó Eliezer.

Leonard, fanático de la poesía de Federico García Lorca, aprendió a tocar la guitarra acústica y luego la española, formó un grupo que se llamó The Buckskin Boys y frecuentó la noche del bulevar Saint Laurent, barrio de clase trabajadora donde compró una casa mientras leía su poesía en varios clubes cercanos. Y escribió la letra de algunas de sus canciones más famosas.

Pero él quería ser escritor, y se fue de Montreal. Fue a la universidad creyendo que así lograría méritos suficientes y luego hasta se recluyó en una casa en Hydra, una isla griega en el golfo Sarónico, para enfocarse en lo que creía era su destino pero él no logró el éxito que anhelaba.

En 1966, el productor de CBC-TV, Andrew Simon, le ofreció a Cohen un puesto como presentador en la tele. "Decidí que iba a ser compositor. Quiero escribir canciones", le dijo Cohen.

No fue hasta 1984, con su libro de poemas 'Book of Mercy', que logró un reconocimiento: Premio Literario de Poesía de la Asociación Canadiense de Autores.

20 años antes, Cohen frecuentaba, intrascendente, el 'Factory', de Andy Warhol, pero un día le cantó su 'Suzanne' a Judy Collins, quien dijo que él dijo que no podía cantar ni tocar la guitarra pero cuando ella escuchó '"Suzanne', lo invitó a un show de recaudación de fondos que organizaba Jimi Hendrix. Él nunca antes había cantado en público. A todos les encantó pero se detuvo a la mitad y huyó del escenario. Todos le pidieron que regresara. Collins salió con él y cantaron juntos. Fue el comienzo.

Leonard Cohen & Judy Collins live 1976

Collins también lo presentó en la tele. Cohen declaró que lo engañaron para que renunciara a los derechos de la canción, pero agregó que estaría mal escribir una canción que fuera tan amada y hacerse rico por ella.

Después de actuar en algunos festivales de folk, el productor de Columbia Records, John Hammond, le ofreció un contrato discográfico, que tuvo mala crítica pero se convirtió en favorito en el Reino Unido en 1968, donde estuvo más de 1 año en las listas de álbumes. Cohen apareció en BBC TV en dúo con Julie Felix.

En 1970, Cohen se presentó en el Festival de la Isla de Wight. En 1971, Robert Altman utilizó varias canciones de Cohen en su largometraje 'McCabe & Mrs. Miller', con Warren Beatty y Julie Christie. En 1972 salió de gira por Europa e Israel. Y ya no se detuvo. En 1976, Cohen ofreció 55 espectáculos, incluida su aparición en el Festival de Jazz de Montreux, sin dejar de producir discos nuevos ni crear nuevas bandas mientras escribía más poemas. Pero su famosa 'Hallelujah' recién apareció en el álbum de estudio 'Various Positions', de 1984, y lo cantó durante su gira por Europa en 1985.

La canción tuvo una repercusión inicial limitada hasta que en 1991 la cantó John Cale y apareció en la película animada 'Shrek', interpretada por Rufus Wainwright, todo relatado en el libro 'The Holy or the Broken: Leonard Cohen, Jeff Buckley y el ascenso improbable de Hallelujah', de Alan Light.

Marcia Pally

En noviembre 2021, más de 4.000 personas se inscribieron para la charla virtual del Centro Temple Emanu-el Streicker, en la que Marcia Pally presentó su nuevo libro sobre Leonard Cohen, 'From This Broken Hill I Sing to You: God, Sex, and Politics in the Work of Leonard Cohen' (Desde esta colina rota te canto: Dios, sexo y política en la obra de Leonard Cohen), para conmemorar el 5to. aniversario de su muerte, a los 82 años.

Marcia Pally recordó una frase de Cohen:

Nos convertimos en quienes somos de manera única a través de nuestras relaciones de pacto con Dios y entre nosotros. En la medida en que descartemos, abandonemos o transgredamos estos compromisos en nuestra vida personal o política, socavamos el funcionamiento del mundo. Nos convertimos en quienes somos de manera única a través de nuestras relaciones de pacto con Dios y entre nosotros. En la medida en que descartemos, abandonemos o transgredamos estos compromisos en nuestra vida personal o política, socavamos el funcionamiento del mundo.

