Leído

VERACRUZ

México no logra reaccionar ante la masacre de 13 adultos y 1 bebé

Dom, 21/04/2019 - 7:41am
Enviado en:
Por Urgente24

Las camionetas en las que viajaba el grupo armado que acribilló a 14 personas en un salón de fiestas en la colonia Obrera en el petrolero municipio de Minatitlán, al sur de Veracruz, aparecieron incendiadas la madrugada de este sábadon20/04, en las inmediaciones del Puente Coatzacoalcos 2. En fotografías que circularon en redes sociales, aparecen al menos tres camionetas ardiendo en su totalidad, muy cerca de dicho puente, ubicado a media hora de donde ocurrió la masacre que dejó heridas a 4 personas y privó de la vida a otras 14 y que hoy tiene enlutado al pueblo de Minatitlán.

Contenido

En el sur de la entidad veracruzana no se recuerda una balacera que haya cobrado la vida de tantos civiles.

En redes sociales, cibernautas del sur de Veracruz colocaron moños negros en sus cuentas de Facebook con la leyenda: “Minatitlán esta de luto”.

Veracruz enfrentó en enero de 2019 un incremento en los delitos de secuestro, feminicidio y abuso sexual con respecto al mismo mes del año anterior. El crecimiento en la tasa de dichos delitos en Veracruz es hasta diez veces más alta que en el resto del país.

El 13 de enero de 2019, los ciudadanos del municipio de Coatzacoalcos realizaron por segunda vez durante la administración del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, un paro de labores para protestar contra la inseguridad y la violencia en el estado.

El primer paro fue convocado luego que una empresaria que fue secuestrada en diciembre, apareció unas semanas después decapitada en vía pública con un letrero que condenaba la omisión en el pago de rescate.

Apenas hace un par de días, el gobierno federal envió refuerzos de la Policía Naval y Policía Militar a patrullar las principales cabeceras urbanas de Veracruz.

En la entidad existe una presencia tácita de seis organizaciones delincuenciales, el Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Zetas, el Grupo Sombra, Sangre Nueva Grupo Zeta y El Cártel del Siglo.

Vía twitter, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García y el Secretario de Gobierno, Eric Cisneros repudiaron los hechos y aseguraron que no se escatimarán esfuerzos para encontrar a los culpables y que no haya impunidad.

De paso, fustigaron las pocas detenciones y la tardanza en las investigaciones del fiscal general del Estado, el panista, Jorge Winckler.

En Veracruz, en lo que va de la actual administración morenista de Cuitláhuac García Jimenez más de 650 personas han sido asesinadas en los últimos 130 días.

García Jiménez ha criticado en múltiples ocasiones que desconfía plenamente del fiscal, Jorge Winckler.

Por su parte, el fiscal Winckler ha expuesto que la prevención del delito corresponde a la Secretaria de Seguridad Pública y al gobierno de Veracruz.

El próximo domingo 21/04 y lunes 22/04, el presidente, Andrés Manuel López Obrador estará de gira en Veracruz, extraoficialmente ya se filtró que el ejecutivo federal anunciará que enviará una tropa de 3.000 refuerzos federales -entre marinos y Ejército mexicano- para contener la ola de violencia en la entidad.

De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el secuestro fue el delito que aumentó en mayor proporción en el estado. Mientras que en enero de 2018 la tasa de delito por 100 mil habitantes fue 0.13, en enero de 2019 esta se elevó a 0.46. Es decir, ocurrió un incremento del 252%.

Los municipios que registraron la tasa más alta de secuestro fueron Acatlán, Tomatlán y Rafael Lucio con una tasa de 29.82, 13.63 y 12.41 secuestros por 100 mil habitantes respectivamente.

El incremento en la tasa de secuestros a nivel nacional fue del 62.10%. La tasa pasó de 0.06 en enero de 2018 a 0.10 en enero del año posterior.

Lo que ocurrió

13 personas —5 mujeres, 7 hombres y 1 menor de edad— han sido asesinadas este viernes 19/04 en un ataque que un grupo armado perpetró en una fiesta privada en Minatitlán, un municipio en el sur del Estado mexicano de Veracruz. 

1 de los 4 heridos durante la masacre ha muerto horas más tarde, de acuerdo con la prensa mexicana. 

Los hechos ocurrieron a las 21:00 en una región petrolera duramente golpeada por la delincuencia organizada. Testigos señalaron a la prensa local que unos hombres armados entraron en una fiesta privada que se llevaba a cabo en la palapa (restaurante) La Potra, ubicada en la colonia Obrera de la cabecera municipal. En el lugar había unas 50 personas, invitadas a una celebración de cumpleaños. Algunas personas bailaban al ritmo de música en vivo de un cantante local. 

Un grupo de mujeres que participaba en la fiesta relataron a medios locales que al menos seis hombres jóvenes ingresaron al local con armas de alto calibre. Los armados ordenaron a los asistentes que se tiraran al suelo y luego perpetuaron la masacre. El ataque duró al menos 20 minutos, según los testigos. 

“No dijeron nada, solo entraron y comenzaron a matar. Sentimos como que nunca iba a acabar. Fue una “roseadera” de balas. La gente ya estaba muerta y ellos seguían dándoles, incluso al bebé”, relataron. Las autoridades no han informado sobre las causas del ataque.

La información oficial cuenta que los agresores irrumpieron en el local preguntando por una transexual conocida como Beky y los asistentes intentaron impedirlo, por lo que fueron atacados a tiros. Hay además tres hombres y una mujer heridos, según un comunicado que han emitido las autoridades estatales.

Beky, quien falleció en el ataque, es señalada como propietaria de un bar ubicado en el municipio de Minatitlán, según ha informado la policía local a la agencia AFP. 

El Gobierno ha desplazado al Ejército mexicano, a la marina y a la policía estatal, quienes han montado un operativo para dar con los autores del ataque. De momento no hay ningún detenido. La ciudad de Minatitlán, donde se asienta una refinería, ha sido golpeada por la violencia en la última décaday el principal delito que se comete es el de secuestro de directivos del petróleo, doctores, maestros y ganaderos. 

Nicolás Reyes Álvarez, alcalde de la localidad, dijo que aprovechará la visita que el presidente Andrés Manuel López Obrador hará a Veracruz el domingo para solicitarle que “se incrementen de manera urgente las medidas de seguridad y de ser posible que Minatitlán sea blindada por las fuerzas federales de la Guardia Nacional”.

El Gobierno afirmó en un comunicado "que las fuerzas federales se encuentran desde el primer momento en apoyo de las instancias estatales, desplegando un operativo de búsqueda y captura de los responsables". Manuel Guzmán Susunaga, director de Seguridad Pública Municipal de Minatitlán, evitó dar declaraciones sobre los hechos, al ser cuestionado por periodistas locales, mientras que el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, dijo que la masacre no quedará en la impunidad. 

“Desde las primeras horas, sostuve reuniones con las fuerzas de Seguridad del Estado y federales, con la firme convicción de dar con los responsables y hacer prevalecer el Estado de Derecho. Estamos comprometidos en regresar la tranquilidad a los veracruzanos”, afirmó en un comunicado.

En Veracruz, según áreas de inteligencia de la Secretaría de Marina y del Ejército mexicano, se disputan el control de la zona los carteles de Los Zetas, Cartel Jalisco Nueva Generación y El Golfo. Un territorio clave en el tráfico de drogas, el huachicol o robo de combustible (la región cuenta con cuatro petroquímicas y una refinería), el tráfico de personas, el cobro ilegal a comerciantes (conocido como derecho de piso) y el secuestro en un municipio de alta producción agropecuaria, petrolera y con uno de los puertos de carga más importantes del país.

En diciembre de 2018 llegó al poder el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, de Morena, el partido en el Gobierno federal, con la promesa de disminuir en un periodo de dos años los altos niveles de violencia. Una de las primeras acciones para pacificar el Estado de Veracruz fue el reconocimiento de miles de desaparecidos, se calculan unos 5.000, y la búsqueda e identificación de desaparecidos en fosas clandestinas. "No habrá impunidad", ha escrito García en su cuenta de Twitter.