Leonard Cohen - Hallelujah (Live In London)

Pally explicó:

"(...) Cohen sabía que era un violador del pacto por excelencia, incapaz de permanecer constante con Dios o las mujeres. “Hice una cita en el cielo”, cantó Cohen, “Oh Dios, pero lo he estado guardando en el infierno” ('Tengo un pequeño secreto', 2015). Ésta es la paradoja humana. Florecemos a través de la relación, pero rompemos la conexión con aquellos que nos hacen quienes somos.

Al hacerlo, nos quedamos colgando, como "un pájaro en un cable" tratando de ser "libres", habiendo "destrozado a todos los que se acercaron a mí" ('Bird on a Wire', 1969). Esa búsqueda de la libertad es la forma en que la traición derrota al compromiso, el interés propio oculta el cuidado y la pobreza abunda en medio de la riqueza. De esto, la humanidad es responsable. Pero para Cohen, Dios también es responsable, ya que nos creó como somos.

En 'Aleluya', Cohen se enfrenta a Dios: "Dices que tomé el nombre en vano / Ni siquiera sé el nombre / Pero si lo hice, bueno, ¿qué te importa?"

Tú, Dios, me encargas de romper el pacto y de tomar tu nombre en vano. Pero como en la tradición judía, la humanidad no puede conocer el nombre de Dios, continúa Cohen: Ni siquiera me dijiste tu nombre, entonces, ¿cuánto pacto hiciste realmente conmigo? Si rompo el pacto, es tu culpa.

Se enfrentó a Dios nuevamente al final de su vida, en 2016, 'Parecía la mejor manera'.

'Parecía la mejor manera / Cuando lo escuché hablar por primera vez / Ahora es demasiado tarde / Poner la otra mejilla.'

Cohen no puede perdonar a Dios por los fracasos del pacto de la humanidad, ya que están dentro del diseño de Dios. No puede poner la otra mejilla ni siquiera para Dios.

Pero Cohen tampoco puede dejar a Dios. En la canción principal de la misma colección, 'Lo quieres más oscuro', Cohen termina con la declaración 'Hineni': el voto hebreo de compromiso, "Aquí estoy, Dios, para ti".

Aquí es donde nos encontramos. No entendemos a Dios, pero no hay otros dioses. Hay que vivir con la paradoja del pacto no sostenido. E incluso si no llegamos a ninguna solución, debemos reconocer que la tarea humana es tratar de sostenerla, con Dios, con nuestro prójimo y con nosotros mismos. (...)".

Grammy

Cohen murió en octubre de 2016 pero ganó un premio Grammy en 2018, por la mejor interpretación de rock ('You Want It Darker', la canción principal de su último álbum).

Fue la única vez en la historia de la música popular que una canción con letra hebrea ganó un Grammy.

Leonard Cohen - You Want It Darker

La letra de la canción de Cohen proviene directamente de la liturgia judía, quien tradujo y reinterpretó las palabras de 'Kaddish', la tradicional declaración de fe judía asociada con una oración por los muertos.

Sus cantantes de respaldo son el coro de Shaar Hoshamayim, la sinagoga ortodoxa donde creció y la sinagoga donde su padre y sus tíos habían sido líderes laicos. El cantor de esa sinagoga, Gideon Zelermyer, tiene un rol destacado en la canción.

En 'Lo quieres más oscuro' se escucha:

"Están alineando a los prisioneros

Y los guardias apuntan

Luché con algunos demonios

Eran de clase media y mansos

No sabía que tenía permiso para asesinar y mutilar.

Si eres el crupier, déjame salir del juego ...

Hineni, hineni

Hineni, hineni

Estoy listo, mi señor".

Atención: "Están alineando a los prisioneros" parece referirse a la Shoah.

Los Grammy llegaron justo después del Día del Recuerdo del Holocausto.

No fue sólo el idioma hebreo lo que ganó un Grammy. Fue la experiencia histórica judía moderna.

cohen4.jpg
Leonard Cohen, final.

Leonard Cohen, final.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